viernes 19.07.2019

Belén Esteban acaba un día después de su boda ante la Guardia Civil tras ser usurpada su identidad

La colaboradora se ha llevado un buen disgusto 24 horas después de su gran día y junto a su ya marido ha tenido que acudir a la Guardia Civil

Belén Esteban acaba un día después de su boda ante la Guardia Civil tras ser usurpada su identidad
Belén Esteban acaba un día después de su boda ante la Guardia Civil tras ser usurpada su identidad

Según recoge InformaliaBelén Esteban ha subido a su cuenta de Instagram la copia de la denuncia que ha interpuesto ante la comandancia de la Guardia Civil de Paracuellos (Madrid) "por la usurpación de mi identidad en mi teléfono", según ella misma confirma.

Belén Esteban denunciaba que le había desaparecido la aplicación de Whatsapp de su móvil minutos después de que hubiera recibido mensajes de texto, como ya adelantábamos a primera hora de este domingo. "Me han hackeado el whatsapp, si alguien recibe un mensaje mío no soy yo", advertía.

Ahora, ha sido la propia recién casada, señora de Marcos, quien ha mostrado el documento que acredita lo sucedido, posiblemente para adelantarse a la posible de aparición de fotografías o información que pudiera circular tras haner sido su móvil hackeado. Sin duda, la improbable pero no descartable publicación de esas imágenes podría comprometer la exclusiva firmada con Hola, donde se podrá ver el vestido de novia y el reportaje gráfico del enlace, blindado para justificar el escandaloso caché cobrado por la Esteban, y que ronda los 90.000 euros, según ha podido saber Informalia. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Interpuesta denuncia ante la Guardia Civil por la usurpación de mi identidad en mi tlf.

Una publicación compartida de Belén Esteban (@belenestebanmenendez) el

Como publicamos en exclusiva, Belén Esteban llevaba más de un mes tratando de llegar a un acuerdo a través de sus representantes para obtener cien mil euros por la exclusiva de su boda con el citado semanario. Mientras ella negaba tajantemente y mirando a cámara en platós de televisión que fuera a vender su boda, en Informalia dimos cuenta del tejemaneje que se traía, ocultando al principio incluso al novio, hoy su marido, que estaba negociando. Cuando Miguel Marcos supo que su pareja estaba mintiéndole a él y a toda España, "hubo tensiones", según fuentes de toda solvencia. Pero entonces Belén Esteban le espetó la famosa frase que ya se ha publicado: "Son cien mil euros, ¿entiendes?",tal y como nos confirman a este portal personas conocedoras de lo sucedido. 

Tampoco su hija supo de las conversaciones con la revista hasta que se había firmado el contrato, que probablemente asume que no salga el novio en las fotos de la exclusiva y tal vez tampoco Andreíta Janeiro.

Por supuesto, en el entorno de la Esteban nos niegan que haya habido roces prematrimoniales por este asunto, pero ya sabemos que a Belén no le tiembla la voz a la hora de mentir ni la mano a la hora de cobrar. La explicación de la ex deJesulín de Ubrique es simple: "Vendo la boda porque me da la gana y porque he cambiado de opinión", dijo, además de matizar que le hacía ilusión salir en el Hola. Lo importante es que Belén y Miguel sean felices por los años de los años. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

😡😡😡😡

Una publicación compartida de Belén Esteban (@belenestebanmenendez) el

Más información en vídeos 
Comentarios