Castilla-La Mancha tuvo una tasa de absentismo del 5,2% en el primer trimestre

Más de 54.000 trabajadores en Castilla-La Mancha faltan a su trabajo con una baja médica y más de 12.800 sin causa justificada
El absentismo laboral en Castilla-La Mancha fue en el 2020 el más alto en 20 años, según Adecco
photo_camera Castilla-La Mancha tuvo una tasa de absentismo del 5,2% en el primer trimestre

Una media de 67.102 castellanomanchegos faltaron al trabajo en el primer trimestre del año, de los cuales 54.274 lo hicieron con baja médica y 12.828 sin causa justificada, lo que sitúo la tasa de absentismo en Castilla-La Mancha en el 5,2 %, la segunda menor tras la de La Rioja.

Según el 'Informe trimestral sobre absentismo laboral', elaborado por Randstad con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) del primer trimestre de este año y publicado este miércoles, la tasa de absentismo laboral del primer trimestre en Castilla-La Mancha fue casi dos décimas por debajo de la de España, que se situó en el 7,1 %, más de un punto por encima de la registrada en el primer trimestre de 2021.

Durante el primer trimestre de 2022, se ausentaron del trabajo 67.102 castellanomanchegos, de los que 54.274 (el 5,5 %) lo hicieron con una baja médica, en tanto que 12.828 no fueron a trabajar sin que tuvieran causa justificada para su ausencia (el 1,3 %).

En el conjunto del país, cada día 1.428.904 profesionales se ausentaron de su puesto de trabajo en el primer trimestre de 2022, de los cuales el 79,5 % (1.135.385) lo hizo por incapacidad temporal (baja médica), mientras que el 20,5 % (293.519) lo hizo sin causa justificada.

Por regiones, las autonomías con mayor tasa de absentismo laboral fueron País Vasco (9,2 %), Canarias (8,6 %) y Navarra (7,9 %), mientras que las menores tasas se registraron en Castilla-La Mancha (5,2 %) y La Rioja (5,1 %).

En la distribución por sectores, el peor parado fue el de servicios, donde la tasa de absentismo llegó al 7,3 %, seguido de la industria, con un 7,1 %.

A su vez, el sector de la construcción fue el que registró una menor tasa de absentismo laboral (5,4 %).

Por ramas de actividad, las mayores tasas de absentismo se registraron en las actividades sanitarias (11,4 %), la asistencia en establecimientos residenciales (11,3 %) y las actividades postales y de correos (11 %).

Por el contrario, las que registraron una menor tasa de absentismo fueron las relacionadas con la provisión de recursos humanos (3,4 %), la programación, consultoría y otras actividades relacionadas con la informática (3,6 %), las actividades jurídicas y de contabilidad y la edición (ambas con 3,8 %).

Comentarios