La AIReF prevé que Castilla-La Mancha acabe 2022 con un 1,1% de déficit

La AIReF sube al 7,8 % la inflación prevista y avisa de su impacto en hogares
La presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, en la Comisión para la reconstrucción del Congreso de los Diputados - Archivo
photo_camera La presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, en una imagen de archivo durante una comparecencia

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha estimado que Castilla-La Mancha cerrará este año 2022 con un déficit que equivaldrá al 1,1 por ciento de su PIB, mientras que la deuda pública de la comunidad autónoma alcanzará el 33,9 por ciento del PIB. En total, la AIReF ha elevado en dos décimas, hasta el 0,9 % del PIB, el déficit de las comunidades autónomas para este año.

El Informe de la AIReF sobre la ejecución presupuestaria, deuda pública y regla de gasto de 2022 en las administraciones públicas, indica que este incremento de dos décimas del déficit de las autonomías, se debe a un "mayor gasto en consumo público que se asocia a gasto covid", así como una "menor previsión de ingresos por fondos europeos tradicionales".

No obstante, en 2023 y 2024, el informe prevé que las comunidades autónomas incrementarán temporalmente sus recursos por liquidaciones positivas del sistema de financiación autonómica, que se normalizarán en 2025.

La AIReF también recomienda a las autonomías evitar incrementos de gasto o reducciones de ingresos con carácter estructural, cuya financiación permanente no esté garantizada. Asimismo ha pedido tanto a los ejecutivos autonómicos como al Ministerio de Hacienda "enmarcar la elaboración de los presupuestos para 2023 dentro de una estrategia fiscal a medio plazo". Según las estimaciones de la AIRef, el endeudamiento de las comunidades podría alcanzar al cierre de 2022, con el 23,9 % del PIB.

En este sentido, recomienda a las autonomías que tengan en cuenta los excesos de financiación generados al cierre de 2021 en las autorizaciones de deuda a las comunidades, tanto a través de los fondos de financiación como de otros mecanismos.

BUE AL 7,8% LA INFLACIÓN PREVISTA

Por otra parte, la  AIReF ha elevado del 6,5 al 7,8 % su previsión de inflación media para este año, en un contexto de precios de consumo más adverso que está teniendo "un notable impacto" sobre la renta disponible real de los hogares y su confianza.

"La inflación sigue sorprendiendo al alza", señala la AIReF en su último informe con previsiones macroeconómicas y fiscales para 2022, en el que advierte de que su persistencia acentúa el riesgo de un mayor deterioro de la capacidad de compra de los hogares, además de una pérdida de competitividad frente al exterior, una mayor volatilidad en los mercados financieros y efectos de segunda vuelta.

Según la institución, la inflación está generando "un 'shock' de confianza" similar al registrado durante lo peor de la crisis de la covid-19, con el ahorro bajando ya a niveles próximos a los observados antes de la pandemia.

La AIReF ha actualizado una décima su previsión de crecimiento económico para 2022, al bajarlo del 4,3 al 4,2 %, mientras que ha elevado 3 décimas la estimación del déficit público, hasta el 4,5 % del PIB.

"Hay un predominio total y absoluto de riesgos a la baja de cara al otoño y para 2023, es bastante probable que en octubre haya una nueva revisión", ha dicho la presidenta de la AIReF, Cristina Herrero, que ha señalado como uno de los principales peligros un corte total de suministro de gas ruso que provocaría la recesión del área del euro.

Pese a esta situación, el buen comportamiento de los servicios ha permitido sustentar la creación de empleo y el crecimiento económico en el segundo trimestre, que podría haber llegado al 1 %, según el cálculo de la AIReF, que también augura una evolución positiva del tercer trimestre por el turismo.

15.000 MILLONES COSTARÁ REVALORIZAR LAS PENSIONES EN 2023

La nueva previsión de inflación supone que la revalorización de las pensiones en 2023 conforme a la evolución media de los precios del ejercicio anterior tendrá un coste estimado de 15.000 millones de euros.

Esto supondrá un aumento del 10,1 % del gasto en pensiones para el próximo ejercicio.

Para el cierre de este año, el informe calcula que las últimas medidas aprobadas por el Gobierno para mitigar el impacto de la guerra en Ucrania incrementarán el déficit en 0,5 puntos de PIB, en tanto que el anunciado incremento del gasto en defensa supondrá 0,1 puntos más.

Sin embargo, el crecimiento económico y la buena evolución de la recaudación restan 0,3 puntos, de forma que la previsión de la AIReF solo aumenta tres décimas, hasta el 4,5 %, todavía por debajo del 5 % del PIB que prevé el Gobierno.

Por subsectores, la AIReF prevé un déficit del 3,3 % del PIB para la Administración central, del 0,5 % para los fondos de la Seguridad Social y del 0,9 % para las comunidades autónomas, en tanto que para las corporaciones locales se calcula un superávit del 0,2 % del PIB.

En conjunto, todas las medidas del Gobierno desde que se inició la guerra tienen un impacto sobre el déficit de 1 punto de PIB, equivalente a 12.302 millones de euros.

NECESIDAD DE UNA ESTRATEGIA FISCAL A MEDIO PLAZO

La presidenta de la AIReF ha señalado que la sostenibilidad de las finanzas públicas es una fuente de vulnerabilidad, especialmente en un contexto de elevada incertidumbre económica y de endurecimiento de las condiciones de financiación por la subida de los tipos de interés.

"No hay margen para la improvisación", ha subrayado Herrero, que ha insistido en recomendar al Ministerio de Hacienda y a las autonomías que enmarquen la elaboración de los presupuestos para 2023 dentro de una estrategia fiscal a medio plazo, evitando incrementos de gasto o reducciones de ingresos cuya financiación permanente no esté garantizada.

Comentarios