miércoles 26.02.2020

Castilla-La Mancha cierra el año 2019 con un aumento de 3.700 parados y una tasa de paro del 16,56%

En el conjunto de España el empleo aumentó en 402.300 personas durante 2019, lo que supone la menor cifra anual desde el inicio de la recuperación económica en 2014, que lleva no obstante el total de ocupados en España a 19,96 millones, el mayor nivel en once años
CLM cierra el año 2019 con un aumento de 3.700 parados y una tasa de paro del 16,56%
CLM cierra el año 2019 con un aumento de 3.700 parados y una tasa de paro del 16,56%

El paro subió en Castilla-La Mancha en 3.700 personas (2,29 %) al cierre del año 2019 con respecto al año anterior, tras la subida del cuarto trimestre cifrada en 5.100 desempleados más (3,21 %) respecto al trimestre anterior, con lo que el número de parados se situó en 163.600, una tasa del 16,56 % de la población activa.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la ocupación cayó en 5.900 personas (-0,70 %) en términos interanuales, con un descenso de1.900 personas ocupadas (-0,23 %) en el periodo entre octubre y diciembre respecto al trimestre de julio, agosto y septiembre.

En el conjunto de España, sin embargo, el empleo aumentó en 402.300 personas durante 2019, lo que supone la menor cifra anual desde el inicio de la recuperación económica en 2014, que lleva no obstante el total de ocupados en España a 19,96 millones, el mayor nivel en once años.

La población activa en Castilla-La Mancha se situó al término de 2019 en 987.800 personas, lo que representa 3.200 más que el trimestre de julio a septiembre (0,32 %), pero 2.200 menos que en el último trimestre del año 2018, el - 0,22 %.

El año pasado había en la región 1.687.300 personas con 16 años o más al acabar el cuarto trimestre, esto es, 1.600 más que el trimestre anterior y 11.000 más que el año 2018 (0,65 %).

La tasa de paro al cierre de 2019 se situó en el 16,56 %, con un total de 163.600 desempleados, y 824.200 ocupados que supone una tasa de ocupación del 58,54 %.

La tasa de paro en hombres era del 12,31 %, con 67.800 parados, frente a una tasa de mujeres en paro del 21,92 % y 95.800 mujeres desempleadas.

Por provincias de Castilla-La Mancha, la tasa de paro más alta se registra en Ciudad Real (19,34 %), seguida de Albacete (16,69 %), Toledo (16,47 %), Cuenca (14,61 %) y Guadalajara (13,37 %).

Albacete cerró el año con 30.200 desempleados, 45.000 en Ciudad Real, 13.900 en Cuenca, 18.800 en Guadalajara y 55.700 en Toledo.

En términos absolutos, Toledo es la provincia con más personas ocupadas, 282.800, seguida de Ciudad Real con 187.700, Albacete con 150.700, Guadalajara con 122.000 y, por último, Cuenca con 81.000.

PARALIZACIÓN DE LA CONTRATACIÓN Y ESTACIONALIDAD

Tras conocerse los datos, la consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ha indicado que la EPA del cuarto trimestre de 2019 ha estado marcada por la paralización de la contratación en la empresa privada, debido a la inestabilidad política, y a que todavía no habían empezado las contrataciones del plan de empleo público.

El cuarto trimestre, ha manifestado la consejera en una rueda de prensa para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno, no tiene por lo general una estacionalidad positiva, por lo que la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes ha reflejado un descenso de la ocupación y un repunte del desempleo.

Esa paralización de la contratación en la esfera privada se ha debido a la inestabilidad política en España por la falta de gobierno, ya que los datos de la encuesta se recaban en noviembre, y en el campo de lo público, porque todavía no habían empezado las contrataciones del plan de empleo.

Franco ha señalado que ahora que ya se han despejado dudas en lo que respecta a la formación de gobierno, y con los contratos del plan de empleo, espera que se produzca una mejora en el desempleo.

Ha comentado que la ocupación en España ha registrado un ligero aumento, pero ha estado concentrado en tres comunidades: Madrid, Cataluña y Canarias, una región que entre octubre y diciembre tiene una estacionalidad positiva, mientras que hay nueve comunidades que han perdido más ocupación que Castilla-La Mancha.

Franco ha manifestado que la intención del gobierno es seguir trabajando en reducir la brecha de paro entre hombres y mujeres, puesto que en estas es del 21,92 % frente al 12,3 % del colectivo masculino.

Como dato positivo ha resaltado el descenso del desempleo de larga duración, debido a las políticas puestas en marcha por el ejecutivo que han dado como resultado el mejor dato de los últimos diez años en este colectivo, de hecho, se ha reducido en 4.100 desempleados de larga duración en el último trimestre de 2019.

La consejera ha destacado también la bajada de la tasa de paro registrada en Castilla-La Mancha desde que el PSOE llegó al gobierno en 2015, año desde el que se han creado 103.000 puestos de trabajo.

Y también ha subrayado como datos positivos la reducción de los hogares con todos sus miembros en paro así como la tasa de paro juvenil que ha pasado del 58 % de entonces al 36,44 actual.

El gobierno, ha indicado la consejera, va a hacer también un esfuerzo en la formación profesional para el empleo, centrado a su vez en las mujeres, los jóvenes, los menores de 50 años y las personas con discapacidad.

A la mejora del empleo también contribuirá, según ha dicho la consejera, el plan Adelante de fortalecimiento empresarial que permitirá la generación de 47.500 nuevos empleos.

PESE AL CRECIMIENTO ECONÓMICO

Por su parte, el secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa, en declaraciones a los medios en Toledo ha lamentado que haya 3.700 desempleados más en la región en 2019 pese al crecimiento económico experimentado y que, esos datos objetivos, suponen que "hay cosas que no estamos haciendo bien".

"A pesar de producir más bienes y servicios, que nuestra economía crezca a un ritmo superior a la media nacional, seguimos destruyendo empleo", ha reconocido De la Rosa, quien ha vuelto a apelar al diálogo social con patronal y Administración regional "para revertir esta perversa tendencia".

El líder regional de CCOO, no obstante, ha observado como un dato positivo el que "las mujeres están teniendo una incorporación más importante al mercado laboral" y, además, "otro no tan malo como ven algunos es que se ha destruido mucho empleo por cuenta propia, pero hablamos de falsos autónomos, trabajadores explotados por empresas principales".

"Esos falsos autónomos empiezan a desaparecer y, curiosamente, crece el porcentaje de contrataciones indefinidas", ha agregado, lo que, a su juicio, "es más que evidente que la acción social y política está llevando a cabo una persecución de esa forma de explotación que está teniendo sus efectos positivos".

De la Rosa ha asumido que "la EPA tiene luces y sombras", pero ha creído que "la tendencia" del nuevo Gobierno estatal "es la adecuada" porque, ha opinado, "no se está haciendo en contra de ningún colectivo, y sí desde el diálogo, no desde una acción de Gobierno unilateral y en beneficio sólo de unos, como ocurrió en la anterior reforma laboral".

"Ahora las cosas van bien y la patronal lo está entendiendo", ha mantenido De la Rosa, quien ha sugerido que "se siga esta senda en Castilla-La Mancha" y a través del diálogo social "empiecen a tomar cuerpo cuanto antes las leyes de Economía Circular o del Tercer Sector, y hablar en serio de políticas de empleo, no solo planes para rescatar a lo que más lo necesitan, sino también para encontrar trabajo", ha concluido.

PESE A LAS BUENAS CIFRAS MACROECONÓMICAS

De su lado, el sindicato UGT de Castilla-La Mancha ha criticado el descenso del empleo en 2019 a pesar de las buenas cifras macroeconómicas, ya que según los datos de la EPA, en el último trimestre de 2019 la región ha registrado un descenso de la ocupación y una subida del paro.

UGT ha señalado, en un comunicado, que en el año 2019 el número de parados ha crecido un 2,25 % en la región y la ocupación ha descendido un 0,71 %, lo que ha provocado una ligera subida de la tasa de paro hasta el 16,56 % que sitúa a la región casi tres puntos por encima de la tasa nacional.

Para el sindicato, faltan medidas estructurales y persisten algunas "muy lesivas", como las dos reformas laborales y ha añadido que el aumento de la riqueza del país sigue sin traducirse en empleos ni en un reparto equitativo de la misma.

Según el sindicato, la EPA del cuarto trimestre de 2019 pone de relieve que "la precariedad se consolida en el empleo y en el desempleo. La tasa de temporalidad llega al 26,6 % en la región, por encima de la media nacional, y los parados de larga y muy larga duración suponen el 45,7 % de la población parada de Castilla-La Mancha, a pesar de que han descendido notablemente en el último trimestre y a lo largo del último año en parte debido a políticas de empleo como los planes de empleo".

Los jóvenes menores de 25 años, ha continuado, siguen soportando una tasa de paro insostenible, del 36,44 %, a pesar de que han sido contratados para las campañas navideñas y agrícolas en este último trimestre, aunque ninguna de ellas han tenido fuerte contratación en la región, y además, las mujeres doblan en tasa de paro a los hombres, con una tasa del 21,92 % respecto al 12,31 % de ellos.

Por todo ello, UGT ha reclamado soluciones al nuevo Gobierno de España por el "impacto negativo que han dejado la crisis y las reformas laborales a través de la precariedad, así como medidas que incidan en el reparto de la riqueza y fijen población en los territorios".

Además, ha recomendado desarrollar un tejido productivo fuerte que no dependa de campañas estacionales y haga posible empleo estable con salarios dignos.

LOS PEORES DATOS NACIONALES

También ha valorado los datos de esta EPA el sindicato independiente CSIF, que ha lamentado que Castilla-La Mancha presente los peores datos nacionales de empleo en 2019.

En un comunicado de prensa, CSIF ha lamentado que el mal comportamiento del mercado laboral en la región durante el pasado año se muestra "en toda su crudeza" en el hecho de que, junto a Extremadura, que prácticamente no varió su ocupación (-0,05%), fue la única comunidad autónoma con variación anual negativa de ocupados (-0,7%), la que mayor descenso del número de activos presentó y la segunda con mayor incremento del paro por detrás de Cantabria.

En este sentido, el sindicato ha advertido de que en el cuarto trimestre ha aumentado el número de desempleados en 5.100 personas "cerrando un 2019 muy negativo".

Finalmente, ha indicado que una muestra de la "sangrante precariedad y temporalidad" del empleo en Castilla-La Mancha es que las jornadas parciales aumentaron un 0,5%, el 15,2 por ciento de los parados lleva entre un año y dos buscando empleo y el 30,5 por ciento acumula más de dos años en ese intento de encontrar un puesto de trabajo.

"Traducido en valores absolutos, 74.800 personas llevan más de un año sin una ocupación laboral, entre ellas 45.600 mujeres", ha concluido.

"EFECTOS PERJUDICIALES" POR SUBIDA DEL SMI

Por último, la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) ha mostrado su "preocupación" por el aumento del desempleo en la región y ha lamentado los "efectos perjudiciales" derivados de la subida del salario mínimo interprofesional (SMI).

La Junta Directiva de Cecam se ha reunido para analizar, entre otros asuntos, los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), y ha manifestado su "preocupación" por el aumento del paro en Castilla-La Mancha, comunidad autónoma donde más empleo se ha destruido a lo largo del pasado ejercicio.

Ha lamentado que, a pesar del crecimiento del empleo registrado durante los últimos cuatro años en la región, donde se creaban unos 30.000 puestos de trabajo al año, "ahora se rompe esa tendencia positiva y se destruye empleo", con una bajada de 5.900 ocupados durante el año 2019.

Además, ha hecho hincapié en que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma donde esta caída del número de ocupados es mayor, seguida "a mucha distancia" de Melilla, con 2.800 ocupados menos, y Extremadura, con 200 trabajadores ocupados menos que el año anterior.

La Junta Directiva de Cecam ha insistido en los "efectos perjudiciales" que, a su modo de ver, ha tenido la subida en más de un 22 por ciento del salario mínimo interprofesional sobre la capacidad de las empresas para crear empleo, especialmente en la región.

También ha recordado que se prevé llevar a cabo una nueva subida del SMI, lo que, a su juicio, "volverá a tener unas consecuencias muy negativas en el mercado laboral".

Ante esta situación, junto a "una previsible subida de la fiscalidad y una desaceleración de la economía más que constatada", la Junta Directiva de Cecam ha mostrado su temor por las consecuencias que este escenario pueda tener sobre la capacidad competitiva de las empresas y de creación de empleo a lo largo del presente año 2020.

Más información en vídeos 
Comentarios