Instan a hacer 'mejor vino' y señalan la 'pobre' presencia de CLM en EEUU

El periodista y viticultor, Víctor de la Serna, ha explicado que las variedades de uva que se cultivan en Castilla-La Mancha no son las que interesan en Estados Unidos, que quiere las internacionales cabernet o merlot

El consultor experto en el mercado alemán y habitual colaborador del ICEX, David Schwarzwalder, en un momento de su intervención en la I Cumbre Internacional del Vino
photo_camera El consultor experto en el mercado alemán y habitual colaborador del ICEX, David Schwarzwalder, en un momento de su intervención en la I Cumbre Internacional del Vino

El vino español se ha convertido en una "dura competencia" para los caldos franceses e italianos en Alemania, pero aún tiene una representación pequeña en Estados Unidos y sus variedades de uva, como tempranillo y garnacha, son poco conocidas en Reino Unido.

Estas son algunas conclusiones de las ponencias que se desarrolló este viernes en la I Cumbre Internacional del Vino que se celebra en Toledo.

El periodista y viticultor, Víctor de la Serna ha explicado la "pobre" representación de Castilla-La Mancha en el mercado estadounidense teniendo en cuenta que las variedades de esta región no son las que interesan en aquel mercado, que quiere las internacionales cabernet o merlot.

Según los datos que ha ofrecido, España vende a Estados Unidos 50 millones de botellas al año, que son unos 40 millones de litros de vino.

Estados Unidos busca vinos con personalidad propia, según De la Serna quien subrayó que un problema del vino castellano-manchego es el escaso número de viticultores que a la vez son elaboradores y embotelladores, ya que la mayoría vende a cooperativas o bodegas.

En cuanto a Reino Unido, que compra a España el 35 % del vino espumoso que consume, el experto y consultor Tim Atkin ha destacado el escaso conocimiento que hay de las variedades de uva españolas como tempranillo o garnacha pese a que son "magníficas", concretó.

Instó a "hacer mejor vino" para vender más y resaltó la buena relación calidad precio en los caldos españoles, pero también ha subrayado que el mercado inglés es exigente y competitivo. 

Presencia en Alemania

El consultor experto en el mercado alemán y habitual colaborador del ICEX, David Schwarzwalder, explicó que Alemania es el primer consumidor mundial de vinos espumosos y el cuarto consumidor de vino en cifras globales y ha resaltado la "insuperable" relación calidad precio de los vinos castellanomanchegos, "admitido incluso por la competencia", aseguró.

Schwarzwalder insistió en que España se ha convertido en "una competencia durísima" para los vinos italianos y franceses en Alemania, un país de 85 millones de habitantes con buenas perspectivas económicas ya que "crecerá sin cesar" hasta 2019, algunos años por encima del 2 %.

Alemania consume 21 millones de hectolitros de vino, de los que exporta 15 millones. Pero también produce vino, unos 9 millones de hectolitros, y exporta unos 4 millones, no solo de su vino sino de los que recibe a granel y embotella para reenviar a terceros países.

Según Schwarzwalder, las exportaciones de vino español han crecido en volumen y valor en los últimos años y ya se han convertido en "una competencia durísima" para los caldos italianos y franceses.

Por su parte, el presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha y de la sectorial nacional del vino, Ángel Villafranca, destacó que del vino exportado por España a Alemania, el 65 % está embotellado, el 15 % son espumosos y entre el 20 y el 25 % es granel.

Villafranca precisó que el cliente alemán da fiabilidad, confianza y tranquilidad pero es exigente y quiere eficacia en la calidad y en los tiempos de entrega, algo que el exportador debe tener en cuenta.

Comentarios