jueves 23/9/21

PSOE y Unidas Podemos promueven una comisión de estudio sobre el precio de la luz

El precio de la luz encadena este sábado 2 días a la baja y será de 134,89 euros/MWh
El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, conversa en una imagen de archivo con la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz
El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, conversa en una imagen de archivo con la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz

Los grupos socialista y de Unidas Podemos han registrado en el Congreso una solicitud para crear una comisión de estudio sobre el precio de la luz, que lleva semanas batiendo récords, y la mejora del sistema eléctrico.

Se trata de una propuesta conjunta de los dos socios de gobierno, que llega después de que ayer Unidas Podemos, por iniciativa propia y sin contar con el PSOE, registrara una proposición de ley en el Congreso para pedir la creación de una empresa pública de energía, como, según su portavoz, Pablo Echenique, existen en Europa, y establecer un precio fijo al megavatio nuclear y uno máximo al megavatio hidroeléctrico.

La puesta en marcha de esta empresa, que reclama Podemos y asumiría las concesiones hidroeléctricas que se vayan extinguiendo, es una iniciativa que el Ejecutivo también ha manifestado estar abierto a estudiar, aunque en el corto plazo las medidas que propone se limitarán a la fiscalidad.

La nueva propuesta que llega al Congreso y sí lleva las firmas de los dos partidos que conforman el Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, pide una comisión no permanente pretende buscar soluciones a las tensiones del mercado eléctrico que están provocando estos incrementos de la electricidad, con "consecuencias negativas y graves sobre una parte muy significativa de la población y del tejido económico".

El problema fundamental, señalan, es que estos precios tan altos "ponen en situación de estrés las economías de las familias y las pequeñas empresas", insisten.

Además, señalan, la aprobación este año de la ley de Cambio Climático y Transición Energética y los nuevos paquetes legislativos de la UE ("Fit for 55") hacen necesario revisar el mercado energético "y un estudio en profundidad" del sector eléctrico.

El objeto de la comisión será el estudio de las causas y consecuencias de la evolución de los precios de la electricidad, especialmente en los últimos meses y plantear propuestas para diseñar un sistema eléctrico "que concilie la sostenibilidad ambiental con la justicia social y la competitividad de la economía".

La Mesa del Congreso calificó, además, el miércoles una iniciativa de Más País para promover una comisión de investigación sobre el alza del recibo de la luz, que negociaron después para darle forma de comisión de estudio y que contaba con el visto bueno de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

ESTE SÁBADO BAJA EL PRECIO

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista (pool) se ha situado para este sábado, 4 de septiembre, en 134,89 euros por megavatio hora (MWh), con lo que este indicador encadena dos días a la baja, tras el máximo histórico fijado el jueves en 140,23 euros MWh.

Pese a esta bajada, el precio del pool para el sábado, día de menor consumo que un día de diario al cerrar parte de la actividad económica, más que triplica al que marcó el primer sábado de septiembre del año pasado (34,20 euros), según datos del operador del mercado OMIE.

Además, por franjas horarias incluso llegará a situarse por encima de los 150 euros. En concreto, entre las 22.00 y las 23.00 horas, el MWh se pagará a 152,27 euros, mientras que la hora más barata será entre las 17:00 y las 18:00 horas, cuando costará 106,3 euros.

Detrás de estos elevados precios, que afectan a toda Europa, están el encarecimiento del gas, usado por los ciclos combinados y que marca el precio del pool en la mayoría de horas; el incremento del precio de los derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2), y el aumento de la demanda por la recuperación económica y las altas temperaturas.

Así, en el Reino Unido, el megavatio hora se pagará mañana a una media de 123,80 libras (144,4 euros), en Alemania a 106,88 euros; en Francia, a 107,35 euros; en Italia, a 136,36 euros, y en Portugal al mismo precio que en España al compartir mercado, según datos de los respectivos operadores recabados por EFE.

En el caso de España, según la consultora energética Grupo ASE, además, habría influido al alza del pool la, a su juicio, "inexplicable" retirada de producción eólica, que estaría provocando que en el 80 % de las horas, el precio al que se retribuye toda la energía lo marquen las tecnologías más caras: ciclo combinados de gas e hidroeléctricas.

Desde la Asociación Empresarial Eólica han defendido, por contra, que, en agosto, la eólica mantuvo su peso en el mix de generación en comparación con los años precedentes y han subrayado que, dado que la eólica carece hasta la fecha de posibilidad de almacenamiento, "cualquier planteamiento que implique no aprovechar dicho recurso no tiene sentido económico".

En todos los países de la Unión Europea, el precio mayorista de la luz se fija por horas tras casar la oferta de los productores con la demanda prevista por el gestor del sistema y mediante un sistema marginalista que implica que la última tecnología en entrar (generalmente la más cara) sea la que marque el precio al que serán retribuidas todas las centrales que aporten energía en esa hora.

En España, el precio mayorista tiene un peso en torno al 24 % en la factura de la luz de más de 10 millones de hogares acogidos a la tarifa regulada o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), mientras que en otros países, la tarifa regulada se calcula tomando como referencia otros indicadores.

Los consumidores que contratan su suministro en el mercado libre, que son unos 17 millones, pagan por el kilovatio hora los precios que pactan por contrato con las comercializadoras, por lo que no se ven afectados por las oscilaciones del pool de manera inmediata, aunque sí verán sus facturas incrementadas en caso de que la tendencia al alza se mantenga en el largo plazo.

Generalmente, los consumidores en el mercado libre pagan precios ligeramente superiores a los regulados precisamente porque incorporan una prima para reducir su exposición a la volatilidad del mercado.

Comentarios