miércoles 03.06.2020

Sindicatos piden a los centros de atención telefónica que faciliten el teletrabajo

Señalan que algunas de las plantillas que atienden tareas consideradas esenciales mantienen el trabajo presencial mientras que las demás están ya teletrabajando
Sindicatos piden a los centros de atención telefónica que faciliten el teletrabajo
Sindicatos piden a los centros de atención telefónica que faciliten el teletrabajo

El sindicato CCOO ha pedido a los centros de atención telefónica de Castilla-La Mancha que faciliten a sus empleados los medios precisos para teletrabajar.

CCOO, en un comunicado, ha señalado que algunas de las plantillas que atienden tareas consideradas esenciales mantienen el trabajo presencial mientras que las demás están ya teletrabajando, pero en muchos casos los trabajadores tienen que aportar su propio ordenador, datos e incluso el programa o aplicación que usan en sus respectivas empresas.

El sindicato ha indicado que un centro de atención telefónica no es un servicio esencial por sí mismo, pero sí lo son algunos de los servicios que prestan para las administraciones públicas y para determinadas empresas que, según el Real Decreto 10/2020 son esenciales.

Sólo en estos casos está permitido el trabajo presencial, si bien CCOO considera que estas tareas auxiliares de trabajos esenciales deben en la medida de lo posible prestarse en modo teletrabajo, priorizando así la seguridad de las plantillas.

El mayor centro de llamadas de la región, el de Jazzplat en Guadalajara, que emplea más de 1.200 personas, ya implantó el teletrabajo hace dos semanas y facilitó a toda su plantilla tanto ordenadores como datos, y su aplicación para atender las tareas desde casa.

El de Atento en Toledo, con unas 500 personas en plantilla, tuvo graves complicaciones en un inicio, e incluso se requirió la presencia de la Inspección de Trabajo y de la Policía Nacional; pero se han ido solucionando, ha explicado CCOO.

Además de asegurar el distanciamiento personal, la desinfección de áreas de trabajo y la disponibilidad de gel desinfectante -las recomendaciones pautadas por la Inspección de Trabajo-, Atento trató de reducir el trabajo presencial en la planta de Toledo; y la semana pasada aproximadamente la mitad de la plantilla empezó a teletrabajar.

La empresa no les facilitó ordenadores, que cada cual se tuvo que buscar por su cuenta; ni tampoco datos ni la aplicación imprescindible para realizar sus funciones, además, el servidor se cayó por sobrecarga y una parte de los que empezaron a teletrabajar han tenido que regresar al centro de trabajo hasta que se subsanen las deficiencias en el servidor de datos, ha indicado el sindicato.

Por su parte, la sección sindical de UGT en el centro de Atento Toledo ha avisado a la empresa de la posibilidad de utilizar el derecho reconocido en el artículo 21 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales para paralizar la actividad si continúa exponiendo a la plantilla a un riesgo innecesario de contagio por COVID-19.

La secretaria del Comité de Empresa, Leticia Jiménez, ha explicado que los trabajadores pueden negarse a ir a trabajar si se presenta un riesgo grave e inminente de daño grave para la salud, algo que, según UGT, "sucederá con seguridad si la empresa sigue exigiendo a más trabajadores volver al centro de trabajo por la ineficacia del sistema de teletrabajo".

Para UGT la solución pasa por mantener unos servicios mínimos a través del teletrabajo que sí está funcionando, como lo están haciendo en el resto de provincias en las que Atento tiene sus centros.

Por su parte, CCOO ha informado de que Digitex, ubicado en Talavera de la Reina, tiene unas 300 personas en plantilla, de las cuales aproximadamente 260 están teletrabajando, algunas con equipos facilitados por la empresa y otras con medios personales, y el resto de la plantilla está con excedencias o bajas.

Peor, según CCOO, es la situación en la empresa Accepta Servicios Integrales, de Albacete, que ha enviado a teletrabajar a las 175 personas que tiene empleadas, pero no les ha facilitado ningún medio, tienen que utilizar sus propios ordenadores, teléfonos y datos y hay algunos trabajadores que no tienen esos medios y de momento están en un limbo laboral.

Respecto al 112, con dos centros de trabajo en Toledo -uno junto a la plaza de toros y otro en la carretera de Madrid, con unas 40 personas en cada uno de ellos-, atiende emergencias, urgencias, información de utilidad pública programada y, ahora, con una línea 900 dedicada íntegramente a llamadas sobre coronavirus.

Más información en vídeos 
Comentarios