jueves 19.09.2019

Mujeres y jóvenes menores de 25 años, los más afectados por la siniestralidad laboral

La secretaria de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO Castilla-La Mancha, Raquel Payo, ha presentado en rueda de prensa el informa sobre siniestralidad laboral
La secretaria de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO Castilla-La Mancha, Raquel Payo, ha presentado en rueda de prensa el informa sobre siniestralidad laboral

Las mujeres y los jóvenes menores de 25 años de edad son los más afectados por la siniestralidad laboral durante el pasado año, hasta duplicar la tasa de cualquier otro grupo de edad y de sexo, según se desprende del estudio elaborado por CCOO Castilla-La Mancha a partir de diferentes datos oficiales.

Así lo ha detallado en rueda de prensa la secretaria de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO Castilla-La Mancha, Raquel Payo, que se ha apoyado en informes de la Comisión Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo y del Ministerio sobre trabajadores adscritos a empresas que cotizan por contingencias y enfermedades profesionales.

Payo ha comentado que los tres colectivos "sobre los que más se ceba la siniestralidad laboral" son las mujeres y jóvenes menores de 34 años, y las féminas con contratos temporales, "por la mayor falta de formación e información en materia preventiva".

Una mayor vulnerabilidad laboral, ha razonado, "por la rotación, precariedad y vulneración de derechos laborales".

Dentro del total de los 23.818 accidentes registrados en 2017, de ellos 37 mortales, 180 graves y 23.601 leves, y en este caso 22.080 en jornada y los restantes 1.738 in itinere, que representan un incremento de un 1,5 % sobre los registros de 2016, Payo ha puesto especial énfasis en el "dramático ránking" de Guadalajara que "sigue siendo la provincia española con más accidentes" y que ha atribuido a "falta de inversión y de formación, y en la vigilancia y control".

Entre otros datos concretos que ha ofrecido Raquel Payo para apoyar la "altísima" tasa de siniestralidad en 2017 entre mujeres y jóvenes de menos de 25 años, ha citado que el aumento del 18 % en el total de accidentes en la región, con un 19 % en hombres y un 14 % en mujeres, "no son reflejo de la población afiliada a la Seguridad Social", pues en torno a un 70 % son varones y un 30 % mujeres.

"Los hombres se accidentan por debajo y las mujeres por encima" de la afiliación, ha añadido Payo, con unas diferencias notables en los siniestros con baja, pues las mujeres se ven afectadas en un 26 % en jornada y en un 54 % in itinere, como también en el grado de la lesión, que "en las mujeres disminuye conforme aumenta la gravedad" del accidente, un 26 % en los leves y un 4 % en los mortales.

También en el apartado femenino, y in itinere, ha añadido que el 54 % son leves y el 30 % mortales que "es un problema gravísimo y demandamos medidas".

Por sectores, el agrario y servicios son los principales entre las mujeres, "donde la precariedad laboral y las desigualdades sociales causan el mayor empobrecimiento y deterioro en su salud".

Ha demandado, por todo ello, que "se identifique, se incorpore esa variable de genero, porque no sufrimos igual hombres y mujeres en los riesgos, y sea real esa actividad preventiva", y en esa visión de género ha zanjado que "desde 2013 los partes de baja por enfermedades profesionales en mujeres es muy superior a los hombres cuando la población trabajadora es también muy inferior".

Más información en vídeos 
Comentarios