lunes 28/9/20

Aprobado un segundo tramo de avales de 20.000 millones para autónomos y pymes

- Las entidades han registrado ante el ICO más de 44.000 operaciones por importe avalado de 3.533 millones.

- Hacienda permitirá aplazar impuestos a autónomos y pymes al 20 de mayo y renunciar al sistema de módulos.

- Cultura y Hacienda se reunirán con sector cultural para paliar sus dificultades dada su "singularidad".

- El Gobierno valora positivamente las medidas adoptadas por Europa, pero cree que queda "mucho por hacer".

- El Gobierno dice que tiene una relación "absoluta y continua" con CEOE y que su opinión cuenta.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros

El Consejo de Ministros extraordinario ha aprobado este viernes un segundo tramo de 20.000 millones de euros de la línea de avales públicos de hasta 100.000 millones de euros aprobada en marzo por el Gobierno, con el fin de garantizar la liquidez al tejido productivo, y que se destina ahora íntegramente a pymes y autónomos, con unos 1,3 millones de beneficiarios, ante la emergencia de la crisis del coronavirus.

Así lo ha anunciado la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario, después de que este jueves, durante el Pleno del Congreso para solicitar la prórroga del estado de alarma, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciase un nuevo tramo de la línea de avales de hasta 100.000 millones de euros aprobada por el Gobierno a mediados de marzo para paliar el impacto del Covid-19, cuyo primer tramo de 20.000 millones lanzó el pasado lunes.

Este segundo tramo estará reservado exclusivamente a pymes y autónomos, a diferencia del anterior, que se repartía a partes iguales entre grandes y medianas empresas por un lado, y pymes y autónomos por el otro.

El aval garantizará el 80% de los nuevos préstamos y renovaciones solicitadas por pymes y autónomos y en un 70% para el resto de empresas, y tendrá una vigencia igual al plazo del préstamo concedido, con un máximo de cinco años.

CONDICIONES

Además, se establece explícitamente que el precio de los créditos para los clientes que se beneficien del aval deberá, con carácter general, ser inferior al de los préstamos y otras operaciones para la misma tipología de cliente que no contaran con dicha garantía.

Las pymes y autónomos interesados podrán solicitar la garantía para sus operaciones hasta 30 de septiembre de 2020. El plazo podrá ampliarse, siempre en línea con la normativa de ayudas de Estado de la Unión Europea, por acuerdo de Consejo de Ministros.

Montero ha recordado también que se establece que las entidades tienen que trasladar "obligatoriamente" unas condiciones de avales a los clientes en forma de menores tipos de interés, un mayor plazo de devolución o la introducción de periodos de carencia.

A su vez, ha subrayado que la concesión de préstamos avalados por el Estado no puede ir "en ningún caso" asociado a la contratación de otros productos vinculados a la entidad financiera. "No hay condicionalidad en la oferta que tiene que hacer la entidad, puesto que el Estado está avalando en un 80% la operación", ha apostillado.

Según el Ministerio de Asuntos Económicos, la "amplia" cobertura e implantación territorial de las entidades de crédito, cajas rurales, establecimientos financieros de crédito, entidades de dinero electrónico y entidades de pagos garantizan la distribución de los avales entre las empresas y autónomos "de todos los sectores de actividad y de cualquier lugar del país".

De igual forma, Montero ha celebrado el acuerdo logrado en el Eurogrupo que movilizará hasta medio billón de euros para hacer frente a la crisis del Covid-19, y ha indicado que la parte correspondiente al Banco Europeo de Inversiones (BEI), que financiará con hasta 200.000 millones en créditos a empresas, servirá para financiar a las empresas y reforzar la línea de avales de hasta 100.000 millones de euros a través del ICO aprobada por el Gobierno. El BEI y el ICO están estudiando para ver cómo articular una "sinergia" entre el instrumento comunitario y nacional.

PRIMER TRAMO: 44.000 OPERACIONES POR 3.533 MILLONES

Con los últimos datos disponibles, las 86 entidades financieras que han suscrito por ahora el acuerdo han registrado ante el Instituto de Crédito Oficial (ICO) más de 44.000 operaciones de financiación, por un importe avalado de 3.533 millones de euros, que han permitido la concesión de más de 4.550 millones de euros de financiación.

Del total de operaciones, el 99% corresponde a nuevos préstamos y renovaciones de autónomos y pymes, por un importe avalado de 3.360 millones de euros, para préstamos por más de 4.200 millones de euros.

La vicepresidenta tercera de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha indicado este viernes que no se está "ni de lejos" cerca de agotar el primer tramo, aunque ha admitido que algunos bancos han sido "muy rápidos" y se aproximaban a los límites de créditos para pymes y autónomos.

De hecho, algunos bancos como Santander y BBVA ya comunicaron que habían agotado el primer tramo de 20.000 millones de la línea ICO en solo dos días y pidieron la puesta en marcha del siguiente, pues el programa completo asciende a 100.000 millones de euros.

En un comunicado, BBVA informó de había realizado en dos días cerca de 70.000 gestiones con sus clientes y que, superado el primer tramo de la línea ICO, consideraba que en breve sería preciso uno nuevo que ayudase a paliar los efectos negativos de la crisis actual en autónomos, pymes y empresas.

Aunque el consejero delegado de Santander España, Rami Aboukhair, no ofreció datos concretos, sí anunció que la línea ICO del banco estaba "prácticamente agotada" y que haría falta ampliarla "lo antes posible".

DISTRIBUCIÓN DE LA LÍNEA

La distribución de la línea de avales entre los operadores se llevará a cabo con los mismos criterios que los establecidos para el primer tramo, en función de la cuota de mercado comunicada por cada entidad financiera al Banco de España a cierre de 2019.

El volumen máximo asignado para cada entidad será válido hasta el 30 de junio. A partir de esa fecha, los importes de aval asignados y no utilizados por las entidades se distribuirán entre el resto de operadores, de forma proporcional al importe de aval que hubieran utilizado hasta esa fecha.

APLAZAMIENTO DE IMPUESTOS

En otro orden, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda ha anunciado que el Ejecutivo aprobará "pronto" una ampliación de los plazos de presentación y pagos de declaraciones tributarios para que los autónomos y las pymes con más dificultades puedan presentarlas hasta el 20 de mayo, en vez del mes de abril, al tiempo que permitirá que puedan renunciar al sistema de módulos y tributen por el de estimación directa, junto a modificaciones en el Impuestos de Sociedades.

Así lo ha adelantado Montero durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario, en la que ha indicado que el Gobierno está trabajando para ampliar los plazos y la presentación de los pagos tributarios, monitorizando la situación económica y las circunstancias y problemas que van surgiendo.

"Estamos trabajando para ampliar los plazos y la presentación y pagos de declaraciones tributarias para pymes y autónomos, de manera que ninguno tenga que presentarla de forma obligada en el mes de abril", ha adelantado Montero, quien ha explicado que se facilitará a las personas que tengan una mayor dificultad por su tipo de negocio o establecimiento, en relación al cierre declarado por el estado de alarma, que pueda presentar la declaración hasta el 20 de mayo.

El plazo de para la declaración del IVA empezó el pasado 1 de abril y acaba el próximo 20 de abril, aunque el plazo para la domiciliación vence este miércoles, 15 de abril, al tiempo que el plazo para pagar las retenciones de IRPF y el fraccionamiento de Sociedades concluye también el 20 de abril.

De igual forma, se aprobará que autónomos y pymes puedan renunciar al sistema de módulos y puedan tributar por el de estimación directa, así como "alguna modificación" respecto al Impuesto de Sociedades.

La portavoz del Gobierno ha indicado que ya se informó de todas las medidas tributarias en el diálogo social y que se irán abordando las nuevas medidas en los "próximos Consejos de Ministros", aunque confió en que se pueda aprobar pronto.

Desde el sector, la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) y el Consejo General de Economistas, entre otros, han remitido en las últimas semanas varias cartas a la ministra exigiendo la prolongación del plazo de impuestos, así como las organizaciones de autónomos (ATA, UPTA y Uatae) e incluso el Defensor del Pueblo atendió la petición instancoa a Hacienda a alargar los plazos de abril a mayor en el IVA y el IRPF a pymes y autónomos, junto a la prórroga al 30 de septiembre de la Campaña de la Renta, petición realizada también por Gestha.

Estas nuevas medidas de prolongación de los plazos se suman a la moratoria de seis meses, los tres primeros sin intereses, aprobada a mediados de marzo para el aplazamiento de hasta 30.000 euros en impuestos de autónomos y pymes, y a la moratoria de las cuotas a la Seguridad Social, también de seis meses, aprobada a finales de marzo para empresas y autónomos.

REUNIÓN CON EL SECTOR CULTURAL

Además, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno ha adelantado que acompañará al ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, en la reunión que mantendrá en los próximos días con el sector de la cultura dada su "singularidad", con el fin de paliar las consecuencias sufridas por los efectos de la pandemia provocada por el Covid-19.

"El Gobierno es consciente de las dificultades extremas que estamos atravesando y, por tanto, estudiaremos su singularidad para que puedan beneficiarse de las medidas generales adaptadas a su perfil que ya se han puesto en marcha o las que se puedan diseñar o aplicar en el futuro", ha indicado la ministra al hacer alusión al ámbito cultural durante su comparecencia.

En este sentido, ha añadido que Uribes "convocará en estos días una reunión con el conjunto del sector de la cultura y de la industria cultural", a la que ha invitado a Montero, en calidad de ministra de Hacienda, "para debatir y escuchar todas las propuestas de dificultades reales que hay en este momento y dar respuesta en la medida de las posibilidades a esta situación".

Con carácter previo, ambos ministros mantendrán una reunión con la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, con el objetivo de preparar la reunión con el sector cultural y estudiar medidas de estímulo que se podrían aplicar de manera específica llegado el momento en dicho sector, según han especificado desde el Ministerio de Cultura.

En cuanto a la reunión, Montero ha indicado que servirá para conocer "las peculiaridades del sector para poner a su disposición muchas de las medidas generales que por algunas cuestiones parece que no se adaptan del todo a su formato". "Hay que poner la lupa, si me permiten el microscopio, para ver si en determinados sectores hay algún impedimento o singularidad que no permita aprovechar los instrumentos globales", ha añadido, para indicar que "luego actuarán en consecuencia".

"El Gobierno es plenamente consciente de que la cultura es la libertad y la libertad, la democracia", por lo que, ha concluido Montero, la cultura "es un sector imprescindible para este avance social".

En cualquier caso, la ministra ha puntualizado que "en ningún caso" el Gobierno ha cambiado de opinión sobre la situación del mundo de la cultura al recordar que "es una obviedad que hay una dificultad efectiva para la celebración, dependiendo de qué tipo de actividades culturales extraordinariamente importantes para nuestro país, que requieren de una concentración de un número de personas".

"Es obvio que la situación de confinamiento impide la celebración de este tipo de eventos", ha reiterado, por lo que ha insistido en que el Ejecutivo tendrá que ver si el conjunto de medidas generales que se han puesto en marcha "permite satisfacer y paliar la bajada de actividad" en la que se encuentra el sector.

Por ello, ha subrayado la importancia del encuentro que se llevará a cabo para "conocer con exactitud las dificultades y si hay alguna cuestión que se pueda abordar teniendo en cuenta la importancia del sector para el avance de derechos y libertades". "La cultura es un sector imprescindible para la consolidación de la democracia y no se entiende la democracia sin la cultura", ha reiterado Montero.

Así, ha vuelto a insistir en la importancia de trabajar en este sentido ya que "la industria cultural está sufriendo una parte muy aguda de la bajada de actividad económica por la incapacidad para celebrar actuaciones en las que el conjunto del público se pueda reunir", en alusión al mundo del teatro, el cine, los conciertos, la música, en resumen, "todo aquello que obliga en determinados formatos a la congregración de personas" por lo que ha augurado que se trabajará "para que, en cuanto pase el confinamiento, sean capaces de lanzar y reactivar todo ese universo".

Medio centenar de organizaciones de la Cultura y la Música manifestaron este jueves en un comunicado dirigido al ministro de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, su crispación por la falta de medidas específicas para el mundo de la cultura y considera "injusto" que haya mostrado al sector como "insolidario" por proponer medidas unilaterales.

Así, le piden que consensue con el sector las 52 medidas que le han remitido y le instan a estudiarlas y a darles una respuesta "real y eficaz" y les confirme cuáles se aplicarán, de qué manera y en qué plazos.

MEDIDAS ADOPTADAS POR EUROPA

De otro lado, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda ha señalado que el Gobierno valora positivamente las medidas alcanzadas ayer por la Unión Europea para hacer frente al coronavirus, pero cree que "queda mucho por hacer".

Montero ha celebrado el acuerdo alcanzado en el seno del Eurogrupo y ha apuntado que "se han dado pasos muy importantes al establecer una triple red de seguridad y protección para los ciudadanos y empresas".

Así, ha valorado especialmente de forma positiva que se haya decidido poner en marcha un seguro de desempleo dotado de 100.000 millones e ideado para proteger el desempleo en los sectores más afectados por el coronavirus, ya que desde hace tiempo España, junto con otros países, ha impulsado este instrumento.

Para Montero, este jueves fue "importante" en la construcción europea y también ve favorable que el Eurogrupo esté a favor de poner en marcha un fondo para la reconstrucción, aunque España ha señalado que son necesarias "medidas más ambiciosas para impulsar la recuperación económica".

"España siguió insistiendo y lo seguirá haciendo en avanzar en sistemas de mutualización de deuda, donde la Unión Europea dé respuesta al mayor desafío sanitario que ha tenido Europa en más de siglo", ha añadido.

La ministra portavoz cree que Europa debe estar "a la altura de las circunstancias" y que no puede abandonar a los europeos que han depositado su confianza en este "gran proyecto económico y social que supone la Unión Europea".

Asimismo, ha dejado claro que España seguirá trabajando, aportando e impulsando estas redes de seguridad, "que son imprescindibles para poder combatir esta pandemia y los efectos económicos y sociales que de ella de derivan". "Cuanto más fuerte sea Europa, más fuerte será España y cuanto más fuerte sea España, mejor podremos contribuir a Europa", ha remarcado.

RELACIÓN DEL GOBIERNO CON LA CEOE

Por último,,la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda ha afirmado que el Gobierno tiene una relación "absoluta y continua" con la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) en muchos ámbitos del diálogo social y también a nivel sectorial, y ha añadido que la tiene en cuenta.

Así ha señalado que "no sería posible un gran pacto nacional en el país sin el concurso de una de las partes más importantes" como es la confederación de empresarios.

Así ha respondido Montero al ser preguntada por el enfado de la patronal, que este jueves emitió un comunicado en el que se quejaba de que no habían contado con la CEOE para el diseño del ingreso mínimo vital y declinaba acudir a una nueva reunión del diálogo social este viernes con el Ministerio de Trabajo y sindicatos.

Montero ha dejado claro que el Gobierno mantiene el trabajo para desarrollar un ingreso mínimo vital, que lleva desarrollando desde el principio de la legislatura.

De hecho, ha apuntado que es un modelo "ambicioso" y que se está trabajando y anticipando para que, una vez pase la parte importante de la pandemia, se pueda abordarlo y que, sin duda, formará parte "de los acuerdos de reconstrucción".

Montero ha dejado claro que cualquier medida de calado social como puede ser una renta mínima u otro tipo es "evidente" que necesita "el concurso de los empleadores de este país", y que su opinión la tienen en cuenta.

Más información en vídeos 
Comentarios