martes 18/5/21

El fondo de compensación a víctimas del amianto se vota en el Congreso el día 13

CCOO  ha recordado su lucha por visibilizar a las víctimas del amianto, un agente cancerígeno que se prohibió hace ya más de una década en España

El Congreso de los Diputados votará el martes 13 de abril a favor o en contra de la creación de un fondo de compensación para las víctimas del amianto, una vieja reclamación de CCOO que ya solicitó de manera formal a los grupos parlamentarios en 2011.

En un comunicado, el sindicato ha recordado su lucha por visibilizar a las víctimas del amianto, un agente cancerígeno que se prohibió hace ya más de una década en España, pero que sigue estando presente en el trabajo de los que se ocupan de la reparación, retirada de materiales contaminados, transporte a vertederos, tratamiento de residuos, mantenimiento de canalizaciones de agua y rehabilitación y mantenimiento de edificios, entre otros.

“Las empresas hacen todo lo posible para eludir su responsabilidad y como la enfermedad tarda tantos años en manifestarse muchas veces las firmas responsables han desaparecido o están en quiebra, de ahí la importancia de la creación de ese fondo que actuaría cuando la empresa no existe”, ha explicado el abogado de CCOO Francisco Javier González.

El camino judicial para reclamar los derechos de los trabajadores enfermos y sus familias tiene “mil y una veredas”, ha indicado el abogado en referencia al caso de José Antonio García, ya ha fallecido, en el que han tenido que ampliar varias veces la demanda, porque “la empresa Uralita de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) se iba transformando en otras firmas”.

Los nombres de trabajadores fallecidos por exposición al amianto cuya responsabilidad rehúyen las empresas esconden una historia detrás, como la de José Antonio García y que falleció por un mesotelioma pleural causado por el amianto y quien encargó a su hija Verónica que continuara la lucha que él había empezado, ha señalado CCOO.

Otro de los afectados Carmelo García, también extrabajador de Uralita, ya está enfermo y está luchando por que se le reconozcan sus derechos y, aunque acaba de conseguir el reconocimiento de “enfermedad profesional” , eso aún no se ha traducido en un incremento de su pensión.

A Carmelo le diagnosticaron placas pleurales por exposición al amianto, explica el abogado para quien de su caso hay algo que clama al cielo puesto que “no fue temprano o fue confuso al principio” y su médico de cabecera era también el médico de la fábrica de Uralita.

Por su parte, la secretaria de Salud Laboral de CCOO de Castilla-La Mancha, Raquel Payo, subraya también la importancia de la vigilancia de la salud y considera que debería ser una apuesta clara de la administración regional, el desarrollo de una campaña de vigilancia de la salud a personas que han estado expuesta y también a los familiares, mujeres y descendencia, que estuvieron en contacto con las ropas de trabajo donde portaban las fibras de amianto.

Comentarios