i-DE acelera sus inversiones en Castilla-La Mancha donde generará 2.300 empleos hasta 2024

Aumentan un 29% las inversiones previstas en redes inteligentes en la región, que alcanzan los 229 millones de euros en el trienio 22-24
i-DE, empresa de distribución eléctrica de Iberdrola, generará 2.300 empleos hasta 2024 en Castilla-La Mancha
photo_camera i-DE, empresa de distribución eléctrica de Iberdrola, generará 2.300 empleos hasta 2024 en Castilla-La Mancha

i-DE, empresa de distribución eléctrica del grupo Iberdrola, va a acelerar sus inversiones en Castilla-La Mancha donde generará 2.300 empleos hasta 2024, invertirá 229 millones de euros entre 2022 y 2024 con el objetivo de reactivar la economía y el empleo y alcanzar los objetivos de descarbonización comprometidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), una cifra que supone un incremento del 29%, con lo que la compañía acelera en su plan de inversiones en redes inteligentes en la región.

Mediante su mayor contrato en el negocio de redes en la Comunidad autónoma, I-DE ha adjudicado a Eiffage, FCC, Elecnor y Tecinsa los trabajos de mantenimiento y construcción de sus instalaciones de la distribuidora de Iberdrola en Castilla La-Mancha, por un importe total de 145 millones de euros.

Los trabajos, que se desarrollarán durante los próximos cinco años, supondrán la generación de una media anual de 270 empleos en la región: Eiffage en Albacete y Guadalajara, FCC en Toledo y Cuenca, Elecnor y Tecinsa, en instalaciones de Alta Tensión de toda la Comunidad.

Esta adjudicación confirma "la apuesta de Iberdrola por la industria y el empleo local especializado y refuerza una colaboración en los últimos años con estas compañías", ha informado la empresa en nota de prensa.

i-DE gestiona en Castilla-La Mancha es una red que atiende más de 736.000 puntos de suministro, con un despliegue de más de 26.000 kilómetros de líneas de baja y media tensión y más de 2.500 km de líneas de alta y muy alta tensión.

Asimismo, cuenta con 9.513 centros de transformación en servicio y 78 subestaciones primarias y secundarias.

La compañía mantiene en la región "un nivel de calidad de servicio por encima de la media nacional" con un Tiempo de Interrupción Equivalente a la Potencia Instalada (TIEPI) de 52,2 minutos al año.

En los últimos años, la compañía ha llevado a cabo en la Castilla-La Mancha un plan de digitalización de sus redes eléctricas con la conversión de más de 725.000 contadores y la infraestructura que lo soporta en inteligentes, incorporando capacidades de telegestión, supervisión y automatización.

Las inversiones en redes de distribución sustentan una cadena de valor industrial con un 90% de suministradores locales, muchos de ellos PYMEs (fabricantes bienes de equipo, ingenierías, 16 de septiembre de 2022 2 empresas de montaje, obra civil, logística, proveedores materias primas, aislantes, soldadura), distribuidos de forma capilar por el territorio.

Comentarios