Fomentarán la cultura del vino con catas y formación para el alumnado de la UCLM

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha pedido “avanzar en el orgullo de lo propio, presumiendo del excelente vino que tenemos en Castilla-La Mancha”
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha firmado un convenio en materia de vino con el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Julián Garde
photo_camera El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha firmado un convenio en materia de vino con el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Julián Garde

La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural y la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), en colaboración con la Fundación Tierra de Viñedos, han firmado un nuevo convenio para promocionar la cultura del vino entre los universitarios.

Se hará a través de catas y actividades formativas, acercando a los estudiantes de manera práctica y teórica al mundo vitivinícola, conociendo las diversas variedades que se cultivan en la región, así como las diferentes zonas de viñedo.

"Tenemos un vino excelente, contamos con nueve Denominaciones de Origen, más de 80.000 propietarios de viñedo y cerca de 600 bodegas y cooperativas. Somos la región del mundo donde más viñedo y vino hay y tenemos que reivindicarlo", ha destacado el consejero, Francisco Martínez Arroyo, recordando la aprobación de la Ley de la Viña y el Vino, "una ley que nunca debimos perder".

TITULACIONES A LAS QUE VA DIRIGIDO

Como ha explicado el rector de la universidad, Julián Garde, el convenio estará dirigido a las titulaciones de Ingeniería Agrónoma, Biotecnología, Enología, la Facultad de Ciencias Químicas, Economía, Marketing y Dirección y Administración de Empresas.

Así, se aumentará el número de catas realizadas durante el año 2022, pasando de tres a 10, con la posibilidad de ampliar el convenio de cara al futuro.

Del mismo lado, se realizarán catas fuera del ámbito universitario, con el fin de llevar esta cultura del vino a todos los castellanomanchegos.

Además, desde la Fundación han trabajado de manera conjunta con los restaurantes más turísticos de las cinco capitales, así como de Talavera de la Reina y Puertollano, para que incluyan en sus cartas los vinos Denominación de Origen de la región.

"De esta manera conseguimos que cuando la gente venga a visitarnos pueda encontrar y consumir el vino de nuestra tierra", ha añadido Martínez Arroyo.

Por su parte, la directora de la Fundación, Diana Granados, ha recordado el objetivo del convenio, "transmitir a los más jóvenes la importancia del vino en la región, tanto para la economía como para el medio rural, así como la promoción de su consumo moderado y responsable".

FUNDACIÓN TIERRA DE VIÑEDOS

La Fundación Tierra de Viñedos, que está constituida por el Gobierno regional, las organizaciones profesionales agrarias, cooperativas agroalimentarias y empresas y asociaciones vitivinícolas, trabaja para apoyar a todo el sector del vino.

En 2022, ha realizado un total de 20 catas didácticas en otros tantos municipios de la región en las que han participado cerca de 2.000 personas, descubriendo los vinos de las nueve denominaciones de origen de Castilla-La Mancha y aprendiendo acerca de ellas.

Se han invertido 420.000 euros tanto en estas catas como en actividades formativas dirigidas al alumnado de las escuelas de Hostelería, como del colectivo hostelero, para que, cuando alguien vaya a comer a un restaurante de Castilla-La Mancha “encuentre vinos de nuestra tierra y se los ofrezcamos”, ha explicado el consejero.

También, se ha realizado promoción en medios de comunicación dirigida a destacar la importancia del sector vitivinícola y de sus denominaciones de origen, y “el trabajo es seguir creciendo”. De hecho, la Fundación Tierra de Viñedos va a realizar consultoría vitivinícola para asesorar a figuras de calidad y empresas del sector que quieran promocionar sus vinos fuera de Castilla-La Mancha. Un gran cambio respecto a 2015, cuando lo que había era “una fundación quebrada”, ha concluido Martínez Arroyo.

Comentarios