Filtrada la identidad y detalles del cura que aconsejó a Juan Ortega que no se casase

El cura que recomendó a Tamara Falcó perdonar a Íñigo Onieva, protagonista clave en la no boda de Juan Ortega
En el fotomontaje de la revista SEMANA el torero Juan Ortega y Carmen Otte
photo_camera En el fotomontaje de la revista SEMANA el torero Juan Ortega y Carmen Otte

Según recoge en exclusiva LOC, teorías, suposiciones, juicios de valor... Hay todo un universo en torno al relato de la no boda de Juan Ortega. También un hecho -revelado por ABC- que trasciende el rumor: el diestro decidió que no se casaba a partir de una conversación con un sacerdote, al que definían como "un amigo de Barcelona invitado a la boda, que le aconsejó que no pasara por el altar".

No se ha dado más detalles sobre su identidad pero LOC ha averiguado que se trata de Josep María Quintana Domínguez, un religioso que no es la primera vez que salta a los medios de comunicación.

Josep María Quintana.

De 43 años, nacido en Banyoles (una población de Girona, donde pasó su infancia), es el cura que dio la bendición a la pareja formada por Iñigo Onieva y Tamara Falcó. Quintana era el confesor y el guía de la hija de Isabel Preysler. Les aconsejó, en especial a la marquesa de Griñón, "retomar su relación, a pesar de los contratiempos surgidos". Nada que ver con la sugerencia que le hizo al diestro el pasado sábado.

INFLUENCER

El sacerdote catalán es habitual en círculos taurinos y en la jet set madrileña. Se mueve con el grupo de amigas más íntimas de Tamara Falcó, las mellizas Casilda y Ana Finat. Virtualmente es conocido por su papel en Instagram, donde realiza directos titulados "Macrofiesta del rosario". Esta forma de evangelizar se hizo popular en pandemia con su canal de Youtube ConFenados, por el que llegó a hacerse conocer como el sacerdote influencer.

En una entrevista a la cadena Cope definió las redes sociales como "una nueva manera de evangelización". Está tan unido al móvil que en la pasada Cuaresma decidió que uno de sus propósitos iba a ser el ayuno de las redes: "Consiste en que estoy, pero no enganchado".

En la misma conversación en la radio reveló que cuando entraba en Instagram intentaba que fuera para bien.. Sus palabras llegan a 38.400 seguidores. En la biografía de Instagram deja patente su lema "palante y circulando" y tiene varios destacados donde recoge sus viajes: la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Lisboa el pasado agosto, Medjugorje -conocido por la peregrinación católica-, el camino de Santiago...

Su relación con la fe empezó en el colegio. Estudió en el Bell-lloc del Pla (vinculado con el Opus Dei), más tarde se licenció en Magisterio y Pedagogía por la Universidad de Barcelona. Se especializó en Educación Física y con el tiempo le dio un sentido religioso a su preparación. Tras estudiar Teología Moral en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz de Roma hizo una tesis que aunaba todo. Su título era: 'La actividad deportiva: una reflexión antropológica, social y moral de la educación física a partir de las enseñanzas del beato Juan Pablo II'.

Comentarios