jueves 29/7/21

UGT y CCOO piden apoyo de las instituciones de CLM ante la situación de Correos

Correos garantiza la calidad de su servicio y desmiente las acusaciones sindicales en Castilla-La Mancha
CCOO y UGT de Albacete se movilizan contra el "desmantelamiento" de Correos
UGT y CCOO piden apoyo de las instituciones de CLM ante la situación de Correos

Los sindicatos UGT y CCOO de Castilla-La Mancha han iniciado una campaña de sensibilización para denunciar la situación que vive la empresa pública Correos en la región y pedir el apoyo de las instituciones.

En una nota de prensa conjunta, las dos organizaciones sindicales han informado de que han enviado mociones a los más de 900 ayuntamientos de la comunidad autónoma, a las diputaciones provinciales y a las Cortes regionales para pedir su apoyo al servicio público postal y exigir una "correcta dotación de presupuestos y medios".

En dichas mociones, UGT y CCOO han puesto de manifiesto que el servicio público postal "está siendo desmantelado" por la actual Dirección de Correos mediante la supresión de puestos y de servicios, la amortización de esos puestos y recortes en la contratación, lo que a su modo de ver conlleva la "destrucción de la calidad" del servicio que presta Correos.

Por ello, han instado a los ayuntamientos, las diputaciones y el Parlamento autonómico a que esta moción sea presentada en pleno para que se conozca la problemática que conlleva el debilitamiento de los servicios públicos de distribución postal, con el consiguiente perjuicio a los ciudadanos porque el servicio público postal es un "agente vertebrador y de cohesión territorial en todos los municipios".

Además, han recordado que este servicio ha sido reconocido durante la pandemia de la covid-19 como esencial pese a la oposición de la Dirección, han reclamado que se respeten los derechos tanto de los trabajadores postales como de la ciudadanía a tener un servicio "digno y de calidad en todo el territorio nacional".

De esta manera, las mociones recogen la necesidad de "reforzar una financiación claramente insuficiente" que garantice, sobre todo en ámbitos con menor densidad de población, la prestación de un servicio público esencial de calidad y que permita mantener el volumen de empleo en las zonas rurales, "clave en la reversión de la 'España vaciada'", han resaltado.

Por ello, a través de estas mociones, instan a los representantes políticos a solicitar la inclusión de la mayor empresa pública del país en el reparto de los fondos para la recuperación, transformación y resiliencia, y la cobertura de los puestos de trabajo estructurales necesarios.

Con todo, UGT y CCOO han asegurado que, de no revertirse esta situación de "desguace del operador público", continuarán con las movilizaciones y que no descartan la convocatoria de una huelga general.

CORREOS GARANTIZA LA CALIDAD DEL SERVICIO

Por su parte, Correos ha desmentido las acusaciones sindicales sobre la situación del servicio y ha asegurado que garantiza la calidad del mismo con medidas organizativas necesarias para la prestación de los servicios postales y de paquetería y la atención al público en Castilla-La Mancha.

En un comunicado, la empresa postal ha indicado que las plantillas se adecúan al volumen de actividad y de envíos que manejan, como consecuencia del descenso de tráfico postal experimentado en los últimos años, y que también tiene en cuenta factores que inciden en la valoración cuantitativa de la gestión de las unidades, según los tiempos que suponen las distintas tareas y procesos.

Según Correos, la pandemia de la covid-19 ha acelerado el "desplome" del postal, que supone el 65 por ciento de los ingresos de Correos, con una caída de 560 millones de cartas menos que en 2019, por lo que el Plan Operativo Anual de Correos para 2021 recoge unas pérdidas a 77 millones de euros durante este ejercicio 2021.

Por ello, ha indicado que se encuentra inmersa en un proceso de transformación de su modelo de negocio para generar los ingresos que reviertan esta situación y que gira en torno a tres ejes, que son la diversificación de servicios, la internacionalización y una mejora de la eficiencia.

Todo ello, ha añadido, con el mantenimiento de la calidad del servicio a la ciudadanía y con un empleo estable y de calidad, "sin ningún plan de privatización y sin ningún proceso de despidos".

En este sentido, ha señalado que "no existe ningún desguace, desmantelamiento ni debilitamiento" del servicio de Correos, tal y como sostienen los sindicatos, ni de la colaboración con sus filiales, incluida Correos Express, de la que ha dicho que está dentro de las habituales sinergias generadas por la actividad y delimitadas en la normativa aplicable al Grupo Correos.

Comentarios