viernes 28/1/22

Piden pide colaboración para detectar incumplimientos con temporeros en CLM

- El consejero de Agricultura de CLM aboga por un convenio colectivo del campo de ámbito regional.

- La vendimia en Castilla-La Mancha empezará con unos 10 días de retraso, hacia el 10 de agosto.

- González Ramos asegura que la reunión del CSN es otro paso "para hacer las cosas bien" respecto al ATC.

En la imagen un instante de la Comisión de Coordinación de Flujos Migratorios Laborales de Castilla-La Mancha celebrada en la Delegación del Gobierno en Toledo
En la imagen un instante de la Comisión de Coordinación de Flujos Migratorios Laborales de Castilla-La Mancha celebrada en la Delegación del Gobierno en Toledo

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Manuel González Ramos, ha hecho este miércoles un llamamiento a toda la ciudadanía para que colabore en la detección de posibles incumplimientos con la normativa con los trabajadores temporeros que participan en las campañas agrícolas.

González Ramos ha hecho este llamamiento con motivo de la reunión que ha celebrado la Comisión de Coordinación de Flujos Migratorios Laborales, que ha convocado dentro de la serie de contactos que está teniendo con instituciones y colectivos de la región desde que accedió al cargo, con el fin de conocer el parecer de sus integrantes antes de que en agosto este organismo celebre una reunión para preparar la campaña de la vendimia.

Ha explicado que ha considerado oportuno hacer una convocatoria de la Comisión, por las preocupaciones que pudiesen tener todos los colectivos que la integran, agricultores, organizaciones agrarias, sindicatos, alcaldes, representantes de instituciones e integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. 

Asimismo, ha dicho que una de las cuestiones más importantes es el de los alojamientos de los trabajadores, ya que aunque es consciente de que hay "un cumplimiento riguroso" por parte de los agricultores y de las empresas, está convencido "de que hay cosas que se pueden mejorar".

En este sentido, ha comentado que se pretende que los trabajadores tengan unas condiciones dignas en los alojamientos, para lo cual "se necesita la colaboración de todos", de los dueños de los inmuebles, de los ayuntamientos, de las empresas de trabajo temporal y de los agricultores, para evitar que haya alojamientos en los que los trabajadores estén en condiciones indignas.

Y ha reclamado "la colaboración de toda la ciudadanía para detectar incumplimientos", ya que ha insistido en que garantizar unas condiciones dignas de los trabajadores "es una cosa de todos".

En particular, es importante la colaboración de la ciudadanía en la campaña de la vendimia, por la intensificación de la mano de obra que se requiere , en la que juegarán un papel fundamental la Inspección de Trabajo, la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Consejería de Agricultura, ha apuntado González Ramos.

A la reunión ha asistido el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, Arroyo, que ha recordado que el sector agrícola es el más importante de la región, que contrata cada año a muchos trabajadores, sobre todo en la segunda mitad del año, donde se acumulan las campañas de recogida del ajo, de la cebolla, del melón, de la sandía, posteriormente la vendimia y antes de finalizar el año la recogida de la aceituna

"Son las tareas agrícolas más importantes de Castilla-la Mancha y es bueno que todas las administraciones estemos coordinadas", ha considerado el consejero.

Martínez Arroyo ha explicado que en Castilla-La Mancha hay 120.000 solicitantes de la PAC y por lo tanto "120.000 empresarios agrícolas o ganaderos, de una u otra forma", de los que una cuarta parte aproximadamente cotizan como autónomos a la Seguridad Social, y que en conjunto contratan a unos 40.000 trabajadores asalariados cada año.

Por lo tanto, ha hecho hincapié en la necesidad de "garantizar los derechos de todos estos trabajadores desde todas las perspectivas", para lo que se cuenta con la ayuda de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, aunque ha destacado que "nuestros agricultores y ganaderos cumplen la normativa legal para contratar a los asalariados". 

CONVENIO COLECTIVO REGIONAL DEL CAMPO

Por otra parte, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha abogado por la necesidad de que haya un convenio colectivo del campo de ámbito regional, que establezca las mismas condiciones en las cinco provincias de Castilla-La Mancha.

Martínez Arroyo ha dicho que así lo ha expuesto en la reunión de la Comisión de Coordinación de Flujos Migratorios Laborales, ya que en su opinión, es importante "acometer en la relación contractual entre empleados y empleadores en el sector agrario de Castilla-La Mancha".

A preguntas de los periodistas, el consejero se ha mostrado partidario de poner en marcha "de una vez por todas" un convenio regional en el campo y ha considerado que "ha pasado ya el momento de hacer convenios provinciales".

"Empleadores y empleados se merecen que el convenio tenga las mismas condiciones, para hacer lo mismo, en las distintas provincias de la región y que se negocie de una manera única a nivel regional", ha afirmado Martínez Arroyo.

Ha reiterado su consideración de que "es el gran avance desde el punto de vista de la relación contractual entre empleadores y empleados en el sector agrario" y, en este sentido, ha confiado en que se avance en la creación de un convenio de ámbito regional y ha comentado que "a lo mejor la vendimia es una buena oportunidad para empezar".

Martínez Arroyo está convencido de que la buena situación del sector agroalimentario en la región, "que cada vez genera más riqueza y más renta, y por lo tanto más empleo", tiene que repercutir "en todos los eslabones de la cadena productiva, empezando por aquellos que hacen posible la recogida del producto".

"Todo tiene que repercutir en mejorar la calidad de vida de las personas que nos ayudan a que seamos una potencia agroalimentaria", a lo que va a ayudar "ese convenio regional que va a garantizar derechos iguales para todos, independientemente de dónde se sitúe la explotación en la que trabajan".

Por su parte, el secretario de Administración de FICA-UGT de Castilla-La Mancha, Raúl Alguacil, ha avanzado, en la reunión de la Comisión de Coordinación de Flujos Migratorios, que tras el verano el sindicato promoverá una reunión para iniciar una mesa de negociación sobre este convenio regional.

Alguacil ha justificado la iniciativa porque tiene como finalidad "homogeneizar el sector", que no haya discriminación entre trabajadores de las diferentes provincias de Castilla-La Mancha "y hacer región", ha indicado en una nota de prensa UGT.

"Debemos apostar por un convenio regional de los trabajadores agrarios, por lo que, cuando pase el verano, vamos a tratar de convocar a las patronales para sentar las bases de un futuro sector del campo con carácter regional", ha apuntado Alguacil. 

CAMPAÑA DE LA VENDIMIA EN LA REGIÓN

En otro orden, la campaña de vendimia en Castilla-La Mancha empezará este año con unos 10 días de retraso con respecto a campañas anteriores, a consecuencia de la climatología, según cálculos de la Consejería de Agricultura, que prevé que comenzará en torno al 10 de agosto o a mediados del mes.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha dicho que salvo este pequeño retraso en el inicio, el departamento prevé que sea una campaña normal, en la que habrá un ligero aumento en la producción con respecto al año pasado, aunque estará en la media de los últimos cinco años.

A preguntas de los periodistas, Martínez Arroyo ha avanzado que probablemente la campaña, consecuencia de la climatología, se retrase alrededor de 10 días y que, si este pronóstico se cumple, hacia el 10 de agosto, aproximadamente, se empezarán a recoger las variedades más tempranas, cuando el año pasado empezaron a recogerse prácticamente el 1 de agosto.

Martínez Arroyo ha añadido que "en Castilla-La Mancha están todas las variedades del mundo, no hay ninguna otra región vitícola que sea capaz de elaborar vino de cualquier variedad como nosotros" y esto hace que desde hace unos años la vendimia empiece muy a primeros de agosto y acabe prácticamente a mediados de octubre

Pero, probablemente este año lo que va a suceder es que se va a concentrar un poco más, empezando por las variedades más tempranas, entre el 10 de agosto y mediados de mes, ha reiterado.

El cuando a la producción, Martínez Arroyo ha comentado que el pasado fue un año "excepcionalmente difícil" en producción aunque no de rentabilidad, porque fue el precio de la uva "fue muy bueno"

Esta circunstancia "ha permitido que el sector vitivinícola hoy esté mejor que el año pasado", ha apuntado el consejero, que ha destacado "llevamos una línea ascendente muy buena, independientemente de que las cosechas sean más o menos grandes, y este año lo que esperamos es un ligero aumento con respecto al pasado y situarnos en la media de los últimos cinco años".

Es decir, será una campaña normal, "aunque como siempre se verá afectada por los días que vienen, sobre todo en el mes de agosto, que es clave para saber qué producción puede haber en Castilla-La Mancha", ha puntualizado Martínez Arroyo.

En este sentido, ha señalado que espera una producción "que nos va a permitir seguir conquistando el mercado con esa apuesta que entre todos hemos hecho por la calidad con una reducción del rendimiento medio por hectárea en Castilla-La Mancha y volviendo a apostar por las variedades que demandan los consumidores, por ejemplo en la reestructuración de viñedo".

Se trata de que los viticultores reestructuren "con las variedades que al final los consumidores eligen al comprar una botella de vino, bien en la restauración o en la distribución", ha subrayado.

PARALIZACIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN DEL ATC

Por último y de otro lado, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha ha afirmado que la reunión que ha celebrado este miércoles el pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) es "otro paso más para hacer las cosas bien" en relación al almacén de residuos nucleares (ATC) de Villar de Cañas (Cuenca).

A preguntas de los periodistas, sobre esta reunión que ha celebrado el CSN para analizar el dictamen sobre la suspensión de la autorización de construcción del ATC que ha solicitado el Ministerio de Transición Ecológica, González Ramos ha dicho que "es un paso más del inicio de la decisión del Gobierno que preside Pedro Sánchez de la paralización de las obras del basurero nuclear, del almacén temporal de residuos nucleares".

Asimismo, ha dicho la reunión del pleno del CSN "lo que viene a confirmarse es que hay un mandato del Gobierno de España para que se paralice la obra, es decir es una ejecución del mandato".

En este sentido, ha señalado: "Yo vuelvo a reiterar que es paso más, positivo, para hacer las cosas bien y no hacerlas improvisadas, empezar la casa por el tejado, decidir el sitio, sin cumplir posiblemente las condiciones que debe de reunir, tanto en previsión de los futuros residuos nucleares en función a la estrategia energética del propio Gobierno como también la idoneidad o no de los propios terrenos".

Para eso se hacen las declaraciones de impacto ambiental (DIA), que en este caso no estaba hecha, ha comentado González Ramos, que ha añadido: "En definitiva se cumple lo que el Gobierno ha decidido, paralícese y hoy se tomará la decisión de algo que previamente ya se ha mandatado por el propio Gobierno de Pedro Sánchez", ha concluido. 

Comentarios