El infierno de Carlos Baute con una fan: "Mi mujer la ha visto en el colegio de mis hijos"

El acoso al cantante y a su familia continúa pese a la orden de alejamiento
Carlos Baute recibe una 'somanta de palos' tras cargar contra el Gobierno de Pedro Sánchez
photo_camera El infierno de Carlos Baute con una fan: "Mi mujer la ha visto en el colegio de mis hijos"

Según recoge ABC, hace ahora justo una semana, el pasado jueves 31 de marzo, el cantante Carlos Baute (48 años) consiguió que el juez le otorgara una orden de alejamiento contra una fan que, casi a diario, le esperaba a la salida de su casa para seguirle allá donde fuera.

El cantante venezolano estuvo cerca de tres horas (desde las once y media de la mañana hasta las dos y media del mediodía) declarando en los juzgados de Móstoles para lograr la orden de alejamiento contra su fan. «Llegó un momento en el que el cantante sintió que podría sufrir algún peligro físico», declaró Paloma García-Pelayo en el programa 'Madrid Directo Flash' de Telemadrid, después de haberse puesto en contacto con una persona cercana al entorno del cantante.

«Ahora está tranquilo», añadió.

Un alivio que solo le ha durado unos días pues al parecer la mujer no ha cumplido con la orden de alejamiento y sigue acosando al artista y su familia. «Es una situación muy lamentable. En algún momento ya lo había vivido en Venezuela y no me había vuelto a pasar, pero ha ocurrido de nuevo. Estoy muy preocupado», ha declarado esta mañana en el programa 'Socios del espectáculo'. «Justo me acaban de llamar del colegio. No está cerca de casa, está por la escuela de los niños. Estoy muy preocupado porque yo respeto a los fans pero de verdad que hay un límite», ha declarado asegurando que tras este nuevo episodio su esposa, Astrid Klisans, y sus hijos tienen mucho miedo y que la jueza le ha dicho que si la mujer se llega a acercar en algún momento, la Guardia Civil se la llevaría detenida.

Baute ha querido dejar claro en todo momento que él «ama, quiere y respeta» a todos sus seguidores, sin embargo «lamentablemente hay límites y de verdad estoy muy intranquilo porque me acaba de llamar mi mujer que la ha vuelto a ver otra vez», ha añadido visiblemente agobiado. De hecho, ha recordado que en numerosas ocasiones habla con ellos e incluso queda para comer. «Con ella en particular no y la última vez que hicimos una cena con todas ellas fue en diciembre del año pasado en Torrevieja, y entre todas pues estaba allí, lo pone en la denuncia. Nada más. Además, mi abogado me ha dicho que no puedo comentar nada más».

Comentarios