Los AVE de CLM llevan años de retraso sobre los proyectos iniciales

La crisis económica y el rechazo del gobierno portugués a una línea de viajeros han postergado el proyecto a Talavera. Mientras tanto, el AVE Madrid-Jaén, recibe menos dotación presupuestaria de lo que cuesta un kilómetro de alta velocidad

El proyecto del AVE Madrid-Talavera-Lisboa lleva tres años de retraso respecto al proyecto inicial presentado en la Cumbre de Figueira da Foz
photo_camera El proyecto del AVE Madrid-Talavera-Lisboa lleva tres años de retraso respecto al proyecto inicial presentado en la Cumbre de Figueira da Foz

Han pasado justo diez años desde que el ex presidente del Gobierno, José María Aznar y el hoy presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, anunciaran desde Figuerira Da Foz (Portugal), el trazado definitivo del tren de alta velocidad que debía unir Madrid con Lisboa, a través de Talavera de la Reina (Toledo).

Fue el 8 de noviembre de 2003 en el marco de la XIX Cumbre Hispano-Lusa, cuando el ministro español, Franciso Alvarez Cascos, y el portugués Antonio Carmona, rubricaban un proyecto de alta velocidad que debía haber estar terminado en 2010. Sin embargo, a día de hoy, las líneas del AVE siquiera han llegado a Talavera de la Reina, a penar a 100 kilómetros de Madrid.

El proyecto ha sido postergado, en parte, por las decisiones del Ejecutivo central que, durante los primeros años de la crisis, ralentizó el envío de presupuesto para la puesta en marcha de ésta vía y otras infraestructuras de obras públicas.

El hachazo definitivo llegó cuando el gobierno portugués decidió en 2011 aparcar el proyecto definitivamente en cuanto al tráfico de viajeros por su elevado coste y renegoció con la UE poner en marcha un tren de mercancías que aprovechara el trazado del AVE hispano-luso cuyas obras comenzarán, previsiblemente, en 2015.

"El AVE murió" llegó a decir el secretario de Estado luso de Obras Públicas, Sérgio Silva Monteiro en febrero de este año, añadiendo "vamos a olvidar esa idea, ese proyecto está totalmente abandonado, es una decisión irreversible".

Descartada la conexión de viajeros hasta Lisboa, Bruselas puso encima de la mesa un nuevo horizonte de finalización para el tramo del AVE entre Madrid y Talavera, en 2017. Entre los cambios más significativos que experimentó el proyecto fue la fecha de las obras en los 140 kilómetros que separan la capital y la provincia de Cáceres, que se retrasaban cinco años.

A día de hoy y tras dos años de gobierno del Partido Popular, los Presupuestos Generales del Estado parecen decir que el AVE aún tendrá que esperar, ya que de momento se trata de partidas presupuestarias destinadas a la redacción de proyectos, entre ellos la estación intermodal de pasajeros y mercancías que certifica el cambio de postura del gobierno portugués.

El alcalde de Talavera, el 'popular' Gonzalo Lago, declaraba el pasado mes de septiembre que el proyecto del AVE se materializará "cuando se solucione la crisis económica".

Madrid-Alcázar-Valdepeñas-Jaén

El otro proyecto de alta velocidad por Castilla-La Mancha que sigue retrasado es el de la conexión entre Madrid y Jaén a su paso por las provincias de Toledo y Ciudad Real y en la que varias núcleos de población de relevancia de esta última provincia, como Alcázar de San Juan y Valdepeñas, tienen grandes aspiraciones. 

La línea, comenzada en 2002, debía estar terminada en 2013, según el proyecto inicial, pero en la actualidad, las obras también sufren evidentes retrasos debido a la situación económica que ha hecho postergar estas infraestructuras necesitadas de enormes inyecciones económicas. Hoy en día, el tramo de Alcázar de San Juan-Manzanares por ancho convencional está prácticamente finalizado.

La línea AVE Madrid-Jaén es una línea hibrida de tráfico de viajeros y mercancías. Además, es el corredor natural de entrada a Madrid de las provincias de Almería, Granada y Jaén que convergen en Linares y Baeza y la única comunicación con Madrid de Almería y Jaén.

El pasado mes de julio, el senador por Ciudad Real y alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, acusó de sectarismo al Gobierno central por no agilizar las obras y presentó una moción en la que pidió "la ejecución de alguna de estas dos opciones: la continuación del tramo Manzanares-Santa Cruz de Mudela, que ahorraría 40 minutos en el trayecto Santa Cruz de Mudela-Alcázar de San Juan o la ejecución del tramo Alcázar de San Juan-Mora de Toledo, incluido el intercambiador aprovechando el existente en Albacete. Se ahorraría una hora de trayecto, ya que los trenes de Jaén podrían entrar en la estación de Atocha por la alta velocidad y evitar así retrasos”. La moción fue rechazada.

Si en 2012, los Presupuestos Generales del Estado dedicaban a esta línea 9,17 millones de euros, en 2013 fueron 5,4 y el próximo año serán de 18,4 millones para todo el trazado. 

Las últimas líneas AVE construidas y dependiendo de la orografía por la que discurrían y las estructuras especiales a construir, han oscilado entre 14 y 25’5 millones de euros por kilómetro, según destaca la revista "Líneas".

Comentarios