sábado 8/8/20

Las desgarradoras ultimas palabras de Álex Lequio antes de morir que ha compartido Ana Obregón

"Desde el corazón mutilado de una madre", la actriz decidía hacer público un texto que hoy toma mucha más importancia
Las desgarradoras ultimas palabras de Álex Lequio antes de morir que ha compartido Ana Obregón
Las desgarradoras ultimas palabras de Álex Lequio antes de morir que ha compartido Ana Obregón

Ana Obregón está completamente rota desde que hace dos meses su hijo Aless Lequio perdiera la batalla contra el cáncer. Desde su rincón en Palma de Mallorca donde se encuentra desde hace semanas arropada por toda su familia, la actriz ha querido compartir una carta inédita que su hijo dejó a medio hacer, un texto en el que el joven habla de esa hipotética felicidad en la que vivía hasta que le diagnosticaron cáncer y su vida dio un giro de 180º.

La presentadora ha reconocido a través de su perfil de Instagram que hace unos días se vio con fuerzas para coger su móvil y fue allí donde se encontró este bonito texto que ha decidido compartir con todos "desde el corazón mutilado de una madre" porque sabía que Aless querría haberlo hecho público.

"Me he pasado 27 años de mi vida intentando ser el mejor estudiante, graduarme en la mejor universidad , montar empresas y sentirme un cowboy del capitalismo, siempre anclado en el ‘más es mejor.’ Todo precioso y bonito hasta que un día te dan la noticia (cáncer) y no sabes cuantos meses te quedan de vida", así comienza una dura visión de cómo para Aless cambió la vida la palabra cáncer.

"En un abrir y cerrar de ojos, te das cuenta de la importancia del ‘tiempo’. Mejor aún, te das cuenta cómo y con quien quieres invertirlo", escribía a la vez que recordaba las veces que no visitó a su madre, canceló salidas con su padre o bien no jugó con su hermana pequeña. Lamentablemente, Aless no tuvo tiempo de terminar esta carta y su 'consejo' final se ha quedado a medias: "Al final solo te llevas el tiempo y el amor que has dedicado a las personas que quieres, a las qué ... ”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hace un mes encontré en tu móvil el último post que escribiste. No tuviste tiempo de terminarlo ni de subirlo. He dudado mucho si hacerlo, pero se que tú querías hacerlo. Hoy lo comparto con todos vosotros de parte de Áless desde el corazón mutilado de una madre: “El problema más grande del ser humano - y el mío hasta que me dijeron que tenía cáncer - es la manera de entender la felicidad, de ser feliz. Me he pasado 27 años de mi vida intentando ser el mejor estudiante, graduarme en la mejor universidad , montar empresas y sentirme un cowboy del capitalismo, siempre anclado en el ‘más es mejor.’ Todo precioso y bonito hasta que un día te dan la noticia y no sabes cuantos meses te quedan de vida. En un abrir y cerrar de ojos, te das cuenta de la importancia del ‘tiempo.’ Mejor aún, te das cuenta cómo y con quien quieres invertirlo. Cuantas veces no he estado con mi novia por quedarme enviando correos hasta las 3 de la mañana? Cuantas veces he ido a jugar con mi hermanita pequeña? Cuantas veces habré ido a ver a mi madre? Cuantas la he colgado? Cuantas invitaciones rechazadas al cine con mi padre? Cuantas? CUANTAS????? No soy nadie para darte un consejo pero quizás, dios no lo quiera, un día recibas una llamada del hospital después de hacerte una tac, una placa o un análisis de sangre, invitándote a cerrar una cita con urgencia. Quizás ese día se sienten 7 médicos delante de ti y ‘bum’ todas esas metas por ser un as se evaporan. Al final solo te llevas el tiempo y el amor que has dedicado a las personas que quieres, a las qué ... ” @alessandrolequiojr PDT. Mi Aless , ojalá lo hubiera leído antes de que partieras para decirte que has dado tanto amor en esta vida; a tus amigos, a tu novia, a tu familia y sobre todo a mí, que necesitaría 1 millón de vidas para agradecértelo . Tu mensaje llegará al corazón de muchas personas.#alessforever

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial) el

Lamentándose, "por no haberlo leído antes", Ana ha querido dejar claro a su hijo que a pesar de todo ese tiempo invertido en el trabajo o en los estudios todos sus familiares y amigos se sienten felices y orgullosos de haber pasado cada minuto a su lado: "Necesitaría 1 millón de vidas para agradecértelo. Tu mensaje llegará al corazón de muchas personas".

Más información en vídeos 
Comentarios