Reclaman a la Junta una planificación 'más justa' de los recursos hídricos

Regantes de Cogolludo culpan a Junta de que no funcionen regadíos de 2003 - Imagen de archivo de riegos en el campo - agricultura
photo_camera Reclaman a la Junta una planificación 'más justa' de los recursos hídricos

Cooperativas Agro-alimentarias ha reclamado a la Junta una planificación "más justa" de los recursos hídricos que evite discriminaciones entre usuarios de diferentes zonas. "Es urgente la necesidad de que el Gobierno de Castilla-La Mancha defina, de forma consensuada con los agentes sociales e instituciones, un Plan Estratégico de Recursos Hídricos y despliegue una fuerte y eficiente acción política para desarrollarlo".

En este sentido, esta entidad ha afirmado que "solo a través del diálogo y la negociación" entre el sector agroalimentario, las diferentes y administraciones y los organismos de cuenca será posible una coordinación y planificación adecuada que tenga en cuenta también las necesidades del sector agroalimentario de la Comunidad Autónoma, "tantas veces relegado en la toma de decisiones en materia hidráulica".

"La situación en la región viene empeorando paulatinamente, ya que la falta de lluvias acentúa la grave situación del sector derivada de la deficiente planificación y del lesivo tratamiento que tiene nuestro territorio en materia de agua, respecto a otros a los que se les garantizan los recursos hídricos precisos e incluso se les realizan las infraestructuras necesarias", ha apuntado Cooperativas Agro-alimentarias en una nota de prensa.

También se ha referido a la aprobación del plan de extracciones de aguas subterráneas de las masas de Mancha Occidental I y II y Rus Valdelobos por la Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), una actuación sobre la que ha valorado que se fije en 2000 metros cúbicos por hectárea para cultivos herbáceos --1.800 para leñosos-- aunque sean "insuficientes para garantizar la viabilidad de muchas explotaciones".

Además, sobre las nuevas restricciones a los regantes de las msas de agua Lillo-Quintanar, Consuegra-Villacañas y Sierra de Altomira, donde se afirma que se ha acordado un régimen de extracciones para el 2018 de 2.200 metros cúbicos por hectárea en herbáceos y 1.500 en leñosos, ha resaltado que estas masas tienen unas dotaciones reconocidas medias de 4.278 metros cúbicos por hectárea.

Por ello, ha recriminado que dichas restricciones tienen "un enorme impacto negativo en la economía de la zona, reduciéndose drásticamente la superficie productiva, ya que la agricultura hoy en día sin agua, en muchas comarcas, es prácticamente inviable".

"OLVIDO DE RESPONSABLES" EN MATERIA HIDROLÓGICA

Para Cooperativas es "claro el olvido que los responsables de la gestión hidrológica tienen con el sector agroalimentario castellano-manchego". "Estas restricciones se plantean cuando muchas de las campañas ya están programadas, contando con los recursos que estaban asegurados en el momento de iniciarlas y que luego se ven modificados de manera unilateral. Esta forma de actuar tiene que acabar y tener en cuenta las consecuencias que tienen sobre el sector", ha aseverado.

"Sorprenden los argumentos del Presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, argumentando que esta reducción se justifica por un gesto de solidaridad de los regantes de aguas subterráneas frente a los de aguas superficiales, que cuentan con menos recursos. En realidad pensamos que se trata de una simple y llana restricción de recursos que no va a repercutir en mejorar la situación del resto de regantes castellano-manchegos", ha añadido sobre esta cuestión.

Cooperativas ha denunciado también que en Castilla-La Mancha "siempre se imponga la solidaridad" del sector para proveer recursos a otras zonas, y que esa solidaridad "nunca invierte su sentido para que la región sea la beneficiaria de la misma".

Comentarios