sábado 04.07.2020

"Solo pudo morir asesinado": Raquel Sánchez Silva recibe un duro golpe en el caso de su marido

Aunque la tercera autopsia determinó que fue un suicidio, el expolicía Óscar Tarruella coincide con su colega Lluís Duque: alguien mató al marido de Raquel Sánchez Silva
"Solo pudo morir asesinado": Raquel Sánchez Silva recibe un duro golpe en el caso de su marido
"Solo pudo morir asesinado": Raquel Sánchez Silva recibe un duro golpe en el caso de su marido

Según recoge La Vanguardia, Óscar Tarruella conocía el caso de Mario Biondo por la prensa, como tantas otras personas. Quienes levantan una ceja ante un posible enigma, permanecen más atentos a las incongruencias de las explicaciones al uso. Quienes son consumidores urgentes de titulares llamativos, pasan a otra cosa. Tarruella pertenece al primer grupo por motivos personales: licenciado en Criminología, ha sido agente del cuerpo de Mossos d’Esquadra, le apasiona la investigación de campo avanzada y es experto en trazar perfiles criminalísticos.

La trayectoria de nuestro entrevistado no solo le ha hecho merecedor de varios reconocimientos oficiales, también del Ejército, sino que le ha permitido ser instructor en la academia de seguridad de Catalunya durante dos promociones de Mossos, policía local y Guàrdia Urbana. También contribuyó a formar a la Policía Portuaria de Barcelona y de Tarragona. 

Tarruella dio con la muerte de Mario Biondo de modo casual vio tantas incoherencias en su explicación oficial que decidió zambullirse en el caso. Antes que él, su colega de profesión Lluís Duque llegó a las mismas conclusiones: Mario solo pudo morir asesinado. Con esta nueva investigación ya son dos los expertos españoles que refuerzan la única hipótesis que la familia del malogrado cámara admite como explicación a su muerte: a Mario lo asesinaron el 30 de mayo de 2013.

¿Cómo conociste el caso Biondo y por qué te interesó particularmente? 

El mismo día que inauguré mi canal de Youtube, un suscriptor me sugirió investigar el caso. Me resultó curioso, porque siempre pensé que me hubiera gustado investigarlo. Así que envié mi CV profesional a la familia, diciéndoles con mucho respeto que me gustaría investigar el caso y publicar mis conclusiones en mi canal. La respuesta fue inmediata, enseguida me enviaron toda la documentación sobre el sumario.

¿Qué crees que ocurrió realmente aquella madrugada del 30 de mayo? 

Basándome siempre en los indicios y pruebas criminalísticas, estoy convencido de Mario fue asesinado. La premeditación aún no se puede demostrar, pero no me cabe duda de que se trata de un homicidio doloso. Presuntamente debía tratarse de alguien con acceso a las llaves del domicilio y conocido por Mario (probablemente dos personas). Entraron pasadas las 00:06 horas del 30 de mayo de 2013 e iniciaron una conversación con él. Acto seguido, alguien que previamente desconectó los cables del televisor, se acercó por su espalda, y de forma sorpresiva, pasó uno de los cables alrededor de su cuello y realizando una tracción bidireccional con el mismo, le hizo una estrangulación completa. Mario debió tratar de resistirse, pero una segunda persona presuntamente trató de ayudar al primero a sofocar la respiración de Mario, usando probablemente el cojín que se halló posteriormente en el suelo. 

¿En qué basas tal aseveración? 

Los golpes en la parte izquierda de su cabeza y el coágulo encontrado en su cerebro en la segunda autopsia podrían haber ocurrido perfectamente al arrastrar el cuerpo durante la estrangulación, golpeándose, por ejemplo, con la mesa del comedor, que tiene esquinas redondeadas, las cuales no dejaría corte alguno sobre cara y cuero cabelludo. En el capítulo 3 de mi canal analizo con detalle las pruebas que apuntan claramente hacía esta tesis. Es inconcebible que los forenses no lo expusieran en sus informes.

En un primer momento llegó a la prensa información privada de Mario de todo tipo, incluso qué hizo aquella noche, como acudir a un club de alterne. ¿Quién y por qué tendría interés en filtrar tales datos? 

En una de las declaraciones ante la fiscalía italiana de su viuda, la presentadora Raquel Sánchez Silva, reconoce que es ella quien comenta a la Policía esa información con el objetivo de ayudar, pero en su declaración oficial, la que hizo ante los agentes en un primer momento, no consta nada al respecto. ¿Quién lo filtró a la prensa? Lo desconozco, pero la motivación podría ser la de dibujar un perfil de Mario adicto a las drogas y/o las mujeres y así desviar la atención.

¿Qué papel crees que juega el primo de Raquel en esta historia? 

Como se colige de las declaraciones tanto de Raquel como de su primo ante la fiscalía italiana, ambos accedieron al portátil de Mario. En su declaración del 13 de Junio de 2014, Raquel manifiesta que solo ella accedió al portátil de Mario y que simplemente borró fotos suyas antes de entregarlo a la familia del fallecido, pero en la declaración del 18 de enero de 2016, tanto Raquel como su primo, que es ingeniero informático, reconocen haber borrado fotos y vídeos del mismo. Los fiscales italianos preguntan a su primo si él cambió la contraseña del portátil a las 14:41 del 31 de mayo de 2013 cuando Raquel y la familia de Mario se encontraban en el Instituto Anatómico Forense. Él responde que eso es imposible porque estaba con ellos y que podía demostrarse porque firmó el documento de entrega de objetos personales del difunto en el mismo Anatómico. Tal extremo se ha demostrado que es falso, ya que el documento fue firmado solamente por Raquel.

¿Y en cuanto al espionaje de ese portátil, asunto que abordamos en este diario? 

El primo de Raquel reconoce que el 14 de junio de 2013 instaló un software de control remoto en el portátil de Mario, pero cuando es preguntado por una serie de conexiones wifi al portátil desde su propio domicilio en Plasencia (Cáceres), responde que no se acuerda de que él lo hiciera.

Sigue leyendo esta entrevista completa en La Vanguardia

Más información en vídeos 
Comentarios