Begoña Gómez, la esposa de Pedro Sánchez, termina las vacaciones en urgencias

La pareja del presidente del Gobierno en un hospital de Lanzarote
Begoña Gómez, la esposa de Pedro Sánchez, termina las vacaciones en urgencias
photo_camera Begoña Gómez, la esposa de Pedro Sánchez, termina las vacaciones en urgencias

Según recoge Informalia, hace algo más de dos semanas que la primera dama, su marido y sus dos hijas llegaron a La Mareta, la residencia veraniega de la que todo presidente de Gobierno puede disfrutar durante su legislatura. Está en Lanzarote, en la zona de Teguise y cuenta con unas espectaculares vistas al acantilado, algo de lo que Begoña Gómez estará agradecida. ¿El motivo? La esposa de Pedro Sánchez tuvo que asistir al servicio de urgencias del hospital universitario Doctor José Molina Orosa el pasado lunes por una lesión en un pie.

Según Diego Arrabal, la cosa no pintaba bien para la empresaria: "No quiero entrar en detalles pero digamos que acudió por un problema de huesos. Vacaciones, sangría, se lo pasa bien y pueden pasar cosas. El traspié de Begoña, podríamos decir", ha dicho en su canal de Youtube. El paparazzo afirma, además, que la visita de Begoña causó un gran revuelo por la cantidad de escoltas que la acompañaban: "El hospital estaba tomado por policías de paisano y no paisano. Una cosa excesiva", ha dicho.

El presidente y su familia llegaron a Lanzarote hace casi tres semanas dispuestos a disfrutar de sus vacaciones de verano en compañía de sus hijas, Ainhoa (17) y Carlota (15), y su perra Turca. La Mareta es una residencia que el Rey Hussein de Jordania le regaló al rey Juan Carlos, quien se la cedió al Estado. El edificio reproduce la arquitectura tradicional de las islas Canarias, de estilo colonial, con paredes blancas y numerosos balcones. El lujoso complejo tiene acceso directo al mar. En sus 30.000 metros cuadrados hay 10 bungalows, de una y dos plantas de altura. El principal tiene dos dormitorios, dos baños, piscina privada y distintas terrazas. Se estima que su mantenimiento cuesta 10.000 euros al mes.

Estaba previsto que el presidente y su familia terminaran sus vacaciones de agosto en Doñana, en la residencia Las Marismillas. Situado en el corazón del coto de Doñana, el palacio está construido en estilo colonial inglés en el año 1912, está situada en el extremo sur del parque nacional y cuenta con casi 11.000 hectáreas de finca y varios kilómetros de playa virgen. Veremos si la lesión de Begoña les permite cumplir con su agenda estival.

Comentarios