Los planes contra el fraude en la temporalidad mejoran las condiciones de 16.300 trabajadores

La segunda fase del Plan de Choque contra el Fraude en la Contratación ha impulsado la transformación de 8.529 contratos temporales en contratos indefinidos, situando a Castilla-La Mancha a la cabeza en la tasa de transformación en estas actuaciones
La consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, junto a la viceconsejera de Empleo y Diálogo Social, Nuria Chust
photo_camera La consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, junto a la viceconsejera de Empleo y Diálogo Social, Nuria Chust

Los planes de choque de lucha contra el fraude en la contratación temporal han impulsado la mejora de las condiciones de trabajo de más de 16.300 personas en la región, después de que haya concluido la segunda fase del Plan de Choque contra el Fraude en la Contratación, que ha conllevado la transformación en indefinidos de más de 8.500 contratos de trabajo.

Así se detalla en el informe remitido por el Organismo Estatal de Inspección de Trabajo y Seguridad Social a los miembros del Consejo Rector de la Inspección de Trabajo, de la que forma parte el Gobierno de la región a través de la Viceconsejería de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo.

Este informe recoge el balance de actuaciones de la segunda fase de este plan, que ya se desarrolló con buenos resultados en una primera fase en la región, y que se ha llevado a cabo, en este caso, desde el mes de febrero.

Este segundo plan de choque ha supuesto la transformación en indefinidos de 8.529 contratos temporales en nuestra región, lo que supone haber mejorado las condiciones de trabajo de más de 8.500 personas, según ha informado la Junta en nota de prensa.

En el detalle de las actuaciones se establece que, en la región, en el marco del plan, se han remitido 6.326 comunicaciones relativas a 12.080 contratos de trabajo, lo que arroja una tasa de conversión del 70,6 por ciento, por encima de la media nacional y situando a Castilla-La Mancha como la comunidad autónoma con mayor tasa de conversión en esta segunda fase del plan.

Por provincias, en Albacete se han producido la transformación de 1.565 contratos de trabajo; en Ciudad Real han sido 2.897 los contratos que se han transformado; en Cuenca han sido 991 las contrataciones que se han convertido en indefinidas; en Guadalajara han sido 729 los contratos que se han transformado; y en Toledo se han contabilizado 2.347 contratos transformados de temporales a indefinidos; arrojando todas las provincias una tasa de transformación superior a la media nacional, que ha sido del 61,51 por ciento.

A estos resultados hay que sumar, además, los resultados de las actuaciones realizadas el año pasado en este ámbito, también en el marco de sendos planes de choque contra el fraude en la contratación temporal y contra el uso irregular de este tipo de contratos.

Así, el Plan de Choque contra el fraude en la contratación temporal, en su primera fase, transformó en indefinidos 6.826 contratos, lo que supuso prácticamente nueve de cada diez contrataciones inspeccionadas; y el Plan contra el uso irregular de la contratación a tiempo parcial incrementó la jornada en 1.023 contratos en la región.

Sumados a los resultados de la segunda fase del primer plan, son ya más de 16.300 personas en la región las que han visto mejoradas sus condiciones laborales.

Comentarios