lunes 20/9/21

El Gobierno pide a Airbus proteger el empleo y más presencia en puestos directivos

Sánchez y Faury firman un Acuerdo de Seguridad para proteger los activos tecnológicos estratégicos que Airbus desarrolle en España
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido en el Palacio de la Moncloa, con el consejero delegado de Airbus, Guillaume Faury
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido en el Palacio de la Moncloa, con el consejero delegado de Airbus, Guillaume Faury

El Gobierno ha transmitido este jueves su interés para que la estrategia empresarial de Airbus pase por proteger el empleo en España, donde había planteado reducir un 13 por ciento su plantilla, y en que se le dé más presencia en puestos directivos de la empresa.

A su vez, el grupo europeo ha subrayado que las iniciativas del Gobierno español de respaldo al sector aeroespacial y de defensa permitirán mitigar las pérdidas de empleos por la crisis.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido este jueves en Moncloa con el consejero delegado de Airbus, Guillaume Faury, acompañados de los ministros de Defensa, de Industria y de Ciencia, así como otros altos cargos de Airbus y del Ejecutivo español.

Tras la reunión, el Gobierno ha explicado en un comunicado que "se ha abordado el futuro de Airbus en España" y ha dado detalles sobre el seguimiento de varias iniciativas anunciadas hace seis meses en una reunión previa que tuvieron ambas partes.

MITIGAR EL IMPACTO DE LA CRISIS EN EL EMPLEO

Airbus, por su parte, ha afirmado que como líder del sector, "apoyará y habilitará las iniciativas gubernamentales diseñadas para respaldar el futuro a medio y largo plazo de la industria aeroespacial y de defensa de España que ayudarán a mitigar la pérdida de empleos en la industria como consecuencia de la crisis".

El pasado junio, el constructor aeronáutico anunció un plan de recortes de plantilla para hacer frente a la caída de la actividad por la crisis sanitaria del coronavirus mediante la supresión de 15.000 puestos de trabajo.

En España, sobre una plantilla de 13.000 personas, Airbus planeaba entonces suprimir 899 empleos en su división de aviones comerciales y 722 en la de defensa y espacio.

De esos 1.611 empleos iniciales, la cifra se que se maneja ahora es de 771, porque en la negociación con los sindicatos el pasado otoño hubo 413 personas que se acogieron a salidas voluntarias, prejubilaciones y excedencias, y otras se ofrecieron a reubicarse en otros puestos de la compañía, según han detallado a Efe fuentes de la compañía.

El recorte final dependerá de las "acciones de mitigación" que se discuten con los sindicatos y también de los efectos que tengan los acuerdos y compromisos con el Gobierno español, esencialmente los encargos y las inversiones en investigación y desarrollo.

Entretanto, para hacer frente al bajón en las cadencias de producción (del 40 % respecto a antes de la crisis) Airbus ha recurrido al dispositivo de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que en su división comercial (la de los aviones de línea) se aplica a 3.100 empleados hasta finales de mayo.

En la reunión de este jueves, el Ejecutivo español también ha señalado "la necesidad de dar un acceso adecuado a españoles en los puestos directivos de la compañía", ya que la SEPI es propietaria del 4,16 % del capital de Airbus.

FONDO DE 600 MILLONES PARA INVERSIÓN INDUSTRIAL

El Gobierno también ha confirmado la creación del Fondo de Apoyo a la Inversión Industrial Productiva, dotado con 600 millones en los Presupuestos Generales del Estado de 2021.

Ese fondo estará gestionado por Sepides -división de desarrollo industrial de la Sociedad Estatal de Propiedades Industriales (SEPI)- para promover inversiones de carácter industrial que contribuyan a favorecer el desarrollo y la competitividad industrial.

En paralelo, también se prepara la puesta en marcha de un Aerofondo dotado con 100 millones de euros, aportados por la SEPI, Airbus y el fondo Tikehau Capital, para apoyar a las pymes de la cadena de valor del sector.

Durante la reunión, el Ejecutivo "ha señalado la importancia de definir una estrategia de la compañía en nuestro país que permita superar la actual crisis del sector, desarrollar las capacidades tecnológicas e industriales y proteger el empleo".

QUEDA PENDIENTE EL PLAN TECNOLÓGICO AERONÁUTICO

En la reunión del pasado 30 de julio, el Gobierno se comprometió con Airbus a impulsar un Plan Tecnológico Aeronáutico (PTA), dotado con 185 millones de euros hasta 2023, y a comprar helicópteros al fabricante europeo. La empresa, por su parte, debía minimizar el impacto del recorte de empleo en España.

Este jueves, el Ejecutivo ha dicho que aún se está trabajando en el PTA, que estará ligado al Fondo de Recuperación de la Unión Europea y gestionado por la Agencia Española de Innovación (CDTI).

También se comprometió a impulsar el lanzamiento de nuevas iniciativas en programas de defensa como la adquisición de 4 aviones C295 para Patrulla Marítima, de 36 helicópteros H135 en una primera fase de seis años, ampliable a 59 en una segunda, y 4 H160 en los próximos seis años, o la transformación de tres aviones A330 en MRTT (multipropósito de reabastecimiento).

Igualmente se acordó facilitar la financiación del actual contrato del helicóptero NH90 y anticipar pagos asociados a la participación española en el programa A400M. Todo ello en soporte al equilibrio del flujo de caja de la compañía.

Seis meses después de su primera reunión, Sánchez y Faury han "avanzado" en el apoyo a los programas espaciales, y el Gobierno español ha "reiterado el compromiso con los programas militares ligados a la defensa europea" y "confirmado la adquisición de aviones militares y helicópteros", según la información facilitada por Moncloa.

Durante la reunión también se ha firmado un acuerdo de seguridad que establece un mecanismo de protección de los activos tecnológicos estratégicos que desarrolle Airbus en España, a partir de un órgano consultivo formado por personas propuestas por Airbus y ratificadas por el Gobierno.

El objetivo es que haya una comunicación fluida entre la empresa y el Ejecutivo sobre las actividades de defensa de Airbus con el objetivo de que "tengan un tratamiento adecuado" y "nadie haga un disparate", según fuentes del sector.

Además, este jueves, Felipe VI ha tenido un encuentro con Faury en el Palacio de la Zarzuela, donde el directivo francés le ha puesto al tanto de las perspectivas de la empresa ante el impacto que la pandemia ha tenido en el sector aeronáutico.

Al directivo francés le ha acompañado el presidente de Airbus España y responsable de los programas militares de la aeronáutica europea, Alberto Gutiérrez.

El rey ya se reunió con Faury en septiembre de 2019 en la Zarzuela, pocos meses después de ser designado consejero delegado de Airbus.

Imagen

Comentarios