Una mujer debería cobrar 3.342 euros más al año para ganar como un hombre en Castilla-La Mancha

CCOO propone 45 medidas para acabar con una brecha salarial entre mujeres y hombres que es del 15% en la región
La secretaria regional de Mujeres y Políticas LGTBI de CCOO Castilla-La Mancha, Rosario Martínez, y técnica de Igualdad, Valle Cervantes
photo_camera La secretaria regional de Mujeres y Políticas LGTBI de CCOO Castilla-La Mancha, Rosario Martínez, y técnica de Igualdad, Valle Cervantes

Las mujeres de Castilla-La Mancha tendrían que ganar 3.742,75 euros más al año para igualarse al salario medio anual de los hombres, lo que quiere decir, en términos porcentuales, que existe una brecha salarial de género del 15% en la comunidad autónoma.

Así se recoge en el séptimo informe de brecha salarial elaborado por el sindicato Comisiones Obreras en Castilla-La Mancha, y que ha sido presentado este martes en Toledo por la técnica de Igualdad de CCOO, Valle Cervantes, y la secretaria regional de Mujeres y Políticas LGTBI del sindicato, Rosario Martínez.

Desde el año 2011 se conmemora en España el 22 de febrero, el Día de la Igualdad Salarial, y el objetivo de esta fecha "tan reivindicativa" es poner de manifiesto que "las mujeres, para ganar igual que los hombres, tienen que trabajar más y más tiempo".

Esta diferencia salarial entre hombres y mujeres es lo que se denomina la brecha salarial y mide las diferencias entre los ingresos brutos medios de los hombres y de las mujeres.

La técnica de Igualdad de CCOO ha admitido que en los últimos años, "poco a poco", se ha experimentado una cierta reducción en la brecha salarial. Así, en Castilla-La Mancha se ha pasado del 21% al 15% de la brecha salarial, algo que, según el Ministerio de Trabajo, puede ser debido a la subida del salario mínimo interprofesional, ya que de las beneficiarias, dos de cada tres son mujeres, y a la continua mejora de la contratación indefinida por parte de las mejoras de la reforma laboral.

Según recoge el informe de CCOO, la parcialidad sigue castigando especialmente a las mujeres trabajadoras, que en muchos casos quieren trabajar más horas, pero no encuentran un empleo a jornada completa, o bien tienen que buscar fórmulas que permitan conciliar con tareas de cuidado y entonces optan por jornadas parciales.

De las 368.800 mujeres ocupadas en el final de 2023 en Castilla-La Mancha el 25,1% tenían jornadas parciales, una de cada cuatro. En los hombres el porcentaje de contratos con jornadas parciales baja al 5,7%.

EXCEDENCIAS

También, según el sindicato, se demuestra esta brecha en las excedencias. Concretamente, el 88,7% de las excedencias solicitadas para el cuidado de hijos e hijas han sido solicitadas por mujeres y el 75% de las excedencias por cuidado de familiares han sido solicitados por mujeres, es decir, "podemos decir que prácticamente las excedencias solicitadas para cuidar tanto a hijos como a familiares son casi exclusivamente solicitadas por mujeres".

Sin ir más lejos, el 38% de las mujeres de Castilla-La Mancha que están en situación de inactividad laboral lo están por dedicarse a tareas del hogar. En hombres son menos del 6%.

Otro de los indicadores que afectan a la brecha salarial es la tasa de empleo de las mujeres. La tasa de empleo femenino de Castilla-La Mancha está a 15 puntos por debajo de la tasa de empleo masculino. Si se ahonda más en los datos, todavía "más preocupante" es la diferencia de la tasa de empleo en el caso de hombres con hijos y de mujeres con hijos. La tasa de empleo de las mujeres con hijos es del 70% y la tasa de empleo de los hombres con hijos es del 90%, lo que quiere decir que "los hombres con hijos tienen más facilidad o se incorporan más al mercado laboral que las mujeres con hijos".

A esta diferencia de la tasa de empleo masculino y femenino hay que añadir, según CCOO, el lugar que ocupan los hombres y las mujeres en los centros de trabajo que "es otra de las manifestaciones de las disparidades de género en el ámbito laboral que contribuyen a la brecha salarial de género".

En la región, en Castilla-La Mancha, el 3,7% de los hombres asalariados son directores o gerentes frente al 1,7% de las mujeres que son directoras o gerentes en Castilla-La Mancha. "Esta diversidad de género en los roles del liderazgo no sólo hace que no haya igualdad en las empresas, sino que hace que haya una desigualdad en los salarios y en la equidad salarial", ha expuesto Rosario Martínez.

Existe "otro factor perpetuante" en la brecha salarial de género que es la brecha en las pensiones. A pesar de las mejoras que se han ido introduciendo en los últimos años en el sistema público de pensiones, "sí que es cierto que la brecha de pensiones es evidente". Así, en Castilla-La Mancha, la brecha de las pensiones es del 21%, es decir, las mujeres pensionistas de Castilla-La Mancha deberían de cobrar 282 euros más que los hombres para igualar su salario".

PROPUESTAS

De su lado, la secretaria regional de Mujeres y Políticas LGTBI del sindicato, Rosario Martínez, ha pedido más avances, porque "queremos y necesitamos una sociedad en la que no haya brechas de ningún tipo y con el que además pedimos más corresponsabilidad".

Como en años anteriores, el sindicato ha recogido en el informe --que lleva por lema 'Corresponsabilidad para ganar más'--, una parte propositiva. Entre las medidas por las que apuesta el sindicato se encuantra promover la presencia de mujeres en los libros de texto y materiales educativos, logrando el equilibrio entre los referentes femeninos y masculinos, favoreciendo el desarrollo de niñas y niños libres de estereotipos de género.

Avanzar en la Propuesta de Pacto Integral y Estatal de Cuidados de CCOO; asumir la Estrategia Europea por los Cuidados orientada a la redistribución y dignificación de tiempos, responsabilidades, trabajos, empleos y servicios de cuidados; y aprobar una Ley Autonómica de Igualdad Retributiva y contra la Brecha Salarial entre mujeres y hombres de Castilla-La Mancha, son otra de las medidas.

CCOO también apuesta por el fortalecimiento de servicios públicos de calidad, especialmente en educación infantil, educación, sanidad y atención a la dependencia, que posibiliten el acceso de las mujeres al empleo en igualdad de oportunidades, así como combatir la feminización de las jornadas parciales y de las contrataciones a tiempo parcial a través de la mejora de las condiciones laborales.

A las empresas, la líder sindical, les ha pedido que apuesten por una igualdad salarial y por la negociación colectiva en el sentido más amplio, haciendo especial hincapié en esos desarrollos de planes de igualdad. "De las 608 empresas que en Castilla-La Mancha tienen obligación de tener este plan registrado, es decir, empresas de más de 50 trabajadores o trabajadoras, en este momento tan solo 367 lo tienen registrado".

También ha pedido más corresponsabilidad a los hombres dentro de las familias y que asuman esa corresponsabilidad compartida que harán de esta "una sociedad más justa y más democrática".

Comentarios