A la luz lo jamás contado sobre la adopción de Gloria Camila, la hija de Rocío Jurado

Una adopción que le ha causado muchos problemas a la hija de la cantante y Ortega Cano y hermana de Rocío Carrasco
En imágenes de archivo Rocío Carrasco, Rocío Jurado y Gloria Camila
photo_camera En imágenes de archivo Rocío Carrasco, Rocío Jurado y Gloria Camila

Según recoge SEMANAGloria Camila lo ha pasado realmente mal durante años por ser adoptada. De hecho, muchas personas han utilizado esto para atacarla en las redes sociales, algo que le ha llevado incluso a acudir a terapia para superarlo. Ahora se ha visto con las fuerzas suficientes para tratar este tema. "Creo que es un tema bastante interesante y es tabú. A mí me ha costado hablar de esto. Es de lo que más hablo en terapia. Hasta que no empecé en terapia seria, no entendía qué me pasaba, o esa sensibilidad que tenía. Llevo mucho tiempo sufriendo sobre esto. Siempre se me está criticando por la adopción. Siempre se ha pintado como algo malo, negativo, pero yo lo veo como algo positivo, ha empezado diciendo la joven.

Además, va más allá y reconoce que no sabe bien cómo llegó al orfanato al que acudieron Rocío Jurado y Ortega Cano a recogerlos para darles una vida nueva. "Yo no sé por qué estamos en un orfanato, por qué estábamos en adopción. La gente como yo que hemos vivido en un orfanato y viene una familia que nos quiere dar cariño, cobijo... Cuando nos adoptan nosotros lo vemos como algo positivo porque es como una nueva vida", reconoce Gloria Camila feliz y orgullosa por la oportunidad que le dieron cuando era apenas una niña.

Nunca ha tenido interés en conocer a su familia biológica

Rocío Jurado y Ortega Cano en una foto de 2002

Y es que está muy agradecida: "Estoy súper agradecida de tener la familia que tengo, de ser adoptada. Para nosotros fue como una luz nueva. Pasamos de un orfanato a tener una familia que era una gran familia. Estamos muy agradecidos". Esto le lleva a tener una cosa muy clara. Y es que nunca se ha planteado conocer a su familia biológica: "Nunca me he planteado conocer a mi familia biológica. No me he lo planteado nunca porque para mí mi única familia es la que me ha querido y cuidado". 

Gloria Camilia se enteró de que era adoptada por el colegio, no por sus padres

Gloria Camila fue adoptada con apenas tres años. Su hermano, José Fernando tenía seis. Aunque con el paso de los años podría haber tenido una conversación con sus padres sobre su pasado, nunca la tuvo. De hecho, no se enteró por su familia de que era adoptada y así lo reconoce: "Nunca he hablado de este tema con mis padres. Yo no me entero por mi familia que soy adoptada, me entero por el colegio. Me entero por el colegio, no hablo con mis padres de estos temas". 

Rocío Jurado y Gloria Camila durante El Rocío en 2004

Esto le ha llevado a recordar a una persona importante en su vida. Se trata de Carmen Ruano, que ejercía no solo de mano derecha de Rocío Jurado, también de cuidadora de Gloria Camila y José Fernando. "Hay una persona muy importante en nuestras vidas que se llama Carmen Ruano, que por desgracia ya no está en este mundo. Ella era maravillosa. La adorábamos muchísimo. Ella nos enseñó a sumar, a restar, los colores... Nosotros íbamos más atrasados en ese sentido. Era la mejor amiga de mi madre. Ella dormía conmigo muchas noches. Era la mano derecha de mi madre, nos cuidaba todo el rato. ", ha empezado diciendo.

Pero no solo ejercía como ayudante de la enseñanza, también escuchaba a los niños sobre aspectos más personales: "Con ella hablaba de temas que me llamaban la atención. Le preguntaba cosas y hablaba con ella si tenía un mal día. Tenía una confianza con ella increíble. Ella me enseñó todo. Mis inquietudes sobre la adopción se las preguntaba a ella", ha continuado.

Padece el trauma de abandono

Durante una entrevista que ofreció a Bertín Osborne, Gloria Camila dijo que 'cuando mi madre falleció no me snetó como tal'. Esas palabras hicieron que fuera muy criticada. Ahora ha querido desvelar que no quiso decir lo que todo el mundo interpretó: "La gente me criticó muchísimo. Yo me refería a que cuando empiezo en terapia disocio muchas cosas. Mi cerebro quita cosas que cree que no te convienen. Yo no es que no lo haya vivido, lo sufrí muchísimo su muerte. El día que me lo dijeron lloré muchísimo. Mi cerebro disoció ese dolor e intenté no asimilarlo, no tenerlo en cuenta".

Este fue uno de los motivos que le llevaron a dar el paso de acudir a terapia: "Yo tengo el trauma de abandono. Cuando mi hermana hizo la docuserie la gente volvió a agrandar el tema adopción. La gente aprovechó esto para machacarme, hacerme de menos por ser adoptada. Todo ese machaque cuando alguien no lo ha trabajado, se le ha hecho un mundo. Cuando hablaba con la psicóloga me decía que tenía el trauma de abandono. Tengo que recordar vivencias del pasado y las fotos me ayudan a recordar", ha reconocido intentando aclarar muchas de las polémicas.

Comentarios