jueves 25/2/21

Sindicatos denuncian la “animadversión” de la Junta al teletrabajo en la Administración

Y que no se aplique esta medida como medio para reducir la incidencia del virus y garantizar la prevención de riesgos laborales del personal
Convocan 93 cursos de formación para empleados públicos de Administración General
Sindicatos denuncian la “animadversión” de la Junta al teletrabajo en la Administración

Los sindicatos de la función pública de la Junta de Comunidades (CCOO, CSIF, STAS CLM y UGT) han denunciado la “animadversión” del Gobierno regional al teletrabajo en la Administración Pública y que no se aplique esta medida como medio para reducir la incidencia del virus y garantizar la prevención de riesgos laborales del personal.

En una nota de prensa conjunta, las diferentes organizaciones sindicales han recordado que en la última semana se han notificado 2.626 muertes por coronavirus en España y la incidencia acumulada en Castilla-La Mancha asciende a 1.247 casos por cien mil habitantes en los últimos 14 días, 359 más que la tasa nacional.

Han añadido que, ante esta incidencia, la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud aconseja “acudir al trabajo de manera excepcional, para actividades o reuniones precisas, siempre que se mantengan las medidas de distanciamiento físico e higiene y prevención”, “recomendación ignorada por el Gobierno regional”, han apuntado.

Y han lamentado que esta situación de “extrema peligrosidad” no haya resultado suficiente para que el Ejecutivo presidido por Emiliano García-Page tome “medidas eficaces” para proteger la salud de las 16.000 personas que forman parte del personal público, y más teniendo en cuenta que el laboral es el segundo ámbito regional donde se producen más brotes de coronavirus.

CCOO, CSIF, STAS CLM y UGT han incidido en que la evidencia científica ya ha demostrado que son los aerosoles el principal medio de contagio de la covid-19 y que la distancia de dos metros en espacios cerrados es “insuficiente”, a pesar de lo cual, todo el personal público tiene que continuar acudiendo a sus centros de trabajo, donde ni siquiera existen dispositivos que midan la calidad del aire (CO2).

Los sindicatos han señalado que el 18 de enero García-Page anunciaba una serie de “estrictas medidas” para hacer frente a esta tercera ola y la población castellanomanchega ha asumido durante estos días “un importante esfuerzo” para vencer al virus.

Sin embargo, han denunciado que el Gobierno regional “no asume el mismo esfuerzo en la prevención de contagios del personal público” y han remarcado que “en su mano está implantar el teletrabajo para evitar nuevos brotes y contagios”, una solución que han considerado “relativamente sencilla, con un coste económico muy modesto y que se puede poner en marcha de forma rápida”, como ha ocurrido con la borrasca ‘Filomena’.

Para las organizaciones sindicales, esta “animadversión” de la Junta hacia el teletrabajo también se refleja en la “continua negación” de las solicitudes del personal desde que en julio exigiera el informe vinculante de la Dirección General de Función Pública.

También los sindicatos han afirmado que llevan meses solicitando que se empiece a negociar el nuevo decreto de teletrabajo, cuyo plazo de publicación está a punto de expirar. 

Comentarios