jueves 20.02.2020

Digitalización y brecha social, retos de la empresa familiar de Castilla-La Mancha

El director general del Instituto de la Empresa Familiar, Juan Corona (I), y Juan Ignacio de Mesa (c) y Fernando Sánchez Gimenez han inaugurado la asamblea general ordinaria de la asociación - EFE/Ismael Herrero
El director general del Instituto de la Empresa Familiar, Juan Corona (I), y Juan Ignacio de Mesa (c) y Fernando Sánchez Gimenez han inaugurado la asamblea general ordinaria de la asociación - EFE/Ismael Herrero

La Asociación de Empresa Familiar de Castilla-La Mancha (Aefclm) ha celebrado este martes su asamblea general ordinaria, en la que se han abordado los retos a los que se enfrentan las empresas familiares de la región, entre ellos, la digitalización o la brecha social que se ha generado tras la crisis.

Así lo ha destacado el presidente de la Asociación de Empresa Familiar de Castilla-La Mancha, Aurelio Vázquez, en declaraciones a los periodistas previas a la inauguración de esta jornada que se ha celebrado en Toledo y en la que se abordarán los retos económicos y sociales actuales.

Entre ellos, se ha referido a la digitalización y la brecha social que, a su modo de ver, se ha originado como consecuencia de la crisis.

En este sentido, ha señalado que la diferencia entre ricos y pobres es mayor, debido a que la productividad ha crecido "de manera exponencial" gracias a la tecnología y, sin embargo, "los salarios no han crecido o lo hacen mínimamente".

A su juicio, esto puede derivar en "una ruptura social que puede dar muchos quebraderos de cabeza a todos" si no hay una concienciación, por lo que ha incidido en que es una cuestión a la que la empresa familiar "no puede dar la espalda".

El presidente de esta asociación ha asegurado que otro reto "importante" es dignificar la figura del empresario, del que ha dicho que "no es necesariamente la persona que más gana, pero sí la que más arriesga".

Vázquez ha abogado por tratar este asunto "desde la escuela", ya que la empresa familiar es "un bien social que debe de cuidarse".

Asimismo, ha destacado la importancia del crecimiento de las empresas y ha añadido que aquéllas que crecen son "las que tienen capacidad para acceder al talento, a los mercados financieros e internacionales, a la innovación y la investigación".

"El crecimiento es muy importante y éste tiene que ver con la fiscalidad y la eficacia de la administración" en procesos como la concesión de licencias, ha matizado.

El presidente de la Aaefclm también ha abogado por la formación y ha explicado que solo en uno de cada cuatro puestos de trabajo que la empresa busca encuentra un trabajador específico, de manera que ha defendido la formación profesional "para adecuar la demanda a la oferta".

A preguntas de los periodistas respecto a la salud de las empresas familiares de Castilla-La Mancha, ha resaltado que la región está creciendo y que este año lo hará en torno al 2,9 por ciento del PIB.

En este punto, ha indicado que las empresas han apostado con su patrimonio durante todos estos años de crisis y ha agregado que, una vez superada, "ahora es cuando pueden hacer frente a todas las necesidades atrasadas".

También ha subrayado que las empresas de Castilla-La Mancha que más bandera hacen fuera de la región son las dedicadas al sector agroalimentario, así como las tecnológicas, aunque ha precisado que "no hay un futuro maravilloso" para ellas y sí "mucho trabajo por delante", para lo cual "hay que luchar todos los días".

La inauguración de esta jornada ha contado con la presencia del director general del Instituto de la Empresa Familiar, Juan Corona, y el director territorial de Banco Santander en Castilla-La Mancha, Santos Sanz.

Además, durante la asamblea general se ha dado cuenta de la memoria anual de actividades de la asociación y se ha renovado la junta de gobierno y la Presidencia, que seguirá ostentando Aurelio Vázquez.

Más información en vídeos 
Comentarios