lunes 18/1/21

El FMI pronostica las "peores consecuencias" desde la Gran Depresión de los años 30

Por su parte, Lagarde (BCE) asegura que no se puede responder a la crisis del coronavirus con "recetas del pasado"
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, en rueda de prensa
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, en rueda de prensa

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, ha pronosticado que la crisis generada por el coronavirus Covid-19 tendrá las "peores consecuencias económicas" desde la Gran Depresión que tuvo lugar en los años 30 tras el crac bursátil de 1929.

En un discurso pronunciado este jueves en Washington, precediendo a las Reuniones de Primavera de la semana que viene, que tendrán lugar de forma telemática, Georgieva ha subrayado que esta se trata de una crisis "como ninguna otra" y que supone "una prueba para nuestra humanidad".

"Estamos enfrentándonos a una crisis como ninguna otra. El Covid-19 ha alterado nuestro orden social y nuestra economía a la velocidad de la luz y a una escala que no habíamos conocido en nuestra vida", ha asegurado la búlgara.

El FMI informará la semana que viene de sus nuevas perspectivas económicas cuando presente su informe bianual 'Perspectiva Económica Mundial', aunque ha adelantado que la corrección será profundamente negativa. Hace apenas tres meses, el FMI esperaba que cerca de 160 países en todo el mundo registraran un crecimiento de los ingresos per cápita en 2020, mientras que ahora estima que 170 Estados registrarán una contracción en ese dato.

"Debemos reunir la determinación de todos (individuos, gobiernos, empresas, líderes comunitarios y organizaciones internacionales) de actuar con decisión y de forma conjunta para proteger las vidas y los medios de vida. Estos son los tiempos para los que se creó el FMI: estamos aquí para poner en marcha la fuerza de la comunidad global, de manera que podamos proteger a los más vulnerables y revitalizar la economía", ha explicado Georgieva.

La directora gerente del FMI también ha alertado de que los países de bajos ingresos son todavía más vulnerables a la crisis actual, por la debilidad de sus sistemas de salud y la escasez de recursos a su disposición. Según los cálculos del FMI, en los dos últimos meses, los países emergentes han experimentado fugas de capitales por valor de 100.000 millones de dólares (92.063 millones de euros).

Asimismo, Georgieva ha explicado que desde que comenzara la crisis, los países de todo el mundo han aprobado medidas fiscales por valor de ocho billones de dólares (7,36 billones de euros).

NO SE PUEDE RESPONDER CON "RECETAS DEL PASADO"

Por su parte, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha asegurado que no es posible responder a la crisis generada por la pandemia del coronavirus Covid-19 con "recetas del pasado".

"Las autoridades de todo el mundo están movilizándose para luchar contra el coronavirus. El Covid-19 es un golpe económico completamente nuevo al que no es posible responder con las recetas del pasado. Necesitamos políticas que se ocupen sobre todo de los más expuestos a esta crisis", ha subrayado Lagarde en un blog publicado en la web del BCE.

La exministra francesa ha indicado que esta crisis es "especial" porque la "drástica" caída de la actividad económica es consecuencia de la decisión de obligar a los trabajadores a quedarse en casa. "Ello crea la necesidad de evitar que empresas que son viables cierren y que sus empleados pierdan sus puestos de trabajo como consecuencia de una crisis transitoria de la que no son culpables", ha apostillado Lagarde, tras lo cual ha asegurado que los trabajadores están en la situación de riesgo más grave desde los años 30.

En este sentido, la presidenta del BCE ha abogado por mantener a la economía en "estado latente", lo más cerca posible de su estado anterior a que comenzara a expandirse el brote vírico.

En el blog, Lagarde también ha explicado las medidas que ha tomado el BCE en las últimas semanas para apoyar la economía, entre las que se incluye un paquete de compra de activos de 750.000 millones y subastas de liquidez con condiciones ventajosas para apoyar el préstamo por parte del sector bancario.

"Desde el BCE no toleraremos que las condiciones de financiación empeoren en medio de uno de los mayores cataclismos macroeconómicos vividos en tiempos modernos. Pero nuestra respuesta será más contundente si todas las políticas se refuerzan entre sí", ha insistido la banquera central.

Además, ha asegurado que los gobiernos necesitan "apoyarse mutuamente para poder dar juntos una respuesta óptima" al coronavirus. Esta afirmación se produce justo antes de que el Eurogrupo retome su reunión telemática para decidir en plan de acción conjunto y donde se debatirá la posibilidad de emitir deuda mutualizada, los conocidos como eurobonos.

Comentarios