lunes 09.12.2019

El paro baja en junio en Castilla-La Mancha en 6.143 desempleados, hasta los 173.090

- En relación con el mes de junio del año pasado el paro bajó en 5.832 desempleados (-3,26 %) en Castilla-La Mancha.

- A nivel nacional, el número de parados bajó en junio en 89.968 desempleados respecto al mes anterior (-2,8%).

En la imagen de archivo desempleados ante una oficina de empleo - EFE
En la imagen de archivo desempleados ante una oficina de empleo - EFE

El número de parados registrado en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) en Castilla-La Mancha al término del mes de junio se situó en 173.090, lo que supone un total de 6.143 desempleados menos respecto al mes anterior, según ha informado este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

De esta forma, en términos relativos, la bajada del paro durante el pasado mes en la Comunidad Autónoma fue del 3,43 por ciento respecto al mes anterior. Con respecto al mismo mes del año anterior en la región hay 5.832 parados menos, lo que supone un descenso del 3,26%.

A nivel nacional, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en junio en 89.968 desempleados respecto al mes anterior (-2,8%), su menor descenso en este mes desde 2011según ha informado el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

POR PROVINCIAS

El paro ha bajado en el mes de junio en todas las provincias de la región. La de Toledo fue la que mayor bajada del desempleo registró en el sexto mes del año, con un descenso de 1.719 personas, terminando el mes con 62.571 desempleados, de los que 22.325 son hombres y 40.246 mujeres. Los menores de 25 años parados ascienden a 5.505, de los que 2.776 son hombres y 2.729 mujeres.

Le sigue, en descenso del paro, la de Ciudad Real, donde el desempleo ha caído en 1.574 personas, terminando el mes con 49.188 desempleados, de los que 17.548 son hombres y 31.640 mujeres. Los menores de 25 años parados ascienden a 5.165, de los que 2.503 son hombres y 2.662 mujeres.

La tercera mayor bajada del paro en el mes pasado se ha registrado en Albacete, que ha registrado una caída del desempleo de 1.233 personas, registrando un total de 33.962 parados. Del total de desempleados de la provincia, 11.779 eran hombres y 22.183 mujeres. El pasado mes se cerró con 2.798 personas de menos de 25 años en paro, 1.386 de ellas hombres y 1.412 mujeres.

De su lado, la provincia de Guadalajara el paro bajó en junio en 826 personas, siendo el número de desempleados a final del pasado mes de 14.562, de los que 5.552 eran hombres y 9.010 mujeres. La cifra de menores de 25 años desempleados que quedó en la provincia ascendió a 1.109 de los que 566 son hombres y 543 mujeres.

Finalmente, Cuenca ha registrado un descenso de 791 parados, acumulando 12.807 desempleados, de los que 4.901 son hombres y 7.906 mujeres. La cifra de menores de 25 años desempleados que quedó en la provincia ascendió a 1.128, 579 de ellos hombres y 549 mujeres.

SECTORES

Por sectores, en la provincia de Albacete el paro bajó en 226 personas en Agricultura, en 177 en el sector de la Industria, en 107 en el de la Construcción y en 706 en el sector Servicios. También bajó 17 en el colectivo sin empleo anterior.

En la provincia de Ciudad Real el paro cayó en 507 personas en Agricultura, en 132 en el sector de la Industria, en 214 en Construcción, en 659 en el de Servicios y en 62 personas en el colectivo sin empleo anterior.

Por su parte, en la provincia de Cuenca el paro bajó en 109 personas en Agricultura, en 119 en Industria, en 62 personas en el sector Construcción y 486 en Servicios. También descendió 15 en el colectivo de personas sin empleo anterior.

En la provincia de Guadalajara el desempleo bajó en 13 personas en Agricultura, 72 en Industria, descendió en 27 personas en el sector de la Construcción, 684 en el sector Servicios y cayó en 30 en el colectivo sin empleo anterior.

Por último, en Toledo se registraron 158 parados menos en Agricultura, 381 menos en Industria, 171 menos en Construcción, y bajó en 979 personas en el sector Servicios. También descendió en 30 personas en el colectivo sin empleo anterior.

CONTRATOS

En cuanto a los contratos, en el mes de junio se han formalizado en la región un total de 96.674, lo que supone 13.647 más que el mes anterior --un 16,44% de incremento--, y 386 más que el mismo mes del pasado año --0,4% de aumento.

De ese volumen de contratos, tan solo 8.698 fueron indefinidos, lo que supone 2.375 más que en el mes de abril (sube un 37,56%) y 3.889 más que el mismo mes del pasado 2017 (un 80,87 por ciento de incremento).

En cuanto a los temporales, en Castilla-La Mancha se realizaron en el mes de junio un total de 87.976, lo que supone 11.272 más que el pasado mes (14,7%). De igual modo, se han registrado un total de 3.503 contratos temporales menos que en el mes de junio del pasado año, lo que supone que esta modalidad de contratación ha caído un 3,83%.

DONDE MÁS CRECE LA CONTRATACIÓN INDEFINIDA

Tras conocerse los datos, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha valorado que esta región es la comunidad autónoma en la que más han crecido los contratos indefinidos "en términos intermensuales e interanuales", ya que han aumentado un 37,56 por ciento respecto a mayo y un 80,87 por ciento respecto al mismo mes del año anterior.

Así lo ha manifestado el viceconsejero de Empleo y Relaciones Laborales de la Junta, Francisco Rueda, quien ha valorado en rueda de prensa el descenso del paro en 6.143 personas (-3,43 por ciento) registrado en la región.

Rueda, que ha estado acompañado por la directora general de programas de Empleo, Elena Carrasco, ha asegurado que junio es tradicionalmente un mes "con buen comportamiento" y , en su opinión, ha arrojado unos datos "positivos y esperanzadores".

Ha detallado que en Castilla-La Mancha se han realizado 96.674 contratos, de los que 87.976 son temporales y 8.698 indefinidos, y ha hecho hincapié en que esta cifra supone un incremento del 80,87 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, de manera que, desde entonces, "casi se ha duplicado el número de contratos indefinidos".

Asimismo, ha indicado que la bajada del desempleo en un 3,43 por ciento ha sido mayor que en el conjunto nacional, donde el paro ha descendido en un 2,77 por ciento, y ha añadido que, respecto a junio de 2017, el descenso ha sido del 3,26 por ciento, por lo que hay que remontarse hasta 2009 para encontrar un dato más bajo.

El viceconsejero de Empleo ha destacado que el mayor descenso se ha producido en el sector servicios (3.514 personas), seguido de la agricultura (1.013), construcción, industria y también personas sin empleo anterior.

Ha señalado que el paro ha bajado en las cinco provincias castellano-manchegas y que donde más lo ha hecho en términos porcentuales ha sido en Cuenca y Guadalajara, provincias en las que ha descendido más de un 5 por ciento, mientras que en términos absolutos ha sido en Toledo, con 1.719 personas menos (-2,67 por ciento).

En cuanto a las afiliaciones a la Seguridad Social, ha incidido en que también arrojan "datos muy positivos", ya que han subido en 12.457 personas, un 1,83 por ciento más que el mes anterior, mientras que en España han aumentado un 0,48 por ciento, lo que significa, ha dicho, que en la región han crecido "cuatro veces más rápido" de lo que lo han hecho en el conjunto nacional.

Ha matizado que con esta subida la comunidad autónoma se sitúa en 694.772 personas afiliadas a la Seguridad Social y que para encontrar un dato mayor hay que remontarse al año 2010.

También ha apuntado que ha subido el número de afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autonómos (RETA) en 354 personas.

Ha subrayado que la cobertura de prestaciones por desempleo ha bajado "moderadamente" en mayo respecto al mes anterior y sitúa a Castilla-La Mancha en el 52,12 por ciento; si bien, comparando el dato con el de mayo de 2017, ha supuesto un aumento cercano al 10 por ciento, lo que a su juicio, "confirma resultados positivos en las políticas del Gobierno regional".

Rueda se ha referido también a la evolución del mercado de trabajo en estos tres años de legislatura y ha remarcado que el paro ha caído en 42.135 personas (-19,58 por ciento) desde que gobierna Emiliano García-Page y la afiliación a la Seguridad Social se ha incrementado en este tiempo en 54.642 personas (un 8,54 por ciento).

A preguntas de los periodistas sobre las afirmaciones de los sindicatos, que hablan de contrataciones precarias, ha subrayado que los números "son buenos" y demuestran "una evolución positiva", aunque ha agregado que el porcentaje de contratos temporales es "demasiado elevado".

Por ello, ha destacado la importancia del Plan de Empleo y Garantía de Rentas firmado por el Gobierno regional y las organizaciones sindicales y empresariales, que contempla la puesta en marcha de políticas para fomentar la estabilidad en el empleo. 

CCOO APUESTA POR CREAR "EMPLEO ESTABLE"

Por su parte, el secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa, se ha congratulado de la bajada del desempleo en el mes de junio, que ha creído "cíclica", por las campañas agrícolas y de temporada, pero ha vuelto a reiterar la necesidad de crear "empleo estable".

A preguntas de los periodistas antes de presidir el Consejo regional de CCOO Castilla-La Mancha, De la Rosa ha entendido que "junio históricamente" ha sido positivo "incluso en los peores años de crisis", por ser una región eminentemente agrícola y de servicios, y que "no bajara el paro sería casi de cataclismo".

Dicho esto, ha querido "romper ese bucle" por el que "Gobierno dice que muy buenos datos, patronal que se crea empleo y sindicatos que sigue la temporalidad y eventualidad" en los empleos.

Y ha reflexionado que "cuando estamos creciendo por encima del 3 % seguimos teniendo a 175.000 desempleados y 93.000 de ellos han trabajado alguna vez, pero no tienen ningún tipo de prestación".

Por ello, ha entendido que "la pobreza es el síntoma más evidente de que los trabajadores, que no desempleados, son pobres porque sus salarios no les permiten llegar a final de mes".

"Me gustaría que se rompiera ese bucle y fuéramos capaces de hablar de crecer en empleo estable, indefinido" porque, ha datado, "sólo el 8 % de los nuevos contratos en la región son indefinidos y, para colmo, el 35 % de ellos a tiempo parcial".

Por ello, ha enjuiciado, "no es un empleo de calidad, estable, que permita sobrevivir y si a ello sumamos el factor género pues una vez más las mujeres son las más castigadas".

"De una vez por todas tenemos que tomaron en serio la creación de empleo estable porque si no es así será muy difícil estabilizar la economía" y "esos factores de competitividad no pueden pasar siempre en este país por los elementos de precariedad", ha concluido.

UGT VE URGENTE DEROGAR LAS REFORMAS LABORALES

De su lado, UGT ha mostrado su preocupación por la "alta precariedad" de los contratos registrados en el mes de junio, de los que el 92 por ciento fueron eventuales y el 8 por ciento indefinidos, y ha destacado la necesidad de revertir la precariedad y derogar las dos reformas laborales.

"Baja el paro, pero lamentablemente, pese a esa disminución, estamos preocupados por la alta precariedad de los contratos registrados en junio", ha señalado en un comunicado el secretario de Administración y Formación de UGT en Castilla-La Mancha, Alberto Sánchez.

A su juicio, "estos datos muestran que el mercado laboral sufre una alta dosis de tiempo parcial, con un efecto desánimo en el conjunto de los desempleados de la región".

Sánchez ha explicado que detrás de la bajada del desempleo y la mejora de la afiliación se esconden "circunstancias enquistadas en el mercado de trabajo", por lo que ha pedido al Gobierno que preside Pedro Sánchez la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012.

Según el responsable sindical, estas reformas "lo único que están fomentando es una pérdida de derechos para la clase trabajadora" y ha opinado que su derogación sería "un punto de salida para la creación de empleo de calidad, con derechos, y lo que es más importante, una mejora salarial en el conjunto del país".

También el secretario de Administración y Formación de UGT ha mostrado su preocupación por el paro juvenil y la precariedad de su empleo, así como por el desempleo de larga duración de las personas de más de 55 años.

En este punto, ha matizado que, dada la imposibilidad de reengancharse al mercado de trabajo, "están condenados a la pobreza por la falta de cobertura en el desempleo y la caída de las cotizaciones, circunstancia que provoca pensiones de miseria tras decenas de años de cotización".

Además, ha lamentado que la protección de las personas sin empleo se ha ido reduciendo en estos años y ha remarcado que la tasa de cobertura ha caído, desde 2010, más de 30 puntos en Castilla-La Mancha hasta situarse en el 47,6 por ciento, "un hecho que incrementa el riesgo de pobreza y exclusión social entre los hogares", ha insistido el responsable sindical.

En este sentido, ha afirmado que las políticas de protección por desempleo deben reforzar y ampliar las prestaciones contributivas y asistenciales, aumentando el grado de cobertura y de atención a las personas más desprotegidas.

Y ha recordado que para UGT "es crucial revisar el actual sistema de protección al desempleo, con el objetivo de corregir las insuficiencias, siempre en el marco de la mesa de diálogo social", ha finalizado. 

CSIF LAMENTA LA CONTRATACIÓN TEMPORAL

También ha valorado los datos la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), que ha celebrado la bajada del paro que se ha registrado en la región, pero, por el contrario, ha denunciado el abuso que se está produciendo de la contratación temporal.

En un comunicado de prensa, este sindicato ha indicado que los 6.143 desempleados menos son una gran noticia, aunque ha lamentado que "continúan advirtiéndose indicadores negativos en el empleo", como la estacionalidad de un mercado de trabajo fluctuante, que en esta ocasión ha mostrado "datos favorables gracias a la campaña de verano".

Por otra parte, ha indicado que, a su parecer, sigue siendo preocupante que el 91 por ciento de la contratación sea temporal, lo que impide la estabilidad de los trabajadores.

Para CSIF, la valoración realizada por el viceconsejero de Empleo y Relaciones Laborales de la Junta, Francisco Rueda, sobre el aumento de la contratación indefinida en términos interanuales e intermensuales no se ajusta a la precariedad que, ha afirmado, marca el mercado laboral de la región, con contratos por días e incluso horas que se acentúan con la campaña de verano.

Asimismo, ha señalado que se mantiene la preeminencia del paro femenino (64 por ciento) y la dificultad del acceso al mundo laboral de los menores de 25 años, con 15.705 parados, y para los mayores de 55 años.

Por todo ello, el sindicado ha opinado que es imprescindible mejorar la calidad del empleo, con medidas que favorezcan la contratación indefinida, con la implantación de un modelo productivo menos dependiente de la estacionalidad y subiendo los salarios de los trabajadores.

CECAM PIDE APOYAR LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL

Por último, el secretario general de la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam), Félix Peinado, ha destacado la necesidad de apoyar la actividad empresarial para impulsar la creación de empleo.

Peinado ha valorado de manera "positiva" los datos del desempleo correspondientes al mes de junio en Castilla-La Mancha, y ha remarcado que la bajada del desempleo se ha producido en todas las provincias y en todos los sectores productivos, y ha incidido en que el descenso es mayor que el que se ha producido a nivel nacional, con un -3,43 % frente al -2,77 % del conjunto del país.

Sin embargo, ha añadido que, en términos interanuales, los datos reflejan un descenso inferior en la región respecto a lo sucedido en el resto del país, con una bajada del 3,26 % regional frente al 5,97 % estatal

En este sentido, ha destacado la necesidad de "articular los mecanismos para que las empresas puedan desarrollar su actividad en las condiciones más favorables posibles", ya que, a su juicio, "el descenso del desempleo no es sino el reflejo de la actividad económica que desarrollan las empresas y los autónomos, tanto a nivel nacional como regional".

Por ello, ha añadido: "Cualquier medida que suponga un incremento de la tributación o una elevación de las cuotas a la Seguridad Social repercute en una bajada de la competitividad de las empresas y en una menor contratación", ha sentenciado. 

Más información en vídeos 
Comentarios