martes 29/9/20

CCOO pide a entidades locales planificar la vuelta de más de 30.000 empleados

El sindicato ha abogado por afrontar este periodo de transición “con las máximas garantías de seguridad y salud”, tanto para los trabajadores como para las personas a las que prestan servicios
La secretaria general de CCOO-FSC de Castilla-La Mancha, Lola Cachero, en una imagen de archivo
La secretaria general de CCOO-FSC de Castilla-La Mancha, Lola Cachero, en una imagen de archivo

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Castilla-La Mancha ha reclamado a las entidades locales que comiencen a planificar la “nueva normalidad laboral” de las más de 30.000 personas que trabajan en los ayuntamientos, diputaciones y mancomunidades para que puedan continuar prestando servicio “preservando la salud pública y de los empleados”.

En una nota de prensa, el sindicato ha abogado por afrontar este periodo de transición “con las máximas garantías de seguridad y salud”, tanto para los trabajadores como para las personas a las que prestan servicios.

“No debemos olvidar que estas administraciones son las más cercanas a la ciudadanía y, por lo tanto, donde se deben extremar las precauciones para evitar contagios”, ha señalado la secretaria general de CCOO-FSC de Castilla-La Mancha, Lola Cachero.

La dirigente sindical ha expresado su preocupación ante la “falta generalizada de comunicación e interlocución” entre los responsables políticos de muchos ayuntamientos y los representantes legales de los empleados, “que tienen que conocer y participar en la elaboración de las medidas y líneas de actuación de cara a la reincorporación presencial del personal que ha estado teletrabajando y en el diseño de las nuevas formas de organización del trabajo”, ha remarcado.

Para ello, el Sector de Administración Local de CCOO-FSC ha elaborado un documento de propuestas, en base a la normativa vigente desde el estado de alarma, para que los delegados sindicales lo trasladen a sus respectivos ayuntamientos, diputaciones y mancomunidades.

Cachero ha explicado que en cada entidad local y en cada servicio se deben elaborar, de forma participada, protocolos que contemplen cómo se diseñará y llevará a cabo en esta nueva etapa la prestación de servicios y cuáles serán las medidas de protección para garantizar la seguridad y ha defendido que la reincorporación sea “gradual y progresiva”.

También ha indicado que, en algunos casos, habrá que adaptar espacios, instalar mamparas de separación en puestos de atención al público, calcular aforos para respetar la distancia de seguridad, establecer horarios de entrada y salida para evitar la concurrencia e incrementar la frecuencia de limpieza, además de disponer de planes de actuación ante las circunstancias que puedan sobrevenir.

En este punto, ha apelado a la responsabilidad de los dirigentes de las entidades locales, “desde la sincera voluntad de aportar propuestas y mejorar la coordinación e interlocución y en aras de asegurar el cumplimiento de todos los protocolos y las medidas de seguridad”.

Asimismo, ha pedido la colaboración de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) de Castilla-La Mancha, a la que, en su opinión, “le corresponde un papel que hasta ahora no ha asumido”.

Por ello, ha insistido en la necesidad de que ayude, informe y advierta a los equipos de Gobierno de las administraciones locales de que se respeten en todos los centros de trabajo las normativas en materia de prevención de riesgos y frente a la pandemia por COVID-19 y no se ponga en riesgo la salud pública ni de los trabajadores.

Más información en vídeos 
Comentarios