lunes 21/6/21

El paro sube en 2020 en Castilla-La Mancha en 15.962 desempleados, hasta los 186.273

A nivel nacional, el paro subió en 724.532 personas en el año 2020, su mayor repunte anual desde el 2009, por la crisis de la COVID-19
La economía española se desploma un 5,2% en el primer trimestre por la COVID-19, trabajadores, paro, fábrica, industria, desempleo, empleados,
El paro sube en 2020 en Castilla-La Mancha en 15.962 desempleados, hasta los 186.273

El paro subió en Castilla-La Mancha en el año 2020 de pandemia en 15.962 personas (9,37 %), y, en particular, se incrementó en 3.621 personas (1,98 %) en diciembre respecto al mes de noviembre, lo que sitúa el número de desempleados en la región al terminar el ejercicio en 186.273.

Por contra, la Seguridad Social sumó en Castilla-La Mancha 3.863 afiliados (0,54 %) al terminar diciembre respecto al año anterior y finalizó 2020 con un total de 717.899 cotizantes, mientras que la tasa de incremento respecto a noviembre de 2020 fue de 0,41% (2.896 cotizantes).

Castilla-La Mancha, con un 0,54 %, y Murcia, que sumó un 0,38 % de afiliados en el año, son las comunidades que registraron tasas positivas en términos interanuales, ya que las demás perdieron afiliados, de acuerdo con los datos publicados este martes por los Ministerios de Trabajo y de Seguridad Social.

En el conjunto de España, la pandemia de covid-19 ha roto seis años consecutivos de crecimiento del empleo, con una pérdida de 360.105 afiliados medios a la Seguridad Social que deja el saldo total de ocupados en 2020 en 19.048.433 personas, el 1,86 % menos que un año antes y la primera caída anual desde 2013.

El paro registrado en los servicios públicos de empleo subió por primera vez en 2020 tras siete años consecutivos de descenso, con 754.532 registrados más en el desempleo, lo que eleva el saldo total a 3.888.137 personas.

En Castilla-La Mancha, al término del año se encontraban en expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) un total de 13.870 trabajadores, 7.495 mujeres y 6.373 hombres.

En cuanto al desempleo, por provincias de Castilla-La Mancha, el paro subió en Albacete en 2.177 personas (6,41 %) respecto a finales de 2019, y en 793 (2,24 %) comparado con noviembre de 2020, lo que arroja un total de desempleados de 36.150 al terminar el año.

En Ciudad Real, el año ha terminado con 50.376 desempleados, que supone 737 (1,48 %) más que en el mes de noviembre y 2.488 (5,20 %) más que al cerrar diciembre de 2019.

Asimismo, en Cuenca el ejercicio cerró con 14.017 desempleados, que son 285 más (2,08 %) que en el mes de noviembre y 1.589 más (12,79 %) que a finales de 2019.

En la provincia de Guadalajara el número de parados al terminar 2020 era un 21,22 % más alto que un año antes (3.183 personas) y en diciembre aumentó el desempleo en 505 (2,86 ) hasta situar el número total en 18.181 personas.

Y en Toledo el año ha terminado con 67.549 desempleados, que supone 6.525 más que un año antes (10,69 %) y 1.301 más que al cerrar el mes de noviembre (1,96 %).

El paro de diciembre descendió en el sector de la agricultura, que contabilizó 609 desempleados menos, y aumentó en los demás, en industria en 732 personas, en construcción en 1.297, en servicios en 2.015 y en el colectivo sin empleo anterior en 186 desempleados.

De los 186.273 desempleados que registra Castilla-La Mancha al terminar el año 2020, 117.409 son mujeres y 68.864 hombres, y, además, 17.397 tienen menos de 25 años, de los cuales 8.414 son hombres y 8.983 mujeres.

En el mes de diciembre se firmaron en la región 61.334 contratos, que son 6.551 menos que en el mes de noviembre y 8.709 menos que un año antes.

Del total de contratos firmados, solamente 3.941 fueron indefinidos y 57.393 temporales.

LA COMUNIDAD QUE MÁS EMPLEO CREA

Tras conocerse las cifras, el Ejecutivo autonómico ha asegurado que los datos del paro del mes de diciembre "no son positivos" por el impacto de la covid-19, pero ha añadido que "hay síntomas positivos" que hacen tener "confianza" en la recuperación, ya que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma que más empleo ha creado en el último año, con una subida de la afiliación del 0,54 %.

La viceconsejera de Empleo, Nuria Chust, ha analizado en rueda de prensa las cifras del paro publicadas este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, y ha afirmado que los datos de diciembre "no son positivos" ni en la región ni en el conjunto nacional y ponen de manifiesto el impacto de la covid-19; si bien, ha incidido en que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a continuar trabajando para tratar de minimizar las consecuencias.

Asimismo, ha agregado que "hay síntomas positivos", como el hecho de que Castilla-La Mancha sea la comunidad autónoma que mejor ha soportado los efectos de la crisis sanitaria en el empleo.

En este sentido, ha explicado que el incremento interanual del paro en la región se sitúa más de 13,5 puntos por debajo del conjunto del Estado, además de ser la comunidad autónoma que más puestos de trabajo ha creado en el último año, con una subida de la afiliación del 0,54 %, mientras que en el conjunto nacional se observa una disminución del 1,86 %.

A su juicio, son cifras que, "dentro de una foto que no es favorable, han de animarnos a continuar trabajando para apoyar la recuperación", a través de iniciativas como las que se han ido poniendo en marcha en el marco del Plan de Medidas Extraordinarias firmado con los agentes sociales.

La viceconsejera ha detallado que el desempleo en diciembre subió en ambos sexos y ha hecho hincapié en que la crisis sanitaria devuelve "la estacionalidad negativa", después de que desde 2012 cambiara la tendencia gracias al impulso de sectores como la logística.

También ha resaltado que el paro se ha incrementado en todas las franjas de edad, especialmente a partir de los 35 años, con una subida generalizada de más del 2 % y ha señalado que ha aumentado en todos los sectores de actividad, salvo en agricultura, donde se ha producido un descenso del 4,1 %.

Con respecto al mes de diciembre de 2019, la variación interanual es del 9,37 %, es decir, hay 15.962 personas paradas más, lo que, como ha apuntado Chust, "rompe la tendencia a la baja en la variación interanual del paro" registrado desde abril.

No obstante, en comparación con el conjunto del país, ha precisado que Castilla-La Mancha vuelve a ser comunidad autónoma en la que menos ha aumentado el desempleo respecto al mismo mes del año anterior, seguida de Extremadura y País Vasco.

Por su parte, la afiliación a la Seguridad Social en Castilla-La Mancha en el mes de diciembre ha subido en 2.896 personas (0,41 %), con lo que la región cuenta con 717.899 afiliados, mientras que a nivel nacional ha aumentado un 0,14 %.

En términos interanuales, la afiliación también ha crecido un 0,54 %, 3.863 personas, y a nivel nacional ha disminuido en un 1,86 %.

En este punto, la viceconsejera ha subrayado que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma en la que más se ha incrementado el número de afiliados respecto a diciembre de 2019.

Respecto a los trabajadores autónomos, ha dicho que la afiliación se mantiene "prácticamente estable" y que se sitúa en 148.830 personas, con un "ligero descenso" del 0,23 % (348 autónomos) en términos interanuales.

Y en cuanto a las prestaciones por desempleo, ha matizado que la cobertura ha sido del 55,71 % en Castilla-La Mancha, lo que ha conllevado un aumento interanual del 0,25 %, con un total de 94.724 beneficiarios. 

MALOS DATOS MARCADOS POR LA PRECARIEDAD

Por su parte, el sindicato CCOO de Castilla-La Mancha ha calificado de "malos" los datos del paro registrados en la región en el año 2020, unos datos que "siguen la senda de la precariedad" que han marcado el empleo y a los que se ha sumado los efectos negativos de la pandemia.

En comunicado de prensa, la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO Castilla-La Mancha, María Ángeles Castellanos, ha analizado los datos del desempleo y en su opinión, el perfil de empleo de Castilla-La Mancha está "muy marcado por la precariedad", y ha señalado que todo lo acontecido en 2020 no ha contribuido a cambiarlo, por lo que se ha referido a un "momento de crisis" que requiere cambios, y ha indicado que se trata de "una oportunidad para el empleo de calidad", el cual debe ser un elemento "irrenunciable de cara al futuro".

"En la disputa constante de la riqueza, no pueden seguir perdiendo quienes, con su trabajo, están generando esta riqueza aún en tiempos de crisis", ha exigido Castellanos, que ha asegurado que "reforzar el empleo y sus condiciones es una garantía para avanzar hacia un futuro sostenible y sólido".

El sindicato ha estimado que en Castilla-La Mancha el impacto en el desempleo de la pandemia alcanza las 20.000 personas, de manera que ha definido este 2020 como "un año difícil, también para el empleo".

ES NECESARIO PRORROGAR LOS ERTE

De su lado, el sindicato UGT ha valorado de forma negativa los datos del paro en Castilla-La Mancha conocidos este martes y ha pedido la prórroga de los ERTEs y, además, derogar la reforma laboral de 2012.

En nota de prensa, el sindicato ha explicado que la crisis sanitaria y la repercusión que está teniendo en la economía ha vuelto a tener su reflejo en los datos del paro relativos al mes de diciembre en Castilla-La Mancha.

Asimismo, ha subrayado que "no puede haber recuperación si no hay unas garantías de protección de la salud de los ciudadanos" por lo que es "fundamental" incrementar el ritmo de vacunación y poner para ello los medios necesarios.

Raúl Alguacil, miembro de la Gestora de UGT Castilla-La Mancha, ha explicado que aunque la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado representa un primer paso para avanzar en la senda del crecimiento del empleo "no hay que olvidar la necesidad de que aumente el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ya que su congelación es injusta para aquellos que menos ganan".

REFORZAR LOS SERVICIOS PÚBLICOS

También ha valorado los datos el sindicato CSIF, que ha pedido reforzar los servicios públicos para contener la pandemia y reactivar el mercado laboral y ha reclamado, asimismo, acelerar el proceso de vacunación en la comunidad autónoma con la intención de controlar los contagios.

En un comunicado, el CSIF ha señalado que en este pasado mes de diciembre Castilla-La Mancha se ha convertido en la cuarta comunidad con mayor pérdida de puestos de trabajo.

Ha explicado que la agricultura, con la campaña de cosecha de aceituna, ha mitigado el impacto negativo que se ha producido en todos los sectores, pero también ha incidido en que el paro sube en todas las provincias, que el desempleo femenino representa el 63 por ciento y que la contratación temporal se situaba en el 93,5 por ciento.

Para el sindicato, este año acaba "con las mismas carencias de siempre: precariedad con contratos de corta duración y estacionalidad con excesiva dependencia a procesos primarios que provocan acentuadas subidas y bajadas en la empleabilidad".

En su opinión, la recuperación pasa por controlar la pandemia de coronavirus, y para ello es preciso acelerar el proceso de vacunación y aumentar al máximo el número de profesionales de ámbito sanitario para hacer frente a la creciente presión asistencial.

En este sentido, CSIF ha lamentado que en Castilla-La Mancha sólo se hayan administrado hasta el momento 1.983 vacunas de las 35.550 recibidas, según datos que ha citado del Ministerio de Sanidad.

DAR CERTEZA A EMPRESAS Y TRABAJADORES

Por último, la patronal castellano-manchega Cecam ha urgido a dar "certeza y confianza" a las empresas y a los trabajadores mediante la continuidad de medidas de protección como los ERTE y el cese de actividad de los autónomos.

En un comunicado, la Cecam se ha referido a los datos del desempleo en diciembre, y ha señalado que tanto los resultados del desempleo correspondientes al mes de diciembre como la evolución a lo largo de todo el año 2020 "evidencian la alarmante situación que atraviesa el mercado laboral y, de forma especial, algunos sectores de actividad, sin que se hayan notado en esta ocasión los tradicionales efectos positivos de la campaña navideña, como si ha ocurrido otros años".

De hecho, el paro sube en todos los sectores de actividad a excepción del sector de agricultura y de las 3.621 personas desempleadas más registradas en diciembre 2.015 pertenecen al sector servicios, que está siendo "fuertemente afectado por las diversas medidas de restricción".

A estos datos hay que añadir los más de 13.000 trabajadores que se encuentran actualmente en ERTE en Castilla-La Mancha, ha señalado la Cecam, que ha mostrado su preocupación por "la incertidumbre y la falta de medidas claras y contundentes por parte de la Administración del Estado que contribuyan a paliar la destrucción del tejido productivo y del empleo".

En este sentido, ha urgido a "dar certeza y confianza a las empresas y a las personas trabajadoras mediante la continuidad de medidas de protección y acompañamiento, como los ERTE y el cese de actividad de los autónomos, acordados con los interlocutores sociales, adaptándolas en plazos y condiciones y simplificando los procedimientos".

Comentarios