jueves 13/8/20

CCOO insta a las empresas a incluir el estrés térmico en sus planes de prevención

Ante los riesgos de la exposición al calor en el trabajo
La secretaria regional de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO, Raquel Payo, en rueda de prensa - Archivo
La secretaria regional de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO, Raquel Payo, en rueda de prensa - Archivo

CCOO Castilla-La Mancha ha instado a las empresas a incluir el estrés térmico en sus planes de prevención y a adoptar medidas específicas ante los riesgos de la exposición al calor en el trabajo.

En un comunicado, la secretaria de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO en Castilla-La Mancha, Raquel Payo, ha explicado que el sindicato ha puesto en marcha, un año más, la campaña "#PeligroGolpesCalor", para informar y sensibilizar sobre los riesgos que tiene la exposición laboral al calor para la salud de los trabajadores y explicar las principales medidas preventivas para evitar golpes de calor y accidentes laborales provocados por trabajar en un ambiente térmico de excesivo calor.

Payo ha recordado que una elevada temperatura en el trabajo, un esfuerzo extenuante o una disipación insuficiente del calor puede ocasionar una serie de trastornos que van desde edema, calambres, agotamiento, deshidratación, afecciones cutáneas, síncope y hasta un golpe de calor, que cuando es irreversible puede llegar a ocasionar la muerte. 

Ante esta situación, el sindicato ha editado una guía rápida en la que se explica qué es un golpe de calor, los síntomas, cómo actuar cuando se produce, los riesgos de la exposición laboral a altas temperaturas y las principales medidas preventivas para proteger la salud de las personas que trabajan expuestas al calor, tanto en trabajos en el exterior como en interiores.

Esta guía puede consultarse en la web del sindicato y a través de sus cuentas en las redes sociales. 

Además de elaborar esta guía, CCOO Castilla-La Mancha ha reclamado al empresariado que el estrés térmico se incluya dentro de los planes de prevención en las empresas y que se adopten medidas específicas que permitan prevenir golpes de calor y accidentes laborales producidos como consecuencia de un ambiente térmico en el puesto de trabajo con una temperatura elevada.

Para Payo, la principal medida de prevención es la planificación y organización del trabajo, de forma que se plantee el trabajo con el fin de reducir el tiempo o la intensidad de la exposición al calor, con iniciativas como establecer pausas, adecuar el horario de trabajo al calor del sol, realizar las tareas de más esfuerzo en las horas de menos calor o establecer rotaciones entre los trabajadores y trabajadoras, entre otras.

También ha señalado que, como medida preventiva, se deben modificar procesos de trabajo para eliminar o reducir la emisión de calor, humedad o el esfuerzo físico excesivo y, si es necesario, se debe facilitar ayuda mecánica para disminuir esfuerzos.

Además, ha abogado por que el empresariado debe forme a los trabajadores sobre los riesgos, efectos y medidas preventivas que se deben adoptar frente al estrés térmico, para que conozcan los primeros síntomas causados por el calor y puedan aplicar primeros auxilios. 

Asimismo, CCOO ha reclamado la implantación de la jornada continuada en el periodo estival como forma de mejorar la salud y seguridad del conjunto de trabajadores con una exposición laboral al calor.

Más información en vídeos 
Comentarios