A la luz los audios de Edwin antes de ser asesinado y los de Daniel Sancho tras ello

El chef, hijo de Rodolfo Sancho, confesó tras el crimen: "Mi vida se ha acabado"
Seis meses de encuentros entre Daniel Sancho y Edwin Arrieta: el secreto que guardaban
photo_camera A la luz los audios de Edwin antes de ser asesinado y los de Daniel Sancho tras ello

Según recoge SEMANAEdwin Arrieta estaba todo el tiempo pendiente de su familia. Fue precisamente su continúa comunicación la que hizo saltar todas las alarmas y la que provocó que su hermana Darlin pidiera a Daniel Sancho que fuera a comisaría. Días en los que vivieron con tremendo miedo e incertidumbre que el cirujano colombiano estuviera desaparecido. Estaban a miles de kilómetros y no tenían ninguna noticia al respecto. Algo que les extrañó mucho teniendo en cuenta que Edwin hablaba con su círculo más directo en todo momento, tal y como reflejan los audios que acaban de ver la luz.

Los audios, que han sido destapados por Darlin antes de su primera entrevista en España, dejan ver a Edwin relajado. Entonces nada hacía presagiar su trágico final en Tailandia. Poco antes de aterrizar con el país asiático charló con su padre a través de WhatsApp, con quien durante varios días se intercambió audios hasta que el día 2 de agosto dejó de contestar. Y es que para ese momento ya estaba muerto.

"Papi yo llegué anoche, hora de allá once y media de la noche a Madrid. ¿oíste? Ya voy saliendo para Dubái en tres horas", escribió Edwin a su progenitor el lunes 31, solo dos días antes de su asesinato. Horas después su padre le respondió aliviado: "Buenos días, hijo. Gloria a Dios. Tu mami todavía está durmiendo. Bueno, mi hijo, que te vaya súper bien. ¿Oíste? Que Dios me lo bendiga siempre. Cuídese". Palabras y deseos a los que el cirujano respondió con un escueto "descansen" y que se han emitido en exclusiva en 'Mañaneros', espacio de Televisión Española.

En el mismo día en el que se reencontró con Daniel Sancho volvió a escribir a su padre. Fue una vez había aterrizado en el aeropuerto de Bangkok, instante en el que quiso dar señales a su familia de que todo marchaba según lo previsto. "Ajá, papi. ¿bien y tú? Ya estoy en Tailandia. Acá son las seis de la tarde ¿Cómo amanecieron ustedes?, ¿Y mami?", decía Edwin en un audio en el que se intuía que estaba feliz. Es al día siguiente cuando su padre vuelve a escribir de nuevo a su hijo para interesarse por sus planes en el país, audio en el que volvió a pedir por él una vez más. "Le digo a mi Diosito que te cuide y te proteja donde quiera que vayas", repitió. Sin embargo, jamás volvió a responder a nadie, tampoco a conectarse a su teléfono móvil.

La confesión de Daniel Sancho

Además, según recoge el HuffPost, todavía quedan incógnitas por resolver y testigos con respecto al supuesto crimen de Daniel Sancho al cirujano colombiano Edwin Arrieta, por lo que la policía continúa con la investigación antes de conocer la fecha del juicio. Aunque Sancho ahora ha vivido un último contratiempo al quedarse sin abogado. 

A través de programa como Y ahora Sonsoles (Antena 3), también se van conociendo cada vez más detalles de la noche de autos y los días posteriores, como ocurrió con la reconstrucción del crimen.

Este lunes, en el formato de Antena 3 han contado por primera vez con el testimonio de la mujer con la que Sancho se reunió tras cometer el crimen. Según ha contado la joven, que ha permanecido anónima en todo momento y ocultando su rostro, Sancho le dijo que había acudido al país para practicar boxeo tailandés.

"Me dijo que vino por el boxeo tailandés y quería practicarlo todos los días, y con el corte en el dedo que se hizo abriendo cocos no iba a poder", recordó. Sin embargo, cuando le preguntó por las heridas, fruto del forcejeo con Arrieta y que la policía consideró sospechosas en comisaria, le dijo que fue "abriendo un coco".

El día que se reunió con ella, le contó que había salido temprano con el kayak, que utilizó supuestamente para repartir partes del cuerpo de Arrieta por el mar. "Él me dijo que no había dormido ese día porque estaba escribiendo un email, y al día siguiente se fue con el kayak al amanecer y me enseñó una foto del amanecer", señaló.

Sancho también le comentó a esta mujer que pretendía asistir a la Fiesta de la Luna Llena con otra amiga, aunque la mujer se dio cuenta de que no lo hizo al escribirle a esta otra joven para conocer cómo lo habían pasado. "Ella me escribió que estaba preocupada por Daniel y que él estaba en la comisaría y que no le contestaba. Me preguntó si podía ir allí y ver cómo se encontraba", añadió.

"Así que contacté con él por Instagram y le pregunté si estaba bien, y después él me contestó que estaba bien, que estaba vivo, pero que su vida había acabado", recordó. Además, esta segunda mujer con la que iba a asistir en la fiesta le contó que cuando iban en moto al evento, Sancho pidió parar en comisaría para denunciar la desaparición de un amigo. Fue entonces cuando se quedó retenido allí.

A pesar de que la joven dijo estar en "shock por muchos días" al enterarse de la noticia porque "nunca había conocido a un sociópata", no cree que Sancho sea "peligroso". "Por lo que he leído, él estaba muy estresado, y a veces la gente bajo estrés se siente arrinconada y puede hacer cosas", añadió además de asegurar que "él es muy dulce y amable y delicado. No puedes tenerle miedo". 

Comentarios