viernes 03.07.2020

Sindicatos de Bienestar Social reivindican el aumento de plantilla, parada desde 2009

Los responsables sindicales han reivindicado, junto a la ampliación de plantillas, que se cubran las bajas, se regulen los permisos y se configuren la suplencias en las cinco provincias
Sindicatos de Bienestar Social reivindican el aumento de plantilla, parada desde 2009
Sindicatos de Bienestar Social reivindican el aumento de plantilla, parada desde 2009

Los sindicatos que integran el comité de empresa de Bienestar Social, CCOO, CSIF, STAS Intersindical y UGT, han denunciado la "grave" falta de personal en centros públicos que dependen de la Junta Autonómica, que puede cifrarse hasta en el 40 por ciento, al estar paralizada la contratación desde 2009.

En atención a los periodistas, con motivo de la concentración a nivel regional, que en Toledo se ha producido a las puertas de la residencia de mayores de la Avenida de Barber, los responsables sindicales han reivindicado, junto a la ampliación de plantillas, que se cubran las bajas, se regulen los permisos y se configuren la suplencias en las cinco provincias.

"Durante diez años sufrimos la grave falta de personal. Los recortes de la era Cospedal se han consolidado y este Gobierno, encima, los ha aumentado" en residencias de mayores y centros de Día y de dependientes, ha lamentado Luis Manuel Monforte, secretario del comité de empresa y responsable autonómico de FSP UGT CLM.

Ha sido tajante al asegurar que "estamos peor que con Cospedal" cuando, ha recordado, "se nos amenazó que si seguíamos exigiendo lo gestionarían con empresas privadas, y este Gobierno de García-Page ya lo ha materializado en la residencia de mayores de Torrijos, donde ha entrado una contrata en el servicio de auxiliar de Enfermería, que es gravísimo".

A los problemas globales en toda la región, Monforte ha sumado, en la provincia de Toledo, "el caos organizativo, sin criterios" y, además, "la falta de interlocución con la Delegación Provincial de Bienestar Social", y en concreto con su responsable, Yolanda Díaz.

"Debe sentarse con el comité de empresa. Tiene la obligación de reunirse con los representantes de los trabajadores. La hemos mandado cinco escritos y seis peticiones de reunión, pero no nos coge el teléfono ni nos atiende", ha lamentado Monforte.

Un hecho que ha ratificado la presidenta del comité de empresa de Bienestar Social de Toledo, María José Bedoya: "Se presentó un día que teníamos reunión ordinaria, pero nada más", ha desvelado.

La presidenta, que ha cifrado en medio millar los trabajadores afectados en la provincia de Toledo, ha ampliado que este año cada uno, de media, laborará más de 100 horas de las que contempla el convenio y, por tanto, se incumple el VIII Acuerdo de Personal Laboral de la Junta "haciendo un uso perverso de él".

Ha sumado a ello que "no nos han subido los salarios, que nos dicen que compensarán cuando puedan, pues incluso hay muchos centros donde se deben horas por exceso de jornadas del año 2018", ha reforzado.

"Durante la pasada Legislatura el Gobierno nos dijo que iba a hacernos un traje a medida, pero seguimos esperando y todo es papel mojado", ha remarcado.

Ademas, como ha reflejado la representante del CSIF en el comité de empresa, Oti Vázquez, "no parece que la Junta se de cuenta que el perfil de usuarios es cada vez más dependiente, de grado 2 o 3, precisan de más cuidados y ello obliga a una mayor asistencia y más atención del personal", más del 80 % formado por mujeres, "y es importante que no lo olviden".

Algo que, según ha ampliado la también miembro del CSIF Sara Alocén, "se agrava porque los trabajadores tienen también más edad, están más envejecidos", que ha cifrado en una media de 55 años, "y hay muchas bajas que son difícil de cubrir en el día y, al final, quien lo paga son los usuarios".

Por todo esto, María del Prado Rodríguez, miembro del comité de empresa por el STAS Intersindical, ha expuesto que "hay que empezar a buscar responsabilidades, partiendo desde las direcciones de los centros, que en ningún caso están haciendo caso al grave problema que sufrimos".

"Si siguen sin hacernos casos tendremos que subir más arriba y, en unidad de acción con los comités de las cinco provincial, llegar hasta la consejera, Aurelia Sánchez", ha completado Rodríguez, y que ha secundado la delegada de CCOO Soraya García, quien ha culpado a la Administración regional de la "mayor sobrecarga física y psicológica para los trabajadores que perjudica a los usuarios con un peor servicio".

Más información en vídeos 
Comentarios