domingo 24/1/21

La economía de Castilla-La Mancha se estabiliza y crece el 2,1% en el tercer trimestre

En comparación con lo que pasó en el primer y el segundo trimestre del año la economía de la región está algo más estable, como consecuencia de la fortaleza de la demanda interna y de un crecimiento del consumo, así como de un importante aumento de las exportaciones
Los responsables de Eurocaja Rural y de la UCLM han presentado los datos del Termómetro Económico de Castilla-La Mancha
Los responsables de Eurocaja Rural y de la UCLM han presentado los datos del Termómetro Económico de Castilla-La Mancha

La economía de Castilla-La Mancha se ha estabilizado en el tercer trimestre del año, con un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,1 por ciento, superior a la media española, que permite que la comunidad autónoma afronte el fin de año con perspectivas de acabar con las previsiones asignadas.

Así lo ha indicado este martes el director del Termómetro Económico de Castilla-La Mancha, Mario Javier Donate, en la presentación de los datos del tercer trimestre del año de este informe, del que ha destacado que el crecimiento de la economía castellano-manchega se ha estabilizado.

En comparación con lo que pasó en el primer y el segundo trimestre del año la economía de la región está algo más estable, como consecuencia de la fortaleza de la demanda interna y de un crecimiento del consumo, así como de un importante aumento de las exportaciones.

Estos factores han permitido un crecimiento interanual del 2,1 por ciento del PIB, ha comentado Donate en la presentación del informe, en la que ha estado acompañado por la vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Fátima Guadamillas, y por el gerente de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, Vicente Muñoz.

Así, de un primer trimestre en el que se creció al 2,6 por ciento el crecimiento cayó en el segundo al 2,2 por ciento, lo que invitaba a pensar que en el tercero iba a continuar la caída, aunque finalmente solo ha caído una décima, situándose al 2,1 por ciento.

"Eso es muy positivo", ha afirmado Donate, que ha añadido que este dato permite aventurar que al final del año Castilla-La Mancha estará en las previsiones que apuntaba a un crecimiento anual del 2,2 o del 2,3 por ciento.

A su vez, el crecimiento intertrimestral de Castilla-La Mancha se situó en el 0,5 por ciento, tres décimas por encima del que tuvo en el segundo trimestre y también un poco superior al crecimiento intertrimestral en España, que fue del 0,4 por ciento en el tercer trimestre. 

Además, Castilla-La Mancha está creciendo por encima de la media española, que registró un crecimiento interanual del 2 por ciento en el tercer trimestre, y es una de las comunidades autónomas que más está creciendo, según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), ha apuntado Donate.

Ha valorado la evolución del índice de ventas del comercio minorista, que crecieron de forma muy significativa en los tres meses del periodo, también por encima del crecimiento nacional, y particularmente las exportaciones, que crecieron en Castilla-La Mancha en el acumulado del trimestre un 7,4 por ciento en comparación con el acumulado del tercer trimestre de 2018, hasta llegar a la cifra de 1.935 millones de euros.

Las exportaciones tuvieron un crecimiento muy superior al nacional, que registró un 1,8 por ciento de incremento, ha apuntado Donate, que ha explicado que los países de destino de las exportaciones fueron por este orden Portugal, Francia y Alemania, dentro de la Unión Europea, a la que van prácticamente el 80 por ciento las exportaciones castellanomanchegas, mientras que fuera de la UE el primer país de destino fue Estados Unidos. 

Por sectores, destacó la subida del sector industrial en Castilla-La Mancha en el tercer trimestre, donde aumentó un 2,1 por ciento, mientras que el total nacional no tuvo prácticamente variación, con cifras de crecimiento del 7,3 por ciento en julio, del 3,8 por ciento en agosto, y del 5,4 por ciento en septiembre.

La nota más negativa del informe, es el aumento del déficit público, que se situó en el 1,38 por ciento del PIB en el tercer trimestre, hasta llegar a 600 millones de euros, frente a los 543 millones de junio.

En cambio, la deuda se redujo una décima y se quedó en el 35,2 por ciento del PIB, aunque en términos absoluto aumentó en 61 millones de euros hasta llegar a 15.059 millones de euros, ha indicado Donate.

También bajó el paro en el tercer trimestre,  con un leve descenso de 0,32 puntos con respecto al segundo trimestre y una reducción interanual de 0,61 puntos, que dejó a Castilla-La Mancha con una tasa de desempleados del 16,1 por ciento, según la Encuesta de Población Activa (EPA).

Comentarios