martes 25/1/22

El Banco de España y la AIReF prevén un déficit inferior a lo estimado para 2021

Tanto Herrero como Hernández de Cos han insistido en la necesidad de aprobar una estrategia de consolidación fiscal a medio plazo para dar certidumbre a los inversores, incluso aunque no empiece a aplicarse hasta que la recuperación esté consolidada
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, interviene en la Comisión de Presupuestos del Senado - EFE/ Mariscal
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, interviene en la Comisión de Presupuestos del Senado - EFE/ Mariscal

El Banco de España y la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) creen que el déficit público cerrará 2021 por debajo del 8,4 % del PIB que había estimado el Gobierno gracias a la buena marcha de la recaudación.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y la presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero, han inaugurado este martes las comparecencias de altos cargos en la Comisión de Presupuestos del Senado, que continuarán durante toda la semana con 40 intervenciones.

Herrero ha avanzado una revisión a la baja de su previsión de déficit público para 2021 hasta el 7,3 % del PIB, gracias a la buena evolución de la recaudación impositiva, particularmente del impuesto de sociedades, cuyo segundo pago fraccionado ha estado 6.000 millones por encima de lo que esperaba la AIReF.

Para 2022, la previsión de la AIReF y la del Ejecutivo se igualan en el 5 % del PIB, cuando hace un mes hablaba del 4,8 %, ya que algunas comunidades autónomas han incluido en sus cuentas para el próximo año transferencias no recogidas en los Presupuestos.

Hernández de Cos espera también que el déficit público se sitúe este año por debajo de lo estimado, lo que facilitará el cumplimiento de la referencia del 5 % del PIB en 2022.

En ese sentido, ha apuntado que los ingresos públicos podrían crecer menos de lo esperado, pero esta desviación se compensaría por la menor ejecución de la inversión asociada al Plan de Recuperación.

Tanto Herrero como Hernández de Cos han insistido en la necesidad de aprobar una estrategia de consolidación fiscal a medio plazo para dar certidumbre a los inversores, incluso aunque no empiece a aplicarse hasta que la recuperación esté consolidada.

INCERTIDUMBRE PARA 2022, SOBRE TODO POR LA INFLACIÓN

Hernández de Cos ha subrayado en su intervención que el próximo año seguirá marcado por la incertidumbre, con fenómenos como la inflación, que "está demostrando una mayor persistencia que hace unos meses y, en el futuro inmediato, seguiremos observando tasas relativamente altas de inflación".

Aún así, el gobernador cree que la subida de precios será transitoria, por lo que ha instado tanto a empresas como a trabajadores a "interiorizar" que se trata de una cuestión "pasajera" para evitar una retroalimentación de precios y costes -a través de una subida de sueldos- que perjudique la competitividad y la actividad económica.

El Banco de España prevé rebajar de manera "significativa" sus actuales previsiones de crecimiento -del 6,3 % en 2021 y el 5,9 % en 2022-, que no incluyen la revisión estadística del INE del tercer trimestre y que tendrán que adaptarse al menor ritmo de ejecución de los fondos europeos.

En ese mismo sentido se ha pronunciado Herrero, quien ha apuntado que el escenario actual y el impacto consignado del Plan de Recuperación -de 0,7 puntos de PIB que "sabemos que no va a ser así"- llevaría a rebajar su ya menor previsión de crecimiento, del 5,5 % para este año.

La secretaria de Estado de Presupuestos, María José Gualda, ha avanzado que este año ya se ha ejecutado el 59,1 % de los compromisos del plan de recuperación y se ha reconocido el 41,7 % de las obligaciones, al tiempo que se han distribuido a las administraciones territoriales 10.866 millones de euros.

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García, ha asegurado ante los senadores que España está "preparada" para un escenario en el que suban los tipos de interés gracias a que durante el último año ha alargado los vencimientos de una parte de su deuda, lo cual garantiza que pagará unos intereses "bajos" durante más tiempo.

García, además, ha reconocido que siguen existiendo "factores de volatilidad" como la variante ómicron de la covid-19, pero aun así ha defendido el cuadro macroeconómico dibujado por el Gobierno y ha destacado tanto la "intensa recuperación" del empleo como el importante volumen de inversión gracias a los fondos europeos. 

Comentarios