jueves 25/2/21

UGT espera que gestión ayuda a parados larga duración no sea motivo de desequilibrios

Por otra parte, UGT Castilla-La mancha califica el 2017 como "un año absolutamente perdido para los trabajadores", y dice que el acuerdo para la negociación colectiva en la región ha sido un "fracaso"

El secretario general de UGT Castilla-La Mancha, Carlos Pedrosa, durante su intervención en el Comité Regional del sindicato
El secretario general de UGT Castilla-La Mancha, Carlos Pedrosa, durante su intervención en el Comité Regional del sindicato

El secretario general de UGT de Castilla-La Mancha, Carlos Pedrosa, ha calificado este jueves de positivo que el Tribunal Constitucional (TC) haya determinado que el pago de la ayuda de 426 euros a parados de larga duración se gestione por las comunidades autónomas, pero si no hay desequilibrios territoriales.

"Lo valoramos de forma positiva, siempre y cuando, y vistas las políticas de control del déficit y de falta de acuerdos en materia de financiación autonómica, esto no se convierta en un nuevo desequilibrio territorial entre trabajadores con arreglo a la comunidad autónoma en la que residan", ha afirmado el secretario regional de UGT.

Pedrosa ha hecho estas consideraciones al ser preguntado por la sentencia del TC que anula el Real Decreto que establecía una ayuda a parados de larga duración de 426 euros porque invade competencias autonómicas, pero ello no supone anular el pago, sino dejar la gestión del mismo en manos de los ejecutivos autonómicos.

En ese sentido, Pedrosa ha comentado que esta decisión es positiva pero "siempre que no se convierta en un nuevo dogal para los gobiernos de las comunidades autónomas, ante los impagos que viene haciendo permanentemente el Gobierno de España en otras cuestiones como la dependencia".

Se trata de fondos finalistas "y nosotros entendemos que está bien que eso lo ejecuten las comunidades autónomas", ha indicado Pedrosa, aunque ha advertido: "Pero en cualquier caso, el Gobierno de España tiene que cumplir después con sus obligaciones económicas con los gobiernos autonómicos".

LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA EN CLM "HA SIDO UN FRACASO"

En otro orden, el secretario regional de UGT ha afirmado que el acuerdo de diálogo social para la negociación colectiva que suscribieron en 2017 los sindicatos y la patronal de Castilla-La Mancha "ha sido un rotundo fracaso" porque los salarios no han subido por encima de la inflación.

A preguntas de los periodistas, Pedrosa ha recordado que cuando UGT, CCOO y la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) suscribieron el acuerdo, en julio de 2017, dijo que habría que evaluarlo el 31 de diciembre y de esa evaluación se desprende "que ha sido un rotundo fracaso, porque los salarios no han subido ni una décima prácticamente por encima de la inflación del año".

En relación a la negociación colectiva, el líder regional de UGT ha dicho que me preocupa "que sigamos siendo incapaces de cerrar un acuerdo en materia de negociación colectiva para el conjunto del país, con CEOE y Cepyme".

También le preocupan las declaraciones que a lo largo del pasado año vino haciendo el presidente Cecam, Ángel Nicolás, y el "volumen enorme" de convenios colectivos que habría renovar este año, que está en torno a los 60.

Este volumen de convenios supone "un trabajo importante", en el que UGT pretende impulsar un salario mínimo de convenio de 1.000 euros y unas subidas salariales que permitan recuperar poder adquisitivo frente al resto de salarios del país.

Para ello "tendríamos que estar en cifras superiores al 2 por ciento de incremento salarial y lo más cercanas que fuera posible al 3 por ciento" ha comentado Pedrosa, que ha añadido: "Si no nos movemos en esos parámetros me preocupan todos los convenios y especialmente aquellos como los de metal y otros que son los que engloban mayor población activa".

Pedrosa ha criticado la actitud de Nicolás, porque desde que se suscribió el acuerdo de diálogo social "siempre ha tirado balones fuera en relación a la negociación colectiva, alegando el tamaño de las empresas de la comunidad autónoma".

Sin embargo, ha considerado que este argumento tiene una respuesta fácil, ya que las empresas de Castilla-La Mancha lo que necesitan es que se reactive el consumo, porque la mayoría tienen menos de cinco trabajadores, en la región hay muchos autónomos y están muy vinculadas al consumo de los ciudadanos y de sus familias.

Por lo tanto reactivar el consumo solo tiene una solución, propiciar "subidas salariales que lo permitan", ha sentenciado.

También ha cuestionado otras declaraciones de Nicolás, como cuando afirmó que los sindicatos "son instituciones del siglo XIX".

Al respecto, Pedrosa ha aseverado: "Hoy en día en este país, en el que el 0,4 de la población es propietaria del 50 por ciento del producto interior bruto, de la riqueza nacional, los que mantienen ese espíritu de lucha de clases y todo para ellos son los empresarios".

"UN AÑO ABSOLUTAMENTE PERDIDO PARA LOS TRABAJADORES"

Por otra parte, el secretario regional de UGT ha calificado a 2017 como "un año absolutamente perdido" para los trabajadores Castilla-La Mancha y de España, que siguen padeciendo la crisis económica, también han sido víctimas de la crisis territorial y las trabajadoras de una crisis de género.

Pedrosa ha asegurado, antes del Comité Regional que celebra este jueves UGT de Castilla-La Mancha, que 2017 fue "muy mal año para los trabajadores", porque "aunque probablemente las cifras de la economía indiquen otra cosa, los trabajadores y sus familias siguen padeciendo crisis económica".

También han padecido una crisis institucional y han sido "víctimas de una crisis territorial para la que nadie parece encontrar soluciones" y, además, han sufrido "una crisis de género que mantiene a las trabajadoras en una situación insoportable", ha afirmado.

En materia laboral, Pedrosa ha apuntado que las estadísticas oficiales indican que se han perdido 6 millones de horas de trabajo en España, a pesar de haberse creado 1.350.000 puestos de trabajo desde que gobierna Mariano Rajoy.

Eso quiere decir "que se están repartiendo el trabajo, el empleo y los salarios, y que ya en este país es incluso un hito inalcanzable para los trabajadores y sus familias", la lamentado.

También ha criticado el abuso de la contratación temporal, que "campa a sus anchas" y la inestabilidad, tanto laboral como profesional, con ejemplos como los falsos autónomos "y la huberización de la economía y del mundo del trabajo", que son una realidad permanente.

Asimismo, ha indicado que en el ámbito salarial, en Castilla-La Mancha los salarios subieron un 1,2 por ciento, lo mismo que el índice de precios al consumo (IPC), lo que según Pedrosa implica que "no se ha dado ningún paso en la recuperación del poder adquisitivo perdido en los años de recesión y de crisis económica".

A su vez, las pensiones solo se han revalorizado "en un exiguo 0,5 por ciento", ha apuntado el líder de UGT mientras que los empleados públicos tuvieron una subida salarial del 1 por ciento frente al 1,2 de incremento de los precios.

En este sentido, ha comentado que en España "hay un 49 por ciento de pensionistas que están por debajo del umbral de la pobreza" y que muchos de los salarios se encuentran también por debajo de ese indicador.

En materia de condiciones de trabajo, Pedrosa ha informado que hasta octubre de 2017 en Castilla-La Mancha se habían producido 18.752 accidentes de trabajo, un 3,3 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior, lo que apunta a que probablemente el cierre del año arrojará una cifra de unos 30 fallecidos en accidentes laborales en la región.

Ante esta realidad, UGT va a seguir diciendo al Gobierno de Castilla-La Mancha "que no puede seguir mirando para otro lado como si las competencias en materia de seguridad en el trabajo no fueran con ellos", ha advertido.

Según Pedrosa, el Gobierno de España tiene que avanzar en materia de inspección, cambiando los criterios de los planes de trabajo de la Inspección, así como recuperando los efectivos de este servicio, pero el Gobierno castellano-manchego tiene también "que avanzar de forma firme".

Debe avanzar, primero recuperando las instituciones del diálogo social en Castilla-La Mancha, "que todavía no se ha hecho nada al respecto", y después en materia de seguridad y salud laboral recuperando los acuerdos con la Fiscalía y con la Inspección de Trabajo, que se derogaron o dejaron de renovarse con el gobierno del Partido Popular en la pasada legislatura", ha añadido.

Por otra parte, ha explicado que "nosotros entendemos que debe de provocarse, a través del diálogo social con sindicatos y empresarios, un profundo cambio en el diseño de las políticas activas de empleo, incluida la formación para el empleo, en nuestra comunidad autónoma".

"Y eso es responsabilidad exclusiva del Gobierno de García-Page" ha sentenciado el secretario regional de UGT.

Comentarios