Miércoles 15.08.2018

Juzgado investiga si caja de ahorros participó en un fraude tributario

La Audiencia Provincial de Murcia ha desestimado el recurso que una cooperativa de crédito de Albacete, Ciudad Real y Cuenca presentó contra la resolución de un Juzgado que rechazó el sobreseimiento de las actuaciones en las que se le investiga por si pudo participar en una defraudación tributaria.

El auto de la Audiencia, al que ha tenido acceso Efe, indica que el Juzgado de Instrucción de Caravaca de la Cruz (Murcia) abrió unas diligencias en 2015 para investigar la presunta defraudación fiscal cometida, supuestamente, por la empresa promotora de un complejo residencial que se construía en la población murciana de Calasparra.

El juez instructor rechazó el recurso presentado por la entidad de ahorro al señalar que las actuaciones llevadas a cabo habían permitido obtener indicios sobre la posible participación de la misma en los hechos ilícitos contemplados en las diligencias.

La Audiencia, al confirmar el auto, dice que el conjunto de las diligencias de investigación practicadas "evidencia que existían indicios de que el pasado 27 de julio de 2011 el grupo urbanístico "D.L., S.L." transmitió a la cooperativa de crédito diversas fincas que integraban un conjunto residencial en fase de construcción, tasadas en 1,8 millones de euros, como dación en pago de una deuda que mantenía con la entidad de crédito".

Y añade que ese mismo día, esta última ingresó en la cuenta de la que era titular el grupo urbanístico abierta en la caja 335.300 euros para el pago del IVA, procediendo aquel a disponer de 260.000 euros de la misma cuenta para el pago de otras deudas que mantenía con esta entidad de ahorro.

"No obstante -añade el tribunal-, a pesar de haber realizado dicha operación, el grupo urbanístico no consignó cantidad alguna como IVA devengado por la misma, que ascendía a los citados 335.300 euros".

El auto dice así mismo que comparte con el Juzgado la idea de que existen indicios de que la entidad de ahorro ha podido cooperar en la defraudación presuntamente cometida por la inmobiliaria.

Y concluye que "el mismo día en que la caja recibió el complejo de fincas para el pago de deudas, es cierto que ingresó el importe del IVA repercutido de la operación, pero, a la vez, también tomó parte de ese dinero entregado -260.000 euros- en concepto de pago de deudas que la mercantil tenía con la misma".

Más información en vídeos 
Comentarios