lunes 18.11.2019

Johnson se niega a aplazar la salida de la UE a pesar de la derrota provisional de su plan de Brexit

La UE pide a Johnson que aclare qué va a hacer tras paralizar Westminster el acuerdo del Brexit
Johnson se niega a aplazar la salida de la UE a pesar de la derrota provisional de su plan de Brexit
Johnson se niega a aplazar la salida de la UE a pesar de la derrota provisional de su plan de Brexit

El Parlamento británico ha aprobado por 322 votos a favor frente a 306 en contra la Enmienda Letwin, que paraliza la votación final sobre el acuerdo de Brexit al imponer la aprobación previa de una legislación pertinente a la salida del país de la Unión Europea, en una decisión que coloca al primer ministro del país, Boris Johnson, que ha abierto una nueva disputa legal al negarse a solicitar un aplazamiento de la salida de la UE.

Fuentes de la cadena británica ITV habían confirmado esta mañana que la enmienda gozaba de un importante apoyo entre varios grupos parlamentarios como medida última de contención frente a una derrota en la cámara del plan de Brexit, que abocaría al país a una salida caótica de la Unión Europea.

Este respaldo se ha confirmado en la votación. La aprobación de la enmienda ha contado con el respaldo de 231 diputados laboristas, 10 del Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte, 1 del Partido Verde, 19 Liberaldemócratas, 4 del Partido de Gales, 35 del Partido Nacional Escocés y 5 del Grupo Independiente por el Cambio 

El primer ministro británico, sin embargo, y tras la votación, ha garantizado que esta paralización no supondrá un aplazamiento de la salida del país, prevista para el 31 de octubre, y se ha comprometido a presentar la semana que viene la legislación pertinente.

Sin embargo, ante Johnson se presenta el problema de que la oposición le ha avisado de que está bajo la obligación legal de pedir una extensión de tres meses al Artículo 50 -- la base legal del protocolo de salida de la UE -- antes de esta medianoche (hora peninsular española).

Johnson no lo entiende así y cree que la obligación legal solo se activa en dos casos -- que no exista acuerdo previo con la UE o que el Parlamento apruebe un Brexit sin acuerdo -- que no se cumplen aquí. Por ello, el primer ministro ha dado de plazo hasta el lunes a la Cámara de los Comunes para que reconsidere su decisión, el día en que el primer ministro tiene previsto entregar la legislación que le permita cumplir con la enmienda.

"No voy a negociar un aplazamiento con la Unión Europea ni la ley me obliga a hacerlo", ha manifestado Johnson.

"Voy a decir a nuestros amigos y colegas de la Unión Europea exactamente lo mismo que llevo diciendo durante los 88 días que llevo sirviendo como primer ministro: que un nueov aplazamiento sería malo para este país, para la Unión Europea y malo para la democracia", ha aseverado.

Inmediatamente después, el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, ha avisado a Johnson de que podría estar incurriendo en una ilegalidad al negarse a pedir el aplazamiento que recomienda la llamada Ley Benn, y le ha exigido que cumpla con la normativa vigente.

El presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, ha pedido calma a los diputados y esperar a que se desarrollen los eventos de las próximas horas.

BRUSELAS PIDE INFORMACIÓN

Por su parte, la Unión Europea observa con cautela la situación en Londres y espera que sea el primer ministro británico quien aclare cuáles son los próximos pasos a seguir después de que el Parlamento británico haya paralizado el acuerdo actualizado para el Brexit, el mismo día en que se cumple el plazo impuesto por la propia Cámara de los Comunes a Londres para pedir una prórroga.

Los embajadores de los Veintisiete se reunirán este domingo a partir de las 9.30 horas en Bruselas para "hacer balance de la situación", han informado a Europa Press fuentes europeas, que recalcan que no es una convocatoria de urgencia, sino que estaba prevista en cualquier caso para abordar el proceso del Brexit y estudiar "más en profundidad" el pacto sellado con el Gobierno de Boris Johnson.

Los líderes de la UE avalaron el pasado jueves los cambios negociados a última hora entre Londres y Bruselas para tratar de salvar el acuerdo de divorcio, pero el pacto requiere de la ratificación formal de los Parlamentos británico y europeo, así como de la adopción formal por parte de los Veintisiete.

"Polonia recibe la votación de hoy no como un rechazo del Tratado de Retirada, sino como un aplazamiento de su aceptación. Apoyaremos un enfoque positivo a nivel europeo de la propuesta del Gobierno de Johnson", ha escrito en Twitter el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, uno de los primeros líderes en la UE en reaccionar.

Morawiecki ha dicho que "evitar un Brexit caótico" por la falta de acuerdo debe ser la "prioridad principal" para la Unión Europea. En el pasado, los Veintisiete han dejado la puerta abierta a conceder una nueva prórroga a Johnson, pero dejando claro que debería estar "suficientemente justificada" y que, en ningún caso, Londres recibiría este privilegio "a cambio de nada".

La posibilidad de un nuevo aplazamiento de la salida de Reino Unido, en cualquier caso, recae sobre Johnson, ya que le corresponde al Estado miembro de salida solicitar esa nueva prórroga. Si tal petición llegara, como ha recordado el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, el presidente del Consejo invitaría al bloque a analizarla y dar una respuesta que debe producirse por "unanimidad".

Entretanto, la Comisión Europea ha dicho que "toma nota" de la aprobación de la Enmienda Letwin en el Parlamento británico --que obliga a la aprobación de una legislación previa a votar el acuerdo--, lo que, previsiblemente, aplaza la votación sobre el acuerdo hasta el martes.

"Le corresponderá al Gobierno de Reino Unido informarnos sobre los siguientes pasos a seguir tan pronto como sea posible", ha pedido la portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Mina Andreeva, que deja así en manos de Johnson la responsabilidad de la respuesta.

El Parlamento europeo, por su parte, también examinará la situación el lunes, primero en una reunión del grupo parlamentario creado para seguir la negociación y después por los jefes de grupo en la Conferencia de Presidentes.

También se reunirá a última hora del lunes la comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara para evaluar el resultado de la votación y la situación en que queda el proceso, ha informado el portavoz de la institución europea, Jaume Duch.

"Pase lo que pase después, la marcha fuera del Parlamento demuestra cuán importante es que la relación futura entre la UE y Reino Unido sea estrecha", ha apuntado el portavoz de la Eurocámara para el Brexit, el liberal belga Guy Verhofstadt.

Más información en vídeos 
Comentarios