El FMI rebaja en un punto el crecimiento del PIB de España en 2022, hasta el 4,8%

El FMI rebaja al 3,6% la previsión de crecimiento mundial para 2022 y 2023 por la guerra en Ucrania
La brecha entre la subida del PIB y la mejora del empleo levanta suspicacias, trabajadores, empleo, desempleo, industria, fábrica, empleados, paro, 
photo_camera El FMI rebaja en un punto el crecimiento del PIB de España en 2022, hasta el 4,8%

La guerra en Ucrania ha provocado que el Fondo Monetario Internacional (FMI) acometa una nueva rebaja generalizada de sus previsiones macro en la edición de abril de su informe 'Perspectiva Económica Mundial', publicado este martes, y que en el caso de España contempla una rebaja del Producto Interior Bruto (PIB) de un punto porcentual, hasta situarla en el 4,8% en 2022.

Pese a que el PIB de España creció un 5,1% en 2021, el crecimiento en 2022 iba a ser todavía mayor, pero el conflicto entre Rusia y Ucrania ha cercenado esas previsiones. El FMI también ha recortado en medio punto porcentual, hasta el 3,3%, el crecimiento económico de España en 2023.

Los ajustes para España están por debajo de los registrados por el resto de grandes economías del euro. En el caso de Alemania, el FMI ha situado el alza del PIB en un 2,1% (1,7 puntos menos), mientras que Italia crecerá un 2,3% (1,5 puntos menos) y Francia, un 2,9% (seis décimas menos).

De cara a 2023, el organismo multilateral ha elevado el crecimiento de Alemania en dos décimas, hasta el 2,7%, al tiempo que ha recortado en medio punto el de Italia, hasta el 1,7%, y en cuatro décimas el francés, hasta el 1,4%.

La nueva rebaja de las previsiones macroeconómicas del FMI aleja los datos de PIB todavía más de la estimación del último cuadro macro del Gobierno español, publicado en septiembre y que contemplaba una alza del 7% del PIB en 2022.

Este lunes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, confirmaba que habrá una revisión a la baja de la previsión de crecimiento del PIB para este año por el impacto de la guerra de Ucrania en la economía española, aunque ha insistido en que el crecimiento seguirá siendo "robusto".

Respecto al resto de datos macro publicados por el FMI, el organismo ha estimado que la inflación en España se situará en el 5,3% este año, aunque se ralentizará al 1,3% en 2023.

De su lado, el paro se reducirá en 1,4 puntos porcentuales durante este año, hasta el 13,4%, lo que supone una mejora respecto a la previsión anterior, cuando el FMI estimaba que no se alcanzaría esa cifra hasta pasado 2026. En 2023, el organismo estima que el paro será del 13,1%. En ambos casos se trata de los mejores datos anuales desde antes de la crisis de 2008.

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García Andrés, ha valorado que el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevea en su último informe que España crecerá en 2022 por encima de las principales economías avanzadas, lo que demuestra "solidez económica" y efectos positivos del Plan de Recuperación en un contexto de incertidumbre.

García Andrés también ha destacado en un vídeo difundido a través de su cuenta en la red social 'Twitter' que la inflación en España en 2022 (5,3%) se situará "en línea" con la de la zona euro y se irá desacelerando hasta quedar por debajo del 2% en 2023.

"Estas previsiones confirman la solidez de la actual etapa expansiva de la economía española y los efectos de las inversiones y reformas del Plan de Recuperación", ha apuntado el secretario de Estado.

No obstante, ha remarcado que en este entorno de "elevada incertidumbre" las previsiones económicas que realizan los diferentes organismos se deben tomar con una "dosis adicional" de prudencia.

REBAJA DE LA PREVISIÓN DE CRECIMIENTO MUNDIAL

El crecimiento de la economía mundial se ralentizará de manera significativa como consecuencia del impacto de la guerra en Ucrania en una recuperación que aún no se había consolidado tras la pandemia y que ha acentuado algunos problemas previos a la invasión, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ha revisado a la baja sus pronósticos para 2022 y 2023.

De este modo, la institución espera que el PIB mundial crecerá este año y el siguiente un 3,6%, lo que supone una rebaja de ocho décimas respecto de la previsión de enero para 2022 y de dos décimas en la correspondiente a 2023.

En este sentido, el FMI advierte de que la guerra en Ucrania amplificará el impacto de fuerzas económicas presentes antes de la invasión como la inflación y las interrupciones del suministro, que habían llevado a los bancos centrales a endurecer la política monetaria e indicar posiciones cada vez más agresivas en el futuro, incrementando las tasas de interés y la volatilidad de los precios de los activos.

En concreto, advierte de que la inflación se ha convertido "en un peligro claro y presente para muchos países" y las interrupciones relacionadas con la guerra amplifican esas presiones.

"Ahora proyectamos que la inflación permanecerá elevada por mucho más tiempo", alerta la institución, que para 2022 anticipa que alcanzará el 5,7% en las economías avanzadas y el 8,7% en los mercados emergentes, lo que supone un aumento respectivamente de 1,8 y 2,8 puntos porcentuales en comparación con las previsiones del pasado enero.

Estos cambios están ocurriendo más rápido de lo que se esperaba, reconoce el Fondo, incluso cuando muchas partes de la economía mundial, en particular los países con bajas tasas de vacunación, deben lidiar aún con una presión continua en los sistemas de atención médica debido a la pandemia.

"Los efectos económicos de la guerra se están extendiendo por todas partes, como ondas sísmicas que emanan del epicentro de un terremoto, principalmente a través de los mercados de productos básicos, el comercio y los vínculos financieros", señala el economista jefe del FMI, Pierre-Olivier Gourinchas, en el informe 'Perspectiva Económica Mundial', donde advierte de que Europa, Oriente Próximo y África se encuentran entre las regiones más afectadas por los aumentos en los precios de los alimentos y los combustibles.

De este modo, las nuevas previsiones del FMI señalan a la zona euro como la región económicamente más perjudicada por el conflicto, con una rebaja del crecimiento esperado en 2022 de 1,1 puntos porcentuales, hasta el 2,8%, y de dos décimas en 2023, hasta el 2,3%.

Entre las principales economías del bloque del euro, Alemania sufre el mayor ajuste a la baja de las previsiones, al ver limitada su expansión este año al 2,1%, frente al 3,8% previsto en enero, mientras que sus expectativas de cara a 2023 mejoran en dos décimas, hasta el 2,7%.

Asimismo, Italia ve recortada en 1,5 puntos porcentuales su previsión de crecimiento para 2022, hasta el 2,3%, mientras que la de 2023 también baja en medio punto porcentual, hasta el 1,7%.

En el caso de Francia, el FMI espera un crecimiento del 2,9% este año y del 1,4% el siguiente, lo que supone una rebaja de seis y cuatro décimas, respectivamente, en comparación con las previsiones de enero, mientras que para España, el Fondo proyecta un crecimiento del PIB del 4,8% en 2022 y del 3,3% en 2023, rebajando así en un punto porcentual la anterior previsión para este año y en medio punto la de 2023.

De su lado, el crecimiento de Estados Unidos también ha sido revisado a la baja por el FMI en tres décimas tanto este año como el siguiente, cuando la expansión de la mayor economía mundial será del 3,7% y del 2,3%, respectivamente.

China, con un crecimiento esperado del 4,4% en 2022 y del 5,1%, también ha visto recortadas sus expectativas, con un ajuste a la baja de medio punto porcentual para este año y de dos décimas el siguiente.

En general, las economías avanzadas registrarán un ritmo de crecimiento del 3,3% en 2022 y del 2,4% en 2023, lo que implica una recorte de seis décimas este año y de otras dos el próximo año. A su vez, el pronóstico para las economías emergentes anticipa una expansión del 3,8% este año, un punto porcentual menos que en enero, y del 4,4% en 2023, un ajuste de tres décimas.

"La fragmentación geopolítica empeora todas estas situaciones al aumentar el riesgo de conflicto y la volatilidad económica y disminuir la eficiencia general", advierte el FMI, para el que la guerra ha generado una perspectiva real de que "sean borrados" una gran parte de los logros recientes.

Comentarios