lunes 01.06.2020

Bruselas pide crear un fondo de paro europeo de 100.000 millones para evitar despidos

Los países que lo soliciten recibirán préstamos con "condiciones favorables"
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, en rueda de prensa
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, en rueda de prensa

La Comisión Europea ha presentado este jueves su propuesta para crear un fondo de desempleo común de 100.000 millones de euros para evitar despidos masivos en países duramente golpeados por la pandemia de Covid-19, como España e Italia, a través de préstamos con "condiciones favorables".

La jefa del Ejecutivo comunitario Ursula von der Leyen ha presentado en una rueda de prensa la propuesta legislativa, que tendrá carácter temporal y que ahora pasará a la mesa de los ministros de Finanzas de la UE en su reunión del próximo martes. La alemana ha confiado en que sea aprobada con rapidez.

El instrumento, al que Bruselas ha bautizado como SURE, "puede mitigar los efectos de la recesión" y "mantener a los empleados en sus puestos de trabajo". La idea es reforzar los esquemas nacionales con la idea de evitar despidos y que los trabajadores puedan volver a trabajar una vez superada la emergencia sanitaria y levantadas las medidas de confinamiento.

En el caso concreto de España, el Gobierno podrá hacer uso de este nuevo instrumento para financiar las medidas anunciadas contra la pandemia en materia de ERTE y ayudas a autónomos, de forma que se minimicen los despidos y se garantice que la actividad económica puede reanudarse con solidez.

"Muchas compañías no tienen ingresos y si no hacemos nada tienen que despedir a sus trabajadores. Esto tendría consecuencias cuando el motor económico funcione de nuevo, (las empresas) no tendrán la fuerza laboral que necesitan y limitaría nuestra recuperación", ha explicado Von der Leyen.

BRUSELAS PODRÁ EMITIR DEUDA 

El fondo, una vez aprobado, tendrá una potencia de fuego de 100.000 millones de euros y se canalizará a través de préstamos a los Estados miembros que lo soliciten. Para construirlo, la Comisión podrá emitir deuda en los mercados, pero antes todos los países tendrán que ofrecer garantías que equivalgan como mínimo a 25.000 millones de euros.

El esquema SURE servirá de "complemento" para los sistemas nacionales de desempleo. Los Estados miembros que necesiten acceso a sus fondos tendrán que solicitarlo y demostrar que han registrado desde el pasado 1 de febrero un incremento "repentino e intenso" del gasto público como consecuencia de sus medidas para mitigar el impacto económico y social del coronavirus.

La Comisión Europea evaluará su petición y determinará cuestiones como el tamaño del préstamo, los plazos de vencimiento --que serán "relativamente largos--, el tipo de interés aplicable y el número de tramos en los que se desembolsará. La aprobación definitiva del préstamo vendrá por parte de los Estados miembros.

En todo caso, el borrador prevé un techo para que pueda ser accesible por parte de todos los socios comunitarios y el fondo no sea monopolizado por los países más afectados. En concreto, establece que los tres países que más fondos reciban no podrán aglutinar más de 60.000 millones de euros.

Este fondo, en cualquier caso, será "temporal" y su duración estará limitada al tiempo necesario para atajar las consecuencias de la pandemia. Bruselas estaba trabajando en la creación de un sistema de reaseguro de paro europeo, que por ejemplo reclama España desde hace tiempo y ha aclarado que la propuesta de este jueves no significa que no se siga avanzando en este mecanismo permanente.

EL 'PLAN MARSHALL' SERÁ EL PRESUPUESTO DE LA UE

En la conferencia de prensa, Von der Leyen ha señalado también que el 'plan Marshal' que pide el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para impulsar la recuperación económica después de la pandemia estará personificado en la nueva propuesta de presupuesto de la UE que la Comisión Europea está preparando para el periodo 2021-2027.

A juicio de la alemana, el marco financiero plurianual (MFF) es la "herramienta más fuerte" que tiene la UE. "Creo que el nuevo MFF debe ser una señal muy sólida de inversiones y creo que es la mejor expresión de la solidaridad y la responsabilidad de los Estados miembros", ha expresado.

"Muchos piden ahora algo denominado 'plan Marshall'. Pienso que el presupuesto europeo debe ser ese 'plan Marshal' que diseñemos juntos como UE para la sociedad europea", ha remarcado la jefa del Ejecutivo comunitario.

En esta línea, Von der Leyen ha insistido en que el futuro borrador presupuestario seguirá basándose en la mismas prioridades "estratégicas" para el futuro, es decir, la descarbonización de la economía europea y la transformación digital.

Más información en vídeos 
Comentarios