domingo 29/11/20

Merkel y Macron plantean un fondo de recuperación de 500.000 millones sólo en transferencias

- España ve un paso en la buena dirección el fondo de 500.000 millones propuesto por Francia y Alemania.

- Macron duda de que la cuarentena impuesta por España sea la medida "más eficaz, ni la más realista".

Merkel y Macron plantean un fondo de recuperación de 500.000 millones sólo en transferencias
Merkel y Macron plantean un fondo de recuperación de 500.000 millones sólo en transferencias

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, han propuesto este lunes la puesta en marcha de un fondo de recuperación de la economía europea de 500.000 millones de euros destinado a los países y los sectores más golpeados por la pandemia de Covid-19 a través únicamente de transferencias presupuestarias.

Así lo han anunciado los dos mandatarios europeos en una rueda de prensa tras una videoconferencia que han mantenido con el objetivo de anunciar después una iniciativa conjunta para el plan de relanzamiento económico de la UE tras la crisis.

"Queremos un fondo que estará limitado en el tiempo de 500.000 millones de euros, no se trataría de créditos sino de gastos presupuestarios destinados a los sectores y regiones más golpeados por la Covid-19", ha subrayado Merkel. "Es necesario un esfuerzo colosal y Francia y Alemania están dispuestos a hacerlo", ha señalado.

"La crisis que vivimos es inédita y requiere y nos impone una respuesta que, para ser eficaz, debe ser colectiva y, en primer lugar, europea". "El virus no conoce fronteras y ha golpeado a toda Europa", ha expresado posteriormente Macron.

La propuesta franco-alemana para crear un fondo de 500.000 millones de euros se queda lejos del plan de alrededor de 1,5 billones que planteaban la Comisión Europea o España, pero París y Berlín proponen que sea dirigido a las capitales a través de subvenciones a fondo perdido y no incluye préstamos a devolver, algo que sí contempla Bruselas.

El planteamiento de Merkel y Macron al resto de los socios comunitarios recoge también la emisión de deuda europea por parte de la Comisión Europea. El dinero captado en los mercados se trasferiría a los Estados miembros a través del presupuesto de la UE (MFF, por sus siglas en inglés) con un especial énfasis en acelerar las transiciones ecológica y digital.

La jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, ha celebrado la propuesta franco-alemana, que "reconoce el alcance y el tamaño del desafío económico al que se enfrenta Europa y pone el énfasis en la necesidad de trabajar en una solución con el presupuesto europeo en su núcleo". "Va en la dirección de la propuesta en la que trabaja la Comisión", ha indicado.

Por su parte, el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, ha apuntado que se trata de "un paso en la buena dirección", pero ha recordado que "para alcanzar un acuerdo los 27 Estados miembros deben estar de acuerdo". "Pido a los 27 que trabajan en un espíritu de compromiso tan pronto como la Comisión presente su propuesta", ha añadido el belga en Twitter.

ACELERAR LA ESTRATEGIA 'VERDE' Y LA TRANSICIÓN DIGITAL 

El planteamiento franco-alemán ha quedado fijado en un documento conjunto en el que París y Berlín remarcan que el fondo de reconstrucción debe "reforzar la resiliencia, la convergencia y la competitividad" de las economías europeas a través de inversiones centradas, principalmente, en las transiciones ecológica y digital.

Con respecto a la primera, Merkel y Macron remarcan que el Pacto Verde Europeo es la "nueva estrategia de crecimiento de la UE, que a su vez debe elevar sus objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para 2030.

El bloque también debe "acelerar la transformación digital" sobre todo a través del despliegue de la red 5G, inversiones en infraestructuras y tecnologías de ciberseguridad, la "gestión de la identidad digital" o la creación de un marco "favorable a la inteligencia artificial".

En la misma línea, Merkel y Macron abogan por establecer en el bloque europeo un sistema de impuestos "justo" a las multinacionales digitales que complete una base imponible "mínima y efectiva" del impuesto de sociedades.

Además, los dos mandatarios han enfatizado la urgencia de que la UE refuerce su estrategia industrial y fomente la creación de "campeones" en los distintos ámbitos industriales que puedan competir con multinacionales extranjeras.

SOBERANÍA SANITARIA EUROPEA

Mas allá de los aspectos económicos, el documento conjunto de Berlín y París enfatizan que la respuesta de la UE tanto a la crisis sanitaria actual como a "futuras" emergencia debe apoyarse en una nueva "soberanía sanitaria estratégica" del bloque que "reduzca la dependencia" del exterior, por ejemplo, en la producción de medicamentos.

En consecuencia, abogan por aumentar la capacidad de inversión en I+D relacionado con el desarrollo de vacunas y tratamientos, así como por mejorar la coordinación entre los Estados miembros para acudir a los mercados de estos productos a través de compras conjuntas "para hablar con una sola voz a la industria farmacéutica y garantizar un acceso europeo y mundial más eficaz".

En la misma línea, piden crear "reservas estratégicas comunes" de productos farmacéuticos o de protección y "desarrollar las capacidades de producción" de los mismos dentro de la Unión Europea.

Por último, reclaman un grupo de expertos enmarcado en el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) que se encargue de elaborar planes de prevención y de respuesta ante futuras epidemias y definir normas europeas sobre la gestión de datos sanitarios, para que en el futuro puedan darse datos y estadísticas comparables.

UN PASO EN LA BUENA DIRECCIÓN

Por su parte, el Gobierno de Pedro Sánchez se ha felicitado por el "paso en la buena dirección" que supone la propuesta de Francia y Alemania para la puesta en marcha de un fondo de recuperación de la economía europea a través únicamente de transferencias presupuestarias.

"El Fondo de Recuperación Europeo propuesto, con un mínimo de € 500 000 millones en transferencias para los países y sectores más afectados por la crisis, es un paso importante en la buena dirección", ha indicado Moncloa en un comunicado.

El Gobierno espera ahora que la Comisión Europea ponga sobre la mesa en los próximos días una propuesta ambiciosa, que sirva de base para un acuerdo con el que acometer la reactivación económica y social de Europa tras la pandemia, tal y como le fue encomendado por el Consejo Europeo del pasado 23 de abril.

"Recibimos positivamente la propuesta de Francia y Alemania para crear un fondo europeo de recuperación a través de subvenciones no reembolsables. Es un primer paso en la buena dirección, una iniciativa en línea con nuestras demandas y en la que debemos seguir avanzando", ha destacado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un mensaje en su cuenta de Twitter.

La jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, ha celebrado la propuesta franco-alemana, que "reconoce el alcance y el tamaño del desafío económico al que se enfrenta Europa y pone el énfasis en la necesidad de trabajar en una solución con el presupuesto europeo en su núcleo". "Va en la dirección de la propuesta en la que trabaja la Comisión", ha indicado.

Por su parte, el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, ha apuntado que se trata de "un paso en la buena dirección", pero ha recordado que "para alcanzar un acuerdo los 27 Estados miembros deben estar de acuerdo". "Pido a los 27 que trabajan en un espíritu de compromiso tan pronto como la Comisión presente su propuesta", ha añadido el belga en Twitter.

CUARENTENA IMPUESTA POR ESPAÑA

En otro orden de asuntos, el presidente de Francia ha dicho que tiene dudas de que la cuarentena que España impone hasta que finalice el estado de alarma a todos los viajeros que entren el país sea la medida "más eficaz, ni la más realista" para frenar la propagación del coronavirus, aunque Francia aplicará la misma restricción a los españoles que reciba por "reciprocidad".

"Desde el punto de vista sanitario, examinaremos esa medida con el tiempo, porque no estoy seguro de que sea la más eficaz ni, de hecho, la más realista, cuando observo la frontera francoespañola y la realidad de sus controles", ha expresado el presidente galo durante la rueda de prensa.

Macron ha explicado así que España ha tomado la decisión de poner en práctica estas medidas de control reglamentarias y que París actuará "con reciprocidad", al tiempo que ha defendido que Francia no ha cerrado sus fronteras sino que aplica con cada Estado miembro las mismas restricciones que su contraparte.

En este sentido, el presidente francés ha explicado que considera que los países de la Unión Europea que comparten frontera tienen también "una verdadera convergencia reglamentaria" y han ido tomando medidas similares para hacer frente a la pandemia, lo que, a su juicio, permite combatir el virus sin cerrar las fronteras.

En cuanto a las perspectivas de este verano y si cree que los europeos podrán moverse con libertad dentro de la Unión Europea, Macron ha pedido tiempo hasta que los Estados miembro se pongan de acuerdo sobre el modo de coordinar esa fase de desescalada, algo que cree que llegará "a mediados de junio".

Tanto Macron como Merkel han coincidido en apuntar que el turismo podrá retomar su actividad este verano, aunque los ciudadanos y las autoridades deben asumir que será un verano "con el virus" y por tanto deberán mantenerse ciertas "restricciones" y contar con buenos protocolos sanitarios.

"Prepararemos una coordinación para saber entre otras cosas cómo organizar el turismo entre nuestros países, será necesaria una progresión muy coordinada", ha dicho Macron.

"Habrá temporada turística en Europa, se hará con el virus y haremos todo lo posible a nivel francés y europeo para que las cosas pasen de la mejor manera posible", ha remachado.

Para Merkel, por su parte, otra de las claves será que los Estados miembro demuestren su capacidad de reaccionar ante la amenaza de nuevos brotes y reintroducir medidas si fuera necesario para contenerlos de modo que los países socio puedan "confiar" unos en otros y reabrir el paso.

"No será una temporada turística habitual, será en el marco de la Covid, pero haremos todo lo que esté en nuestro poder para permitir la libre circulación", ha concluido también la canciller.

Más información en vídeos 
Comentarios