jueves 28.05.2020

CSIF pide crear un cuerpo de técnicos de prevención para bajar la siniestralidad

En Castilla-La Mancha se produjeron el pasado año más de 73 accidentes de trabajo al día
El responsable autonómico de Prevención de Riesgos Laborales de CSIF Castilla-La Mancha, Carmelo Gómez, en rueda de prensa
El responsable autonómico de Prevención de Riesgos Laborales de CSIF Castilla-La Mancha, Carmelo Gómez, en rueda de prensa

El sindicato CSIF ha reclamado este lunes al Gobierno de Castilla-La Mancha la creación de un cuerpo autonómico de técnicos de prevención de riesgos laborales y un aumento de la plantilla de inspectores de trabajo, para bajar la siniestralidad laboral.

El responsable autonómico de Prevención de Riesgos Laborales de CSIF Castilla-La Mancha, Carmelo Gómez, ha explicado en una rueda de prensa que ha dado en Ciudad Real que en la región hay en la actualidad 43 inspectores de trabajo y 47 subinspectores de empleo, entre ellos sólo cinco de seguridad y salud laboral.

Según Gómez, es una plantilla "totalmente insuficiente" para atender a las 128.106 empresas registradas en Castilla-La Mancha, según consta en el Directorio Central de Empresas que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De acuerdo a estos datos, cada subinspector, figura encargada de realizar las visitas a los centros de trabajo, tiene a su cargo 2.725 empresas, es decir, 7,4 al día para cada uno de estos trabajadores asociados a la Dirección Territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en Castilla-La Mancha; 10,9 si se tienen en cuenta sólo los días laborales.

Por ello, CSIF considera que para que los empresarios puedan cumplir con la normativa para garantizar la seguridad y salud de los trabajadores, reducir la siniestrabilidad laboral, mejorar la productividad y aumentar el empleo es necesaria la creación de un cuerpo de técnicos de prevención de riesgos laborales propios de la Junta de Comunidades, pues se ha demostrado que los actuales son ineficaces a tenor de los datos actuales de siniestralidad.

En Castilla-La Mancha se produjeron el pasado año 26.821 accidentes de trabajo durante la jornada laboral y en 'itinere', más de 73 al día y 2.137 más que en 2018.

La Estadística de Accidentes de Trabajo que publica el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social incluía como novedad en 2019 los accidentes sufridos por los afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), pero ello no sólo no obvia la elevada siniestralidad en la región sino que desvela incluso una mayor problemática.

En concreto, se produjeron 36 víctimas mortales: 12 en Albacete, 10 en Toledo, 9 en Ciudad Real, 3 en Guadalajara y 2 en Cuenca.

La provincia con mayor índice de siniestralidad fue Toledo, donde se registraron 8.808 accidentes, seguida de Ciudad Real (5.947), Albacete (4.797), Guadalajara (4.406) y Cuenca (2.863).

Ante estos datos, Gómez ha advertido que "no se está acertado con los actuales esfuerzos y no se puede soportar que en los últimos años se haya superado la barrera de los 24.000 accidentes anuales en los datos de asalariados, mientras que hay que irse a 2014 para bajar de los 20.000". 

Más información en vídeos 
Comentarios