lunes 23/5/22

El Gobierno regional resalta la apuesta de Cospedal por la agroalimentación

La consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, afirmó que el Gobierno regional “se caracteriza por la renovación y la modernización del sector agroalimentario”, ya que “en estos dos años hemos sentado las bases no sólo de la recuperación económica, sino de un modelo productivo diferente”

La consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, afirmó que el Gobierno regional “se caracteriza por la renovación y la modernización del sector agroalimentario”, ya que “en estos dos años hemos sentado las bases no sólo de la recuperación económica, sino de un modelo productivo diferente”.

En este sentido, señaló que, junto al buen hacer de los agricultores y ganaderos, “estamos introduciendo cambios para tener una agricultura realmente competitiva, un sector agroalimentario rentable y mejorar nuestras zonas rurales y espacios forestales”.

Así lo expuso en Cuenca, durante una rueda de prensa en la que ha hecho balance de los dos primeros años de legislatura en materia agroalimentaria y medioambiental.

En ella, recordó que al inicio de legislatura la Consejería de Agricultura tenía una deuda de 400 millones de euros heredada del anterior Gobierno socialista, con créditos hasta el año 2029 y una economía en decadencia.

Además, “nos encontramos con un sector en el que habían desaparecido miles de explotaciones ganaderas, con un fuerte descontento en el sector del vino, un abandono del medio ambiente, una mínima ejecución de los Programas de Desarrollo Rural 2007/2013, una nula gestión del agua, una excesiva burocracia, una lentitud en los trámites y grandes retrasos en el pago de ayudas”, añadió

Pero, a su juicio, “lo peor de todo era la gran incertidumbre y desánimo en el sector agrario ante la reforma de la Política Agraria Común (PAC), ya que con el texto que había negociado el PSOE en el año 2011Castilla-La Mancha habría perdido la mitad de sus ayudas”.

Seis objetivos principales

Ante este panorama, la consejera de Agricultura indicó que “nos marcamos unos objetivos ambiciosos para esta legislatura”, que ha enmarcado en seis grandes bloques: consolidación fiscal; desarrollo económico y creación de empleo; mejora de la gestión y modernización; agricultura competitiva y eficiente; ordenación del territorio y gestión de los espacios naturales; y asentamiento de las bases para el desarrollo del sector agroalimentario.

La titular de Agricultura concretó las grandes medidas que se han adoptado en estos dos años para avanzar en cada uno de los objetivos. Así, para lograr una consolidación fiscal, se ha reducido el número de altos cargos, asesores y personal eventual, al tiempo que se ha producido una drástica reducción del gasto de protocolo.

También se acometió la reestructuración y optimización de los laboratorios de análisis regionales, la eliminación de organismos, como la Fundación Medio Ambiente, la reestructuración de la empresa publica GEACAM o la creación del Centro de Control de Calidad del Aire, que centraliza a nivel regional los datos que antes se recogían en distintos lugares.

Desarrollo económico y creación de empleo

En cuanto al segundo de los objetivos, el desarrollo económico y la creación de empleo, María Luisa Soriano indicó que en esta primera mitad de legislatura se han pagado unos 2.000 millones de euros en ayudas, de los cuales 1.600 millones han sido para el sector agrario y ganadero y otros 400 millones para medidas de desarrollo rural –incluyendo también algunos proyectos agroalimentarios- o relacionadas con el Medio Ambiente.

También se ha acelerado de forma sustancial la ejecución de proyectos del Programas de Desarrollo Rural (PDR), se ha impulsado la competitividad de las cooperativas e industrias agroalimentarias, con una inyección de 110 millones que han permitido la creación de casi 1.000 puestos de trabajo y la consolidación de más de 9.500.

Se ha trabajado en la mejora en la competitividad de los cultivos, especialmente del viñedo, en el que se han obtenido 157 millones para reestructurar casi 30.000 hectáreas; se ha potenciado el rejuvenecimiento del campo, invirtiendo 15,7 millones de euros para facilitar la incorporación de 441 jóvenes, todos aquellos que lo habían solicitado y cumplían los requisitos; y se ha trabajado en un reglamento de caza que conjuga el respeto al entorno con la generación de riqueza y empleo.

Y como pieza importante para el desarrollo económico ha destacado la puesta en marcha del Plan de Inversión y Creación de Empleo (PICE), que en su vertiente agroalimentaria y medioambiental cuenta con 1.713 millones para el período 2013-2020.

Modernización de la Administración

En el tercero de los objetivos, la mejora de la gestión y la modernización, ha reseñado los avances en simplificación administrativa y agilización de trámites, con medidas como la puesta en marcha del “Borrador de la PAC” –similar al borrador de la Renta-, que este año han utilizado 25.000 agricultores y ganaderos, el impulso a la colaboración público-privada a través de las Entidades Colaboradoras de Gestión para los expedientes de la PAC o, en materia de evaluación ambiental, la sustitución de regímenes de autorización ambiental por trámites de comunicación.

La titular de Agricultura de Castilla-La Mancha destacó también la importancia de la introducción de las nuevas tecnologías en las labores administrativas. En este campo se ha referido a la Unidad Ganadera Virtual, el portal telemático para realizar los trámites ganaderos al que se accede a través de Internet las 24 horas del día y poder realizar todos los trámites ganaderos como el pago de las tasas, elevando a 1,5 millones de euros el ahorro para el sector.

También se refirió a los avances en gestión de trámites de forma telemática, a la notificación electrónica de la solicitud de la PAC y al sistema de avisos SMS que informa a los productores cuando se les abonan las ayudas del pago único o el sistema de mensajes al móvil o correo electrónico que avisa a los ciudadanos sobre incidencias en la calidad del aire.

Agricultura competitiva y eficiente

Con respecto al cuarto de los objetivos, sentar las bases de una agricultura competitiva y eficiente, ha resaltado la firme defensa que ha hecho el Gobierno de Cospedal del sector agrario, “con una participación activa para reformar la PAC”, dando la vuelta al texto que negoció el PSOE.

También ha destacado la firme apuesta por la agricultura de regadíos, con regularizaciones de pozos y la negociación de planes de cuenca que garantizan el abastecimiento a los regantes; las ayudas para adquisición de maquinaria moderna e incorporación de nuevas tecnologías; el mantenimiento de una fuerte política de seguros agrarios; el impulso a la integración cooperativa; o el apoyo a la exportación e internacionalización, “en el que hemos invertido 30 millones tanto para la promoción del vino en terceros países como para la asistencia de empresas agroalimentarias a ferias internacionales y la puesta en valor de los productos de calidad diferenciada”, ha sostenido.

El Gobierno regional resalta la apuesta de Cospedal por la agroalimentación
Comentarios