domingo 31.05.2020

Semana Santa de Castilla-La Mancha: devoción y sentimiento a lo largo y ancho de las cinco provincias

A lo largo y ancho del territorio regional, aguardan verdaderas joyas en torno a la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, que cada año atraen a la región a cientos de miles de visitantes de todo el mundo

Semana Santa de Castilla-La Mancha: devoción y sentimiento a lo largo y ancho de las cinco provincias. En la imagen un instante de la Semana Santa de Cuenca - DAVID BLÁZQUEZ
Semana Santa de Castilla-La Mancha: devoción y sentimiento a lo largo y ancho de las cinco provincias. En la imagen un instante de la Semana Santa de Cuenca - DAVID BLÁZQUEZ

publirreportaje FEDER+JUNTA

La Semana Santa es la conmemoración anual cristiana de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret. Por ello, es un período de intensa actividad litúrgica y religiosa dentro de las diversas confesiones cristianas. Arranca con el Domingo de Ramos y concluye siete días después, con el Domingo de Resurrección, aunque su celebración suele iniciarse en varios lugares el viernes anterior (Viernes de Dolores).

Albacete

Semana Santa y Tamborada de Hellín

La Semana Santa en Hellín, Fiesta de Interés Turístico Internacional es, sin lugar a dudas, el momento más señalado de esta localidad no sólo para todos los hellineros, sino también para los miles de visitantes que acuden cada año a esta cita con la tradición.

Si hay un instrumento que caracteriza a Hellín es el tambor. Éste aparece intrínsecamente unido a la Semana Santa mezclándose así en una sola celebración la pasión por lo religioso (Procesiones) y la fiesta pagana (Tamborada).

En la actualidad existen veintiséis Cofradías y Hermandades con siglos de historia a sus espaldas, formadas por imágenes y grupos escultóricos de escultores como Mariano Benlliure, Federico Coullaut Valera, Fernández Andes o José Zamorano. Entre estas obras cabe destacar el “Cristo Yacente” de Mariano Benlliure, considerada, según  los expertos, como una de las cinco mejores esculturas del siglo XX.

En la Tamborada, más de 20.000 personas, mayores y pequeños, redoblan sus tambores por las calles de la ciudad, ataviados con túnica negra y pañuelo rojo o negro al cuello. La primera tamborada tiene lugar el Viernes de Dolores, día elegido antiguamente para templar los tambores cuando éstos estaban fabricados con piel de cabrito. Sin embargo, no es hasta el Miércoles Santo cuando tiene lugar la primera tamborada oficial y una de las más multitudinarias, que comienza a las tres de la tarde y finaliza con la recogida de la Procesión de la Oración del Huerto.

El jueves comienza a medianoche, al terminar la Procesión del Silencio, hasta la tarde del Viernes Santo, después de la bajada al Calvario. Y finalmente, el Sábado de Gloria tiene lugar la última tamborada que acaba la tarde de Domingo de Resurrección con la recogida de la Procesión del Encuentro. Los visitantes pueden participar de forma activa en estas tamboradas, disfrutando de un ambiente único y de un sonido que marcará su paso por la ciudad.

La mañana del Domingo de Resurrección ofrece en Hellín y Agramón (pedanía de Hellín) unos momentos de intensa emoción: el silencio absoluto de miles de tamborileros en los instantes previos al “Encuentro” para, una vez abierta la piña que libera decenas de palomas, atronar al unísono con renovado brío. El término de esta procesión marca el final de los actos de la Semana de Pasión, desfiles procesionales y tamboradas.

La UNESCO ha declarado las tamboradas de Hellín Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Semana Santa de Tobarra

Suenan ininterrumpidamente los tambores en la Semana Santa de Tobarra, enmudenciendo tan sólo en los actos solemnes. Especialmente en la bendición impartida por la imagen articulada de Jesús Nazareno, a la que acuden cada año más de treinta mil personas, procedentes de todo el mundo. El momento es sobrecogedor: cual si la talla hubiese cobrado vida, su brazo bendice a los presentes, en los cuatro puntos cardinales, tras el sermón, y seguido de las notas de la marcha fúnebre Mektub. Después los tambores vuelven a sonar, durante más de cien horas, sin cesar. Lo harán en la procesión de la Santísima Virgen de los Dolores, talla de Francisco Salzillo. Y también en la Bajada del Cristo de la Caída, durante el Jueves Santo, acto de fuerza, sacrificio y devoción para los costaleros: las andas pesan más de dos mil kilos.

Todos los tronos son portados a hombros por los "agarráores" o "agarráoras", acompañados por las bandas de música o agrupaciones musicales, ya sea paso lento o más alegre dependiendo del momento.

La UNESCO ha declarado las tamboradas de Tobarra Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Semana Santa de Albacete

La Semana Santa de Albacete fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional el 28 de marzo de 2017. 

El Jueves Santo, las calles de Albacete apagan su alumbrado. La Procesión del Silencio recorre las calles iluminada únicamente por la imagen del Santísimo Cristo del Consuelo. Tan sólo un ejemplo de las veintiuna procesiones que, organizadas por las catorce cofradías, representan cada una de los actos de Semana Santa desde el Domingo de Ramos hasta el de Resurreción. De especial interés es la protagonizada por los niños el Lunes Santo portando reproducciones a escala de los principales pasos.

La mayoría de los pasos son portados por costaleros, lo que otorga una mayor solemnidad y belleza. Actualmente la Semana Santa de Albacete cuenta con un total de 36 tallas, imágenes o grupos escultóricos.

Domingo de Ramos: Bendición de Ramos y Procesión de las Palmas.

Salida: Parroquia de Fátima 

Llegada: Santa Iglesia Catedral

Lunes Santo, organizada por la Congregación Cofradía de Ntra. Sra. de las Angustias, desfile procesional donde participan los niños en edades comprendidas entre los 4 y 12 años. 

Salida: Parroquia de Ntra. Sra. de las Angustias 

Llegada: Residencia Ancianos "San Antón"

Martes Santo: Procesión de la Oración en el Huerto.

Salida: S. I. Catedral 

Llegada: S. I. Catedral

Miércoles Santo: Procesión de la Pasión.

Salida: S. I. Catedral 

Llegada: S. I. Catedral

Jueves Santo:

Procesión del Encuentro (Salida: S. I. Catedral  Llegada: S. I. Catedral)

Procesión del Calvario  (Salida: S. I. Catedral  Llegada: S. I. Catedral)

Procesión Santísimo Cristo de la Expiración (Salida: Iglesia del Pilar Llegada: Comandancia de la Guardia Civil)

Procesión de Ntro. Padre Jesús de Medinaceli (Salida: Parroquia de Franciscanos Llegada: Parroquia de Franciscanos)

Procesión del Dolor en la Noche  (Salida: Parroquia de Franciscanos Llegada: Parroquia de Franciscanos)

Procesión del Silencio (Salida: Parroquia de la Purísima Llegada: Parroquia de la Purísima)

Viernes Santo: 

Procesión de Ntra. Sra. De las Angustias

Procesión del Santo Vía Crucis (Salida: Parroquia de la Purísima Llegada: Parroquia de la Purísima)

Solemne Procesión del Santo Entierro (Salida: S. I. Catedral  Llegada: S. I. Catedral)

Sábado Santo:

Procesión de Ntra. de los Dolores

Procesión de Nuestra Sra. de la Piedad

Procesión de Ntra. Sra. de la Amargura

Procesión de Ntra. Sra. de la Esperanza La Macarena

Procesión de Ntra. Sra. de la Soledad y de la Resurrección.

Domingo de Resurrección: Procesión del Resucitado (Salida: Santa Iglesia Catedral Llegada: Parque Abelardo Sánchez).

Semana Santa y Tamborada de Agramón

Las tamboradas de Agramón, junto con las de Hellín y Tobarra, son las de mayor tradición y arraigo de toda la provincia de Albacete. Agramón es, además, la primera pedanía de la región en obtener la distinción de Fiesta de Interés Turístico Regional (febrero 2016). Los apenas 800 habitantes del pueblo se entregan con devoción en todos los actos, también en las semanas previas. Al término de la procesión del Silencio, sobre las doce de la noche del Jueves Santo, los tambores se erigen en protagonistas. Las calles mudas minutos antes se ven inundadas por cientos de tamborileros que, ataviados con túnicas moradas, tocan a un mismo son el famoso “racataplán”.

La UNESCO ha declarado las tamboradas de Agramón Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Sus seis hermandades, la Hermandad de La Burrica, la de La Verónica, San Juan, Virgen de Los Dolores, De la Cruz, y Nuestro Padre Jesús Nazareno, son uno de los pilares fundamentales de la Semana Santa de Agramón.

Ciudad Real

Semana Santa de Ciudad Real

La celebración de la Semana Santa alcanza en Ciudad Real su máxima expresión artística y devocional, prolongándose desde el Domingo de Pasión hasta el Domingo de Resurrección. Las veinticuatro hermandades procesionan con treinta y cuatro pasos de gran valor artístico y todos los hermanos visten sus túnicas para completar el cortejo procesional. Además, la música de capilla, banda o agrupación que acompaña a la mayoría de las corporaciones o el silencio roto por la cadencia de los tambores sirven para crear una emocionante atmósfera tan propia de esta fecha. La Semana Santa de Ciudad Real está declarada de Interés Turístico Nacional.

A continuación se listan las procesiones con sus pasos, recorridos y horarios.

Domingo de Pasión (Domingo anterior al Domingo de Ramos)

La Hermandad de Jesús Nazareno fue fundada en el año 1725 en el desaparecido Convento de Dominicos y allí, en el claustro, se realizaba la procesión. En el siglo XIX, con la desamortización del convento, la hermandad se trasladó a San Pedro donde continúo realizando su procesión alrededor de la iglesia. En la actualidad esta procesión se realiza en la tarde del Domingo de Pasión aunque también procesiona en la semana grande de la ciudad el Viernes Santo.

Martes Santo

La archicofradía del Cristo de Medinaceli, es filial de la de Madrid, y su imagen del Cristo está hecha a imagen del madrileño, con peluca de pelo natural, en los tallares de José Rabasa en 1950. Además, le acompaña el Santísimo Niño del Remedio realizado por Faustino Sanz Herranz en 1965.

También de la barriada del Pilar sale la Hermandad de la Virgen de la Esperanza. La talla de Virgen realizada en el año 1953 en los talleres de José Rabasa desfila con sus tradicionales colores verde y blanco.

El camino de Jesús hacia el Calvario ayudado por Simón de Cirene es representado por la hermandad de Nuestro Señor Jesús de las Penas. La cofradía, fundada en 1992, se ha ido trasformando hasta conseguir ser un referente dentro de la Semana Santa de Ciudad Real.  Es la única hermandad que sale de un convento, el de las RR. MM. Carmelitas, en la capital lo que contribuye a consolidar su estilo austero, de marcado recogimiento. Discurre en silencio por la ciudad solo acompañada de un trio de música de capilla (fagot, clarinete y oboe).

Miércoles Santo 

La Cofradía del Silencio que procesiona el Jueves Santo tiene dos titulares: El Cristo de la Buena Muerte y la Virgen del Mayor Dolor. Antiguamente solo los hombres podían acompañar a los titulares en la procesión y, por ello, las hermanas de la corporación decidieron salir junto con la titular mariana el día anterior, el Miércoles Santo. En la actualidad esto ya no sucede pero, como reminiscencia de ese hecho, se mantiene  dicha salida procesional.

Jueves Santo

El Jueves Santo se inicia en Ciudad Real de madrugada. La hermandad del Silencio procesiona con sus titulares, el Cristo de la Buena Muerte y la Virgen del Mayor Dolor, desde San Pedro por las calles de la ciudad. Es la cofradía que más hermanos tiene en censo y que más nazarenos saca a la calle. El silencio que acompaña a la comitiva solo se rompe por el  sonido del tambor que marca el paso de los portadores y por el rechinar de las cadenas que algunos hermanos portan atadas a los pies.

El misterio de la Sagrada Cena es representado por la Hermandad de la Santa Cena, la primera de las cofradías de la llamada “pasionaria de Santiago” (apelativo relacionado con el lugar donde, de origen, partían las hermandades del Jueves Santo por la tarde). De esta hermandad procesionan dos pasos: el de la Santa Cena, con Cristo y los doce apóstoles, que es el paso más grande y pesado de toda la Semana Santa, y el palio de la Virgen del Dulce Nombre.

El momento en que Pilatos muestra a Cristo ante el pueblo, lo representa la hermandad del Ecce Homo. Dos pasos componen esta hermandad: el del Niño, talla anónima del XIX, que es llevado a dos hombros por dentro por una cuadrilla joven de hermanos y el paso de misterio con Jesús ante Pilatos, sobre paso barroco, también portado a dos hombros por dentro. Ninguna otra hermandad en Ciudad Real utiliza este sistema de porteo hecho que le confiere un discurrir distinto por las calles de la ciudad. Además, el tambor es el elemento musical que acompaña a la hermandad pues tienen su propia banda solo compuesta por percusión.

La tercera hermandad de la tarde del Jueves Santo es la del Santísimo Cristo de la Caridad.  Representa el momento en que Longinos atraviesa con su lanza el costado de Cristo. La bella imagen del Cristo se distingue de los demás crucificados de la ciudad porque tiene el pie izquierdo sobre el derecho, al contrario de lo habitual. Acompaña el paso la Agrupación Musical Santo Tomás de Villanueva oriunda de Ciudad Real. Fundada en 1.612.

La imagen mariana que cierra la procesión del Jueves Santo es la de la Virgen de los Dolores. Su fundación se produjo en el año 1831 en torno a la devoción a esta advocación en la misma parroquia donde a día de hoy se encuentra enclavada. La Dolorosa de Santiago procesiona el Jueves Santo pero también el Viernes de Dolores (viernes anterior al Domingo de Ramos) cuando todo el barrio le demuestra su cariño y devoción.

Comienza a las 19.30 h. y finaliza a las 23.55 h. Recorrido: Salida del Guardapasos (19.30 h.), Quevedo, Cañas, Plaza de la Inmaculada Concepción, Plaza de Santiago (20.25 h.), Ángel, Jacinto, Estrella, Toledo (21.15 h.), Plaza de la Merced, Pasaje de la Merced (21.30 h.), Caballeros, Camarín,  Palco Catedral (Inicio de la Carrera Oficial 22.05 h.), Prado, Feria, María Cristina, Plaza Mayor (Fin de la Carrera Oficial 22.45 h.), Cuchillería, Lanza, Conde de la Cañada, Libertad, Lirio, Quevedo, Entrada al Guardapasos ( 23.55 h.)

Viernes Santo

El día grande de la semana de pasión se inicia en Ciudad Real a media noche, cuando Jesús Nazareno atraviesa la puerta de San Pedro solo acompañado del rachear de los costaleros que le portan. El titular, que fue realizado en 1941 por Antonio Illanes Rodríguez, procesiona por las calles de Ciudad Real no solo el Viernes Santo sino también el Domingo de Pasión (domingo antes del Domingo de Ramos).

En la mañana del Viernes Santo procesionan las cinco hermandades que configuran la “pasionaria de San Pedro”.La primera de ellas es la del misterio de Jesús en el Huerto de los Olivos acompañado de los apóstoles Juan, Pedro y Santiago y un ángel que le anuncia su destino. El acompañamiento musical también viene de la mano de la Agrupación Local Santo Tomás de Villanueva.

“María se encuentra con Jesús en la calle de la Amargura” es el pasaje que representa la Hermandad del Encuentro con su paso portado a ruedas. El grupo escultórico de al hermandad formado por María, María Magdalena, un romano y Jesús fue realizado en 1946 en los talleres valencianos de Rausell y Llorens

La Hermandad de Jesús Caído es la tercera en procesionar en la mañana del Viernes santo. Representa la tercera caída de Jesús con la cruz al hombro y ayudado pro el cirineo. El grupo escultórico del paso portado a ruedas está formado por Cristo, la Verónica, la Virgen, Simón de Cirene y un sayón todos ellos obra del artista conquense Luis Marco Pérez.

La Hermandad de las Tres Cruces es la más antigua de Ciudad Real pues su origen se encuentra en la primitiva Cofradía del Santo Crucifijo de San Pedro (1599). El bello misterio lo componen las imágenes de Jesús crucificado entre los ladrones Dimas y Gestas, la Virgen, San Juan y María Magdalena. El acompañamiento musical es la música de capilla.

La hermandad de la Virgen de la Misericordia cierra la procesión del Viernes Santo por la mañana. La hermandad solo tiene un paso, el de su titular, la Virgen de la Misericordia que, junto con la Virgen de la Alegría del Domingo de Resurrección, es la única que procesiona sin palio.

La tarde del Viernes Santo se inicia con la procesión de una hermandad centenaria. El Santísimo Cristo de la Piedad representa a Cristo muerto y en la actualidad la talla es obra de Antonio Castillo Lastrucci  de 1947  aunque la obra original es de Giraldo de Merlo y ahora preside el altar mayor de la Catedral de Ciudad Real.

El descendimiento de la Cruz escenifica el momento en que José de Arimateo y Nicodemo descienden el cadáver de Cristo. El paso procesional esta formado por seis imágenes: La Virgen, María Magdalena, José de Arimatea, Nicodemo, San Juan y el Cristo. Todas ellas son obra del artista conquense Luis Marco Pérez.

La Hermandad de las Angustias procesiona la imagen de la Santísima Virgen con el cuerpo inerte de Jesús en sus brazos. La talla data de 1944 y es obra del artista conquense Luis Marco Pérez. Acompaña a cofrades y costaleros la agrupación musical Santo Tomás de Villanueva. Fundado en 1.943.

La Hermandad del Santo Sepulcro representa a Cristo yacente asistido por los ángeles. La talla que data de 1944 y que fue realizada por el escultor catalán Claudio Rius es acompañada por las autoridades eclesiásticas y civiles.

Para cerrar la procesión del Viernes Santo procesiona la Hermandad de Ntra. Sra. de los Dolores, popularmente conocida como el Ave María. Esta dolorosa bajo palio de bambalinas es una talla del año 1940 del artista sevillano Antonio Castillo Lastrucci.

Sábado Santo

El Sábado Santo en Ciudad Real procesiona solamente una hermandad, la de la Ntra. Sra. de la Soledad y Mª Stma. de la Amargura. Esta cofradía consta de dos pasos: un misterio con las imágenes de Mª Stma. de la Amargura, San Juan Evangelista, María Magdalena, María de Cleofás y María de Salomé y un palio de cajón (el único de la ciudad de esta tipología) con la talla de Ntra. Sra. de la Soledad obra de Luis Marco Pérez del año 1945.

Domingo de Resurrección

Todas las cofradías de Ciudad Real procesionan juntas para celebrar la Resurrección, cada una con su túnica. El misterio representa a Jesús saliendo triunfante del sepulcro tras su resurrección y a dos romanos asombrados. Fue realizado por el escultor ciudadrealeño Joaquín García Donaire en el año 1960. Además procesiona la Virgen de la Alegría realizada por Jesús Méndez Lastrucci en 2007.

Semana Santa de Daimiel

Da idea de la gran importancia de la Semana Santa de Daimiel el hecho de que una población de dieciocho mil habitantes cuente con doce mil cofradesnueve cofradías y veintinueve pasos procesionales. Característico de su celebración es la sucesión de sus desfiles procesionales, que se suceden siguiendo el estricto orden de la Pasión de Jesucristo. Y también el colorido de los mantos, capuces y capirotes de los cofrades, que han dado origen a sobrenombres populares: coloraos, capuchinos, moraos, blancos, negros y corbatos.

Viernes de Dolores

Significativo es el vía crucis organizado este día por la Archicofradía de la Pasión pues se realiza de noche y portando antorchas que iluminan las estaciones del recorrido de cinco kilómetros.

Domingo de Ramos

El Domingo de Ramos a las 11.30 de la mañana es la procesión de los niños, conocida como "La Borriquilla". Aunque desfila la sección infantil de la cofradía del Santísimo Cristo de la Columna y María Santísima de la Amargura, todos los niños de Daimiel están invitados a participar. Además del paso, es característico de ella las niñas vestidas de samaritanas  portando ánforas.

Lunes, Martes y Miércoles Santo

El Lunes Santo la mayoría de hermanos asisten al descendimiento del Cristo en la Iglesia de Santa María. La imagen es descolgada de la pared emulando la centenaria tradición de descendimientos de la cruz de imágenes articuladas, iniciada en el siglo XVI.

El Martes Santo, las réplicas de los lienzos originales de la Ermita del Cristo de la Luz se distribuyen por la ciudad para formar las estaciones del vía crucis. Los casi seiscientos hermanos de la Archicofradía de la Pasión, vistiendo túnica y capuz negros, procesionan con el Santísimo Cristo de la Luz por el Daimiel nocturno.

El Miércoles Santo por la noche sale en procesión la imagen del Cristo muerto en la cruz, llamada Santísimo Cristo del Consuelo, escoltada por las imágenes de los cuatro evangelistas y portada por los hermanos de la Real e Ilustre Hermandad Sacramental del Santísimo Cristo del Consuelo.

Jueves Santo

Significativa es la Cofradía del Santísimo Cristo de la Columna y Nuestra Señora de la Amargura, constituida en 1575 lo que la convierte en una de las más antiguas en el Campo de Calatrava. Sus cinco pasos procesionan el Jueves Santo: la Santa Cena, la Oración del Huerto, Nuestro Padre Jesús Cautivo, el Santísimo Cristo de la Columna y la Oración del Huerto.

Viernes Santo

La cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, formada hoy por más de cinco mil hermanos, es una de las mayores de España. Su procesión del Viernes Santo está formada por ocho pasos portados por nazarenos de manto y capillo morados con corona de espinas. Los hermanos portan además una cruz negra en el hombro izquierdo. En ella se representan diferentes escenas como el encuentro de Jesús con la Virgen y el de Cristo con la Verónica.

La cofradía del Santísimo Cristo de la Columna y María Santísima de la Amargura viste túnica blanca y capa morada. Su procesión porta cinco pasos, entre ellos El Cristo de la Expiración, única imagen barroca que no fue destruida en la Guerra Civil. La música que les acompaña es significativa por las marchas propias creadas para la Hermandad.

Los nazarenos de la Hermandad del Santísimo Cristo del Sepulcro visten túnica y capillo negros y portan un cirio en la procesión de la noche del viernes. A sus dos imágenes del Cristo, una en brazos de su madre y otra en el sepulcro, se suma la imagen de Jesús de la Hermandad del Santísimo Cristo del Consuelo para que las tres tallas, todas del escultor Castillo Lastrucci, se muestren juntas.

Sábado Santo

La túnica de penitentes de la Cofradía de María Desolada Reina de los Mártires es negra con la cruz roja de Calatrava en el pecho y un bordón de peregrino. Sale en procesión por la noche portando la imagen de María Desolada, el Cristo de la Buena Muerte y siete pesadas cruces penitenciales que representan los Siete Dolores de la Virgen.

Domingo de Resurrección

La Semana Santa de Daimiel es una fiesta que continúa creciendo culturalmente, y fruto de ello es la recuperada procesión de Jesús Resucitado, organizada por la Hermandad de María Desolada.

Fiesta de interés turístico regional.

Semana Santa de Villarrubia de los Ojos

En Villarrubia de los Ojos, la Semana Santa destaca por sus siete desfiles procesionales, que se distribuyen desde el Viernes de Dolores, Domingo de Ramos, Jueves Santo y Viernes Santo hasta el Sábado Santo. Más de tres mil cuatrocientos cofrades, con hábitos y capirotes del color de su hermandad, y una asistencia masiva de público, mostrando una gran devoción en los recorridos, hacen que el visitante viva la emoción especial que tienen estas fiestas en Castilla-La Mancha.

El Jueves Santo al atardecer, tres cofradías realizan de manera conjunta la procesión de "La Flagelación". Acompañados de la banda de cornetas y tambores, la primera hermandad porta cuatro pasos: "Niño Jesús de la Bola", "El Prendimiento", "Jesús Nazareno" y "La Flagelación". Tras ellos, la hermandad de la Soledad porta los pasos de "La Virgen Niña", "Las Santas Mujeres de Jerusalén" y "Nuestra Señora de los Dolores". Cuando esta procesión da término, comienza la de “La Oración en el Huerto”, con su paso, seguido del "Niño Jesús Carpintero".

El Viernes Santo destaca por su procesión de mañana, “Los Encuentros”. La cofradía de Jesús Nazareno porta el paso del “Flagelado cargando la Cruz”, que se encontrará con el paso de “La Virgen”, escenificando las tres caídas de Cristo y el enjugado del paño de la Verónica. La tarde es sin duda la gran oportunidad de ver la mayoría de los pasos y a sus cofradías por las calles de Villarrubia. Procesionan "La Virgen Niña", "El Calvario" y "La Piedad", tras las que marchan "El Niño Jesús de la Bola", "Santísimo Cristo en la Agonía" y el "Santo Sepulcro", acompañado de banda de cornetas y tambores. Por último, el desfile se cierra con los pasos de "Niño Jesús Carpintero", "El descendimiento", y "Nuestra Señora de la Esperanza". En la iglesia de la Soledad se recoge, además, la imagen de "Nuestra Señora de la Soledad". 

El Sábado Santo se realiza la procesión de "La Resurrección". Las tres hermandades, llamadas "Blancos", "Morados" y "Verdes" por el color de sus túnicas, van destapadas y mezcladas entre sí. Los pasos de "El Sepulcro Vacío", "Jesús Resucitado" y “La Virgen María” cierran la Semana Santa.

Fiesta de interés turístico regional.

Ruta de la Pasión Calatrava

La Ruta de la Pasión Calatrava es un espectáculo que trasciende el ámbito religioso, un itinerario de cinco días de duración por las principales actividades desarrolladas desde el Miércoles Santo hasta el Domingo de Resurrección en el Campo de Calatrava; un recorrido por los municipios de Aldea del Rey, Almagro, Bolaños, Granátula, Miguelturra, Pozuelo, Torralba, Valenzuela, Moral y Calzada de Calatrava.

La Semana Santa Calatrava es una oportunidad para conocer el patrimonio cultural, natural y gastronómico que como identidad colectiva da forma a todos los municipios calatravos.

La Orden cisterciense de Calatrava, desde su sede original en el castillo de Calatrava La Vieja, organizó la reconquista de un territorio bajo cuyo mandato surgirían numerosas poblaciones. Apellidadas con el nombre de la Orden comparten hoy unas características culturales únicas, las del Campo de Calatrava, que se manifiestan de manera muy especial en su Semana Santa.

Muy características son sus escenificaciones históricas de escenas de la Pasión de Cristo con antiguos romances y músicas propias de cada localidad. En gastronomía destaca especialmente la flor de Calatrava, que es un dulce en forma de cruz, y las frutas de sartén. La artesanía también está presente, desde, la de los hojalateros en la confección de las armaduras de las cofradías de “Armaos” a las mantillas calatravas de encaje de bolillos y blonda que lucen las mujeres.

Jueves Santo

Las cofradías de “Armaos”, propias del Campo de Calatrava y con origen militar, visten sus armaduras tradicionales abarcando desde las de tipo romano a las del siglo XVI. La mañana de Jueves Santo, en Aldea del Rey, se escenifica la traición de Judas Iscariote a Jesús. En Bolaños de Calatrava los “Armaos” comienzan la búsqueda de Jesús desde la mañana, escenificando el prendimiento al final de la tarde. En Granátula de Calatrava durante el prendimiento el capitán de la tropa romana canta “el romance del prendimiento”. De Almagro hay que destacar la danza de “El Caracol”, donde los “Armaos” se mueven abriendo y cerrando un círculo en torno a su bandera.  En Moral de Calatrava, esta danza es llamada "Caracola" y se celebra el Domingo de Resurreción como despedida.

Viernes Santo

Significativas son las procesiones de “El Paso”, celebradas por la mañana en Torralba de Calatrava y Granátula de Calatrava. Es el día en que los dulces tradicionales -flores, rosquillos, barquillos y roscapiña- acompañan el desayuno.

El llamado “Juego de las Caras” rememora el sorteo de la túnica de Jesucristo. De antiquísima tradición, se practica en todas las localidades, aunque es en Calzada de Calatrava donde alcanza su máxima expresión. Se traza un círculo en el suelo y la banca va igualando la apuesta de cada jugador. Después, el baratero lanza al aire dos monedas de cobre con las dos caras hacia arriba. Si al caer salen las dos caras, gana la banca. Si salen las dos cruces, ganan los apostantes. Si salen cara y cruz, se intenta de nuevo.

Sábado Santo

Este es el día en que las cofradías de “Armaos” vuelven a salir y ejecutan sus danzas tradicionales. Además de la citada "La Caracola", en Bolaños se realiza la "Estrella" – danza en la que se forman estrellas de cinco puntas -, y "el Molino", donde el abanderado se coloca en el centro y el resto forman una cruz latina.

En la noche del Sábado Santo las calles se convierten en escaparate de las labores artesanales de blonda y encaje de bolillos, que lucen las mujeres en sus mantillas en todas las procesiones. En Miguelturra, al término de la llamada misa de los “Armaos”, la cofradía escenifica una lucha simbólica, en la que final de la cual se agita la bandera como símbolo de la resurrección de Cristo.

Domingo de Resurreción

Las procesiones de “El Resucitado” y “El Encuentro” se suceden en todas las localidades a diferentes horas. En Pozuelo de Calatrava, Torralba de Calatrava y Calzada de Calatrava se canta  el romance tradicional “Aleluya de Resurrección”.  

Fiesta de Interés Turístico Nacional desde septiembre de 2016.

Cuenca

Semana Santa de Cuenca

La ciudad de Cuenca celebra una procesión de

La Semana Santa es la fiesta de Cuenca por excelencia. Declarada de Interés Turístico Internacional, impresiona por su gran belleza.

La celebración de la Semana Santa conquense adquiere especial relieve por el trazado urbanístico medieval del Casco Antiguo, que se convierte en un espectacular escenario que nos transporta a tiempos pasados. Los desfiles procesionales adquieren una gran belleza al anochecer.

Procesiones que se suceden desde el Domingo de Ramos con La Borriquilla, acompañada de palmas y ramas de olivo y del paso de Nuestra Señora de la Esperanza; la Procesión de la Vera Cruz el lunes, la del Perdón del Martes Santo y la del Silencio el miércoles. Los días culminantes son el Jueves Santo, con la procesión de La Paz y la Caridad; y el Viernes Santo, con tres procesiones: al amanecer la del Camino del Calvario, al mediodía, en el Calvario, y al atardecer, el Santo Entierro. La última procesión de la Semana Santa conquense es la de El Resucitado, el Domingo de Resurrección.

Por su profundo arraigo entre los conquenses, destaca la procesión Camino del Calvario, conocida popularmente como las Turbas, en la madrugada del Viernes Santo. Esta procesión no deja indiferente a nadie: las turbas aparecen como "actores" encargados de representar la burla que sufrió Jesús camino de la cruz. Durante el recorrido se producen momentos de estruendo al toque de tambores y clarines, que contrastan con otros de absoluto silencio, como cuando se canta el Miserere en la escalinata de la Iglesia de San Felipe Neri.

Semana de Música Religiosa de Cuenca

Coincidiendo con la Semana Santa, se celebra la Semana de Música Religiosa en Cuenca. Es el cuarto festival de música más antiguo de España: su origen se remonta a 1962. En él intervienen orquestas, coros e intérpretes de talla internacional y reconocido prestigio, en un amplio y variado programa de conciertos en el que se ofrecen estrenos, obras poco frecuentes, recuperaciones históricas y, cómo no, las grandes composiciones de música sacra de todos los tiempos.

Todos los actos cobran especial importancia por los maravillosos espacios en que tienen lugar. Muchos de ellos suman su belleza arquitectónica a un intenso espíritu religioso. Se celebran actos en la Catedral, en el Teatro Auditorio, en la Iglesia de San Miguel, en la de Ntra. Sra. de la Luz, la del Salvador, la Iglesia de Arcas, la de San Pedro, la de la Merced y en el Espacio Torner. En la edición de 2016, se contó además con la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de Tarancón, cuyo magnífico retablo se ha restaurado recientemente, y con el Museo Tesoro de la Catedral de Cuenca.

Se suele completar la programación con otras actividades: un curso sobre canto gregoriano, tornadas centradas en la relación de la música y la pintura, una visita acústica de la Catedral...

Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Semana Santa de Tarancón

La Semana Santa de Tarancón se celebra desde el Domingo de Ramos al de Resurreción, con procesiones y via crucis cada uno de los días de la semana, con una espectacular representación de la Pasión de Cristo el Sábado Santo.

Los capirotes y túnicas que visten los cofrades, el intenso silencio, sólo roto por las marchas de música sacra, y las calles históricas de Tarancón, dotan a sus procesiones de esa atmósfera única que se respira en Castilla-La Mancha durante estas fechas.

En el siglo XIX se funda la hermandad del Santo Entierro, en 1815, y no será hasta el siglo XX cuando se fusione con la Hermandad de la Stma. Virgen de la Soledad en 1943.

Hasta mediados siglo XX, la Semana Santa de Tarancón no se ve consolidada por la formación de nuevas cofradías, y nace la junta de cofradías en 1954, como órgano rector de esta celebración religiosa.

La representación  de la Pasión y muerte de Cristo, en la Semana Santa de Tarancón consta de veinte pasos, todos ellos reconocidos por su calidad artística, entre los que podemos encontrar hermosas tallas, trece de las cuales son obra de escultores  con gran  renombre y prestigio. Igualmente, la Semana Santa cuenta con  hermandades de arraigada tradición, que han sabido cobijar  a las nuevas  y más juveniles, en total ocho hermandades que juntas dan esplendor y provocan devoción, adoración y exaltación a la Semana Santa de Tarancón.

Fiesta de interés turístico regional.

Pasión Viviente de Tarancón

Cuando cae la noche, y con las calles de Tarancón cambiadas en las de Jerusalén mediante ramas de olivo, luces, sonidos, y arena, comienza la dramatización de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Gentes de la localidad, vestidas como en el Israel del siglo I, son los discípulos, mujeres, soldados romanos, y actúan en medio del expectante silencio. Se representa la entrada triunfal de Jesucristo, la Última Cena, la Oración en el huerto y prendimiento, el Juicio de Caifás, Negación de Pedro, Juicio de Pilatos, Crucifixión y Resurreción.

Comenzó a prepararse en 1990 gracias a la iniciativa del Grupo de Teatro Llave, Estudio 13 y se hizo sobre el texto original escrito por el sacerdote Venancio Cañego, que era el párroco de Tarancón en aquel momento. En la actualidad forman parte del elenco 200 vecinos. 

La representación de la Pasión Viviente en Tarancón tiene muchos encantos, uno de los más destacados es que sus escenas se recrean en espacios naturales del casco antiguo, obteniendo estampas de gran belleza. La Última Cena en la Plaza del Ayuntamiento; los juicios en El Caño; la Crucifixión en la Plaza de la Constitución y la Resurrección en la Iglesia Parroquial congregan a un importante número de espectadores. Pero el Huerto de los Olivos, el Encuentro de la Virgen con Jesús y Parte del Camino a la Cruz son pasajes también realmente dignos de contemplar.

Fiesta de interés turístico regional.

Fotografía: Maria del Mar del Palacio

Guadalajara

Semana Santa de Guadalajara

Ocho procesiones que reflejan toda la intensidad y espíritu sobrio de la Semana Santa en Guadalajara. Muchos nazarenos caminan descalzos arrastrando cadenas o con una cruz al hombro, en cumplimiento de sus promesas, y ataviados con los colores de su hermandad en capirotes y túnicas. 

El Jueves Santo, después de la procesión de Jesús Nazareno y Nuestro Padre Jesús de la Pasión se celebra, en la Concatedral, el Lavatorio a cargo de la Cofradía de los Apóstoles. Allí, durante los oficios religiosos, el sacerdote lava los pies a los Cofrades, al igual que Jesús lo hizo con sus discípulos, y una vez finalizados los santos oficios, todos juntos, ataviados con la clásica capa castellana, visitarán los diferentes monumentos instalados en las distintas iglesias de la ciudad, rezando las estaciones en cada una de ellas.

Los miembros de la Cofradía de los Apóstoles también aparecen cubiertos con sus capas castellanas para recorrer las estaciones del Vía Crucis del Viernes Santo.

Declarada de Interés Turístico Regional desde el año 1999, la Semana Santa de Guadalajara es una muestra viva de religiosidad popular y una manifestación de nuestra cultura tradicional de enorme arraigo entre todos los guadalajareños, pudiendo afirmarse con absoluta rotundidad que ya forma parte del patrimonio cultural de la ciudad y de su propia seña de identidad.

Cada año miles de visitantes son testigos fieles del fervor y la solemnidad que presiden estas celebraciones religiosas, siendo una oportunidad única para además conocer el magnífico y extraordinario patrimonio monumental y artístico de Guadalajara,  que constituye el perfecto escenario para el desarrollo de las distintas conmemoraciones de la Pasión de Cristo.

Fiesta de la Pasión Viviente de Hiendelaencina

Pocas representaciones de la Pasión realizadas por actores no profesionales suscitan tanta expectación como en Hiendelaencina. Desde hace más de cuarenta años, este pueblo de sólo ciento cincuenta habitantes prepara la vestimenta, escenarios, y lugares donde tendrá lugar la representación. Con un texto adaptado de la Biblia, y lleno de expresiones populares, asistimos a la Última Cena, Huerto de los Olivos, Juicio ante Caifás, ante Pilatos, la subida al Calvario y la Crucifixión, especialmente espectacular por representarse en uno de los montes cercanos al pueblo.

La escenificación se realiza por los vecinos del pueblo de Hiendelaencina y en un número de casi 130 actores, todos ellos no profesionales, y se desarrolla en la Plaza Mayor y en un paraje de las afueras del pueblo, un montículo en el que se escenifica la Crucifixión.

Toda la representación se realiza en directo, sólo la música está grabada, con lo que los diálogos son de un gran realismo y autenticidad.

Fiesta de interés turístico regional.

Toledo

Semana Santa de Toledo

El silencio, la noche y la belleza de la ciudad y de las imágenes elevan la Semana Santa toledana a su máxima expresión. Apagado el alumbrado del casco histórico de Toledo, los cofrades esperan, a la una de la madrugada, alumbrados por la tenue luz de sus farolillos, la salida de la imagen del Cristo de la buena muerte. Pero éste es sólo un ejemplo de las dieciocho procesiones que, desde el viernes de Dolores al Domingo de Resurreción, recorrerán las estrechas y sinuosas calles, en un alarde de pericia, esfuerzo y devoción.

Las veinte hermandades no sólo organizan y desarrollan las procesiones, sino que son un verdadero reflejo la historia y cultura toledanas. Como la de caballeros y damas mozárabes, las que se fundaron en los siglos XVI, XVII y XVIII, o las que han surgido a principios de nuestro siglo XXI.

Los pasos son auténticas obras de arte que salen a las calles de la ciudad en estos días. Cada paso procesional es digno de ser contemplado. No puedes perderte la Procesión de la Hermandad del Stmo. Cristo de la Vega. Sale de la Catedral el viernes santo a las 0:00 horas. Como curiosidades, frente a la Puerta del Perdón de la Catedral, los seminaristas toledanos entonan motetes al paso de la imagen del Cristo. Al pasar delante del Convento de Santo Domingo el Real, una representación del Capítulo de Caballeros Penitentes de Cristo Redentor sale con su imagen titular al pórtico para recibir a la Hermandad del Cristo de la Vega y cantar el Miserere a ambos Cristos.

Fiesta de Interés Turístico Internacional desde 2014.

Semana Santa de Ocaña

Manteniendo un orden y un silencio que ha hecho famosa la Semana Santa de Ocaña, las diez cofradías que ayudan a celebrarla acuden, el Domingo de Ramos, a la procesión en que la Comunidad Gitana porta el paso. Las procesiones se suceden día tras día, haciéndose especialmente intensa la de Viernes Santo, donde se representan las tres caídas de Cristo, mediante sus imágenes articuladas, entre un sepulcral silencio. La Hermandad de los Armados es especialmente notoria entonces, por los petos y yelmos de armadura que visten. También los nazarenos, que en cumplimiento de sus promesas arrastran cadenas, con los pies descalzos. 

Desde hace más de 400 años,  el orden y el silencio acompañan a los majestuosos desfiles procesionales que toman las calles de la villa de Ocaña con un total de 2.000 cofrades.

Fiesta de interés turístico nacional.

Semana Santa de Quintanar de la Orden

La Semana Santa en Quintanar es monumental, no sólo por sus veinte pasos de gran belleza, sino por las catorce cofradías y sus tres mil quinientos nazarenos que atienden sus procesiones. Alternando silencios y música, y escoltadas por los cofrades con sus túnicas y capirotes, las imágenes recorren la localidad. Son momentos de especial interés la Procesión de las Carracas, que portan y hacen sonar los nazarenos; la Procesión de los Pasos, y en todo momento, las saetas con que algunos vecinos rinden homenaje a los pasos. Asimismo, las bandas de música, y de cornetas y tambores, crean ese ambiente único de Semana Santa en Castilla-La Mancha. Y Quintanar invita a chocolate a todos los asistentes en el cierre de la Procesión del Encuentro.

Entre su intensa actividad litúrgica está la Procesión con Niños a las ocho de la tarde, la Virgen de Los Dolores o la Borriquilla del domingo de Ramos.

Además de los actos religiosos, Quintanar acoge un Concurso Fotográfico, Concurso Escolar, conciertos de música y ornamentación de escaparates.

Fiesta de interés turístico regional.

Semana Santa de Talavera de la Reina

En torno a la Semana Santa talaverana se realiza un completo programa de actos que incluye nueve salidas procesionales, el certamen de bandas de cornetas y tambores (en el que participan grupos de toda España), conferencias, conciertos de música sacra, concursos fotográficos y exposiciones escultóricas, entre otros.

El marco en que se celebra la Semana Santa de Talavera es bellísimo y la posibilidad de contemplar las procesiones desde sus murallas lo engrandece aún más. Sus más de tres mil cofrades, vestidos con túnicas y capirotes o cabeza cubierta, portan andas e imágenes de gran valor artístico, acompañados en su recorrido por música y coros.

Esta Semana Santa talaverana, considerada como una mezcla entre castellana y andaluza, destaca por la realización de actos litúrgicos tan importantes como las Procesiones de la Borriquita, del Silencio, de la Pasión y del Santo Entierro, que se pueden contemplar desde las murallas; el Encuentro de Jesús Resucitado con su Santísima Madre el Sábado Santo en la Plaza del Reloj, y la dramatización de algunos pasajes como la Pasión, el Santo Entierro y el Vía Crucis de cerámica. 

Más información en www.turismocastillalamancha.es

publirreportaje FEDER+JUNTA

Más información en vídeos 
Comentarios