lunes 8/3/21

El Senado aprueba de forma definitiva el primer Presupuesto del Gobierno de coalición

Los Presupuestos de 2021 entrarán en vigor el 1 de enero -es la primera vez que se aprueba un Presupuesto en tiempo y forma desde el de 2016- para sustituir las cuentas de 2018, las más longevas de la historia, aprobadas en el primer Gobierno de Sánchez pero que habían sido elaboradas por el Ejecutivo del PP
La vicepresidenta Nadia Calviño y la ministra María Jesús Montero aplauden tras la aprobación - EFE/David Fernández
La vicepresidenta Nadia Calviño y la ministra María Jesús Montero aplauden tras la aprobación - EFE/David Fernández

El Pleno del Senado ha aprobado este martes de forma definitiva los Presupuestos Generales del Estado de 2021, las primeras cuentas del Gobierno de coalición que pretenden ser una guía para una política económica marcada por la crisis y la gestión de los fondos europeos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que "España tiene por fin los Presupuestos que necesita: las cuentas más sociales de la historia para superar la peor crisis en un siglo" mientras que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que ha recibido una larga ovación en el Pleno, ha celebrado que "España va a iniciar el año con nuevas cuentas" avaladas por "el mayor apoyo político" de la democracia.

El Pleno ha aprobado el texto del Presupuesto con 145 votos a favor, 118 en contra y 2 abstenciones sin incluir ninguna de las más de 3.500 enmiendas registradas en la Cámara Alta, por lo que quedan aprobadas definitivamente sin necesidad de volver al Congreso.

Se pone así fin a una tramitación acelerada, de menos de dos meses -el proyecto se aprobó en Consejo de Ministros el 27 de octubre y se presentó en el Congreso al día siguiente-, en la que ha recabado el apoyo de catorce formaciones, entre ellas PNV, ERC, Bildu, PDeCAT, Compromís, Más País, Nueva Canarias, Teruel Existe, Partido Regionalista Cántabro, Partido Aragonés o la Agrupación Socialista Gomera.

Los Presupuestos de 2021 entrarán en vigor el 1 de enero -es la primera vez que se aprueba un Presupuesto en tiempo y forma desde el de 2016- para sustituir las cuentas de 2018, las más longevas de la historia, aprobadas en el primer Gobierno de Sánchez pero que habían sido elaboradas por el Ejecutivo del PP.

Con estas cuentas, el Gobierno pretende hacer frente a las consecuencias de la crisis derivada de la pandemia y articular la primera anualidad de los fondos europeos, ya que prevé el adelanto de 27.000 millones para poner en marcha cuanto antes los proyectos.

También incorpora una serie de medidas sociales -subida de pensiones y sueldo de los funcionarios, ampliación del permiso de paternidad o más fondos para sanidad- y tributarias -subida del IRPF para rentas altas o del IVA para bebidas azucaradas, aunque finalmente no del diésel-.

La última jornada de debate, en la que se han debatido las enmiendas parciales, ha estado protagonizada por las críticas hacia la celeridad de la tramitación en el Senado, donde no se ha incorporado ninguna enmienda, procedentes tanto de los grupos de la oposición como de los propios socios del Gobierno.

Los partidos de Gobierno han defendido las cuentas, el senador socialista Ander Gil porque "atienden las principales necesidades" del país, como transformar la economía o reforzar el Estado del bienestar, y la senadora de En Comú Podem Sara Vilà porque son unos presupuestos expansivos con medidas sociales.

Entre sus apoyos, la senadora del PNV María Dolores Etxano Varela ha subrayado que era "imprescindible" contar con un Presupuesto, mientras desde ERC Mirella Cortès ha instado al Gobierno a poner "fin a la represión" en Cataluña y desde EH Bildu, Gorka Elejabarrieta ha defendido la necesidad de avanzar en la democratización del Estado con la defensa de la plurinacionalidad.

Tras estas intervenciones, el senador del PP José Vicente Marí ha afeado que el PSOE "calle" y "agache la cabeza" frente a unos socios que buscan "otras cosas" diferentes al bienestar del país, al tiempo que ha afirmado que los Presupuestos no son creíbles.

La senadora Ruth Goñi (Ciudadanos) ha rechazado los Presupuestos porque "no son realistas", no apoyan a las pymes ni al turismo y no apuestan por la innovación, mientras desde Vox Jacobo González-Robatto ha cargado contra las subidas de impuestos.

ASÍ QUEDAN LOS PRESUPUESTOS

Los Presupuestos Generales del Estado de 2021 entrarán en vigor el 1 de enero tras una tramitación acelerada, que ha durado menos de tres meses, y tras superar 7 enmiendas a la totalidad en el Congreso y otros 5 vetos generales en el Senado.

Estas son algunas de sus características clave.

- Los Presupuestos de 2021 sustituyen a las cuentas de 2018, que han sido las más longevas de la democracia con dos prórrogas.

- El presupuesto consolidado (Estado, la Seguridad Social, los organismos autónomos y el resto de organismos) destina a políticas de gasto 412.087 millones de euros, excluyendo fondos de financiación territoriales y dotaciones adicionales por COVID-19.

- El techo de gasto de gasto del Estado se sitúa en 194.456 millones, el más elevado de la Historia.

- El Estado anticipará 26.634 millones de los fondos de recuperación europeos.

- La mayor partida de gasto consolidado son los 163.297 millones para pensiones, 3,2 % más.

- Las pensiones contributivas suben el 0,9 % y las no contributivas el 1,8 %, mientras el salario de los funcionarios aumentará el 0,9 %.

- El permiso de paternidad se amplía de 12 a 16 semanas.

- La recaudación por impuestos alcanzará los 222.107 millones, el 13 % más.

- Se incrementa en dos puntos el tipo del IRPF para rentas de trabajo superiores a 300.000 euros y en tres puntos para rentas del capital superiores a 200.000 euros.

- La reducción máxima en el IRPF por aportaciones a planes de pensiones baja de 8.000 a 2.000 euros en los individuales y sube de 8.000 a 10.000 euros en los de empresa.

- Se incrementa en un punto el tipo máximo del impuesto de patrimonio para las fortunas de más de 10 millones de euros.

- En el impuesto de sociedades se limita la exención de tributación de dividendos y plusvalías de filiales al 95 %.

- El impuesto sobre las primas de seguros se incrementa del 6 % al 8 %.

- Las bebidas azucaradas y edulcoradas pasan del IVA reducido (10 %) al general (21 %) pero no subirá el IVA de las bebidas lácteas.

- Finalmente el presupuesto no contemplará la subida fiscal del diésel.

- En 2021 se congelará el sueldo de los miembros del Gobierno.

- Se implantará la tarjeta sanitaria única; única enmienda aceptada de Ciudadanos.

- Se amplía la moratoria del pago de cotizaciones de los autónomos hasta marzo de 2021.

- Aumento de la dotación para el sistema autonómico de dependencia, que se establece en 566,39 millones de euros.

- Se contemplan 600 millones para financiar programas de empleo y de formación profesional vinculadas tanto a la educación infantil, secundaria o para mejorar la empleabilidad en personas con discapacidad, así como para impulsar el empleo en el tejido industrial en Cataluña.

- 50 millones para un plan Renove de máquina herramienta.

- 20 millones para el desarrollo de nuevas y ampliadas competencias para que los Ayuntamientos puedan implementar el pacto de Estado contra la violencia de género.

- A través de enmiendas procedentes de ERC, PNV, Bildu, Más País, Compromís, PDeCAT, Teruel Existe, Nueva Canarias, PRC y JxCAT, los Presupuestos incluyen dotaciones millonarias para la construcción del AVE Mediterráneo-Cantabria (433 millones), para el Corredor Mediterráneo (367), para el Aeropuerto de Alicante-Elche Miguel Hernández (65) o para mejorar líneas ferroviarias en Euskadi, Alicante y Madrid.

- También se destinarán 67 millones para el sector aeronáutico vasco o 3 millones para poner en marcha un plan de reactivación económica en los Pirineos Orientales.

- Otros 100 millones para ejecutar carreteras pendientes en Canarias, así como 10 millones al archipiélago canario para extender la banda ancha, para becas, formación profesional para el empleo o para la conservación de variedades agrícolas y razas ganaderas locales, entre otras áreas.

- En el marco de la negociación presupuestaria, se han alcanzado acuerdos para poner fin al control financiero que mantenía el Ministerio de Hacienda sobre la Generalitat de Cataluña y para analizar la armonización del impuesto de patrimonio.

Comentarios