martes 9/3/21

Agricultura ecológica, olivar y mujeres, retos de Castilla-La Mancha en la nueva PAC

Por otra parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha celebra que la declaración zona catastrófica incluya daños al campotras el paso de la borrasca 'Filomena'  por la región
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha participado por videoconferencia, en el Consejo Consultivo de Política Agraria para asuntos comunitarios
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha participado por videoconferencia, en el Consejo Consultivo de Política Agraria para asuntos comunitarios

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha destacado este miércoles las tres prioridades que tiene Castilla-La Mancha para la nueva Política Agraria Común (PAC), que son un eco-esquema para la agricultura y ganadería ecológicas, ayuda para el olivar de bajo rendimiento y la discriminación positiva para las mujeres.

Así lo ha indicado Martínez Arroyo durante su intervención en el Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios, celebrada por videoconferencia y convocada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha informado la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en nota de prensa.

Un encuentro en el que Castilla-La Mancha ha trasladado su postura de cara a la negociación de los reglamentos de la nueva PAC, en los que según Martínez Arroyo desde 2018 se ha trabajado "de forma muy dura para que respondan a nuestros intereses".

Es más, ha resaltado que este objetivo se está consiguiendo de manera paulatina y "permitirá garantizar el futuro de la agricultura profesional y la rentabilidad de las explotaciones de agricultores y ganaderos".

Con respecto al eco-esquema para la agricultura y ganadería ecológicas, Martínez Arroyo ha dicho que en el listado de posibles eco-esquemas de la Comisión Europea se incluye en primer término la agricultura ecológica y ha considerado que esto ha creado "muchas expectativas".

Asimismo, en relación al apoyo al olivar de bajo rendimiento, ha indicado que es "el más importante" en Castilla-La Mancha y que requiere de una ayuda especial porque "necesita de apoyo adicional para ser rentable en el futuro".

Y en cuanto a la discriminación positiva para las jóvenes que quieran incorporarse a la agricultura o la ganadería, la finalidad es que cuenten con un 5 % más de ayudas, ha precisado.

Según el titular regional de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Castilla-La Mancha "está en condiciones de alcanzar estos tres objetivos", al tiempo que ha recordado que en 2020 se han destinado 1.037 millones de euros de la PAC a agricultores, ganaderos y al desarrollo de los pueblos de la región.

De esa cantidad total, 846 millones han correspondido al primer pilar de la PAC para agricultores, ganaderos e industria agroalimentaria como ayudas directas, y el resto (230 millones de euros aproximadamente) se han inyectado a políticas de desarrollo rural.

DECLARACIÓN DE ZONA CATASTRÓFICA

Por otra parte, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha valorado la celeridad con la que el Consejo de Ministros ha declarado a Castilla-La Mancha y al resto de regiones afectadas como 'zonas gravemente afectadas por emergencia de protección civil', y ha celebrado que incluya los daños al campo.

En declaraciones a los medios de comunicación, Martínez Arroyo ha calificado de "muy importante" la decisión del Ejecutivo central al incluir a toda la comunidad autónoma en la declaración, a la espera de que se precise el ámbito de actuación de las ayudas en las próximas semanas.

Martínez Arroyo ha indicado que la Consejería que dirige trabaja en estos momentos en recabar los datos de las diferentes provincias para tener un balance de daños a finales de esta semana, si bien ha matizado que es preciso esperar a que se produzca totalmente el deshielo, para comprobar la afectación total en cultivos y ganado y poder evaluar las pérdidas de forma más amplia.

Aun así, ha recalcado que previsiblemente el sector más afectado por el paso de la borrasca Filomena ha sido el olivar, que verá mermada la producción prevista al inicio de la campaña en un 10 por ciento, lo que supondrá unas 10.000 toneladas menos de aceite en Castilla-La Mancha.

En este sentido, ha apuntado que la nieve y las heladas posteriores han llegado cuando se estaba produciendo la recolección del fruto.

En cuanto al sector ganadero, ha subrayado que se han producido daños "puntuales" en explotaciones y que la provincia de Toledo es la que más ha sufrido los efectos del temporal y las heladas.

Además de las ayudas que llegarán por la declaración de 'zona gravemente afectada', el titular de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha explicado que también se prevén mejoras fiscales desde el punto de vista de la reducción de módulos en el sector agrario y en el régimen simplificado del IVA.

Comentarios