UPTA ve "insuficientes" las nuevas medidas para retomar la actividad "con esperanza"

UPTA considera que "sería de gran ayuda si al menos el servicio a domicilio se pudiera extender hasta las 00:00 horas, teniendo en cuenta que en este proceso no se entra en contacto con el cliente final"
l secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) Castilla-La Mancha, César García
photo_camera El secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) Castilla-La Mancha, César García - Archivo

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) de Castilla-La Mancha ha cuestionado la flexibilización de las medidas anticovid aprobada por el Gobierno regional, por considerar que el retorno al nivel 3 "es insuficiente para que los hosteleros puedan retomar su actividad con un mínimo de esperanza", ya que todavía no se permite el servicio en barra o de pie, el aforo interior está limitado al 30 % y el exterior al 50 por ciento.

Según los cálculos realizados por UPTA, estos ratios suponen la puesta en marcha de la cocina y la contratación o rescate del ERTE de un camarero al menos, cuyos costes suponen que la actividad siga arrojando pérdidas, ha informado en una nota.

"Para que las actividades de hostelería sean al menos viables, que no rentables, se necesita llegar a unos aforos del 50 por ciento en el interior y del 75 por ciento en las terrazas", ha razonado el secretario regional de UPTA, César García, quien ha agregado que, "por debajo de estos porcentajes de aforo, los hosteleros arrojan pérdidas".

Además, el nivel 3 impone el cierre de los establecimientos a las 21:00 horas y el servicio a domicilio hasta las 22:00 horas, coincidiendo con el toque de queda.

A este respecto, UPTA considera que "sería de gran ayuda si al menos el servicio a domicilio se pudiera extender hasta las 00:00 horas, teniendo en cuenta que en este proceso no se entra en contacto con el cliente final".

En cuanto al código QR, García ha señalado que está generando muchos problemas e indefensión jurídica para los profesionales, dado que, "por una parte, están las personas mayores que no tienen destreza con las nuevas tecnologías; por otra, la complicación a la hora de registrarse; por otra los que se niegan a utilizar la aplicación y finalmente la falta de tiempo de los hosteleros para adaptar sus dispositivos a la aplicación".

Por todo ello, ha concluido el responsable regional de UPTA, "los hosteleros ya han sido objetivo de todas las miradas acusadoras, de ahí las medidas que se les impusieron, y ahora no pueden hacer de policía". 

Comentarios