miércoles 3/3/21

El empleo se resiente por la covid con 2.300 ocupados menos y 9.400 parados más en CLM

A nivel nacional, el paro sube en 527.900 personas en el año 2020 y se destruyen 622.600 empleos, peores datos desde el año 2012
Castilla-La Mancha cerró 2020 con 9.400 parados más, hasta los 173.000 y una tasa del 17,39%, hostelería, terraza, paro, desempleo, camarero, hosteleros, EPA, restricciones, trabajador, trabajo, empleo, 
Castilla-La Mancha cerró 2020 con 9.400 parados más, hasta los 173.000 y una tasa del 17,39%

Castilla-La Mancha cerró el año 2020, en el que se declaró la pandemia de coronavirus, con un aumento de 9.400 parados, el 5,74 % más que el año anterior, y alcanzó la cifra de 173.000 desempleados, lo que representa una tasa de paro del 17,39 % de la población activa.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA) que publica este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), con respecto al trimestre anterior, sin embargo, entre octubre y diciembre de 2020 el paro bajó en 6.500 personas (-3,64 %) en Castilla-La Mancha.

La ocupación en el año 2020 también descendió en Castilla-La Mancha en 2.300 trabajadores (-0,28 %) en comparación con el año 2019, mientras que respecto al trimestre anterior -los meses de julio, agosto y septiembre- aumentó el número de ocupados en 22.300 (2,79 %) entre octubre y diciembre.

La tasa de actividad se situó en el 58,59 % de la población activa, lo que hace un total de 821.900 ocupados al cierre de 2020.

En España, el comportamiento ha sido similar y así, el impacto de la pandemia de la covid-19 en el mercado laboral en 2020 supuso la destrucción de 622.600 empleos y elevó 2,35 puntos la tasa de paro, hasta el 16,1 %, con 527.900 desempleados más.

De igual modo, en el cuarto trimestre la evolución fue favorable respecto al tercero, con 167.400 ocupados más, hasta los 19,34 millones, y 3.100 parados menos, hasta los 3.719.800.

En cuanto a la población activa en Castilla-La Mancha, en 2020 se contabilizaron 7.100 más (0,72 %) respecto al año anterior, en tanto que comparado con el trimestre veraniego, se registraron 15.800 más (1,61 %).

Y también subió la población de 16 años y más: 10.700 más que el año 2019 y 3.700 más que los tres meses precedentes.

Por sexo, en Castilla-La Mancha el INE contabilizó 487.100 hombres ocupados, 68.300 parados, esto es, una tasa de actividad del 65,28 % y de paro del 12,30 %.

Frente a ello, la tasa de paro en mujeres es de casi el doble, el 23,83 % con 104.700 mujeres desempleadas; y 334.800 ocupadas, el 51,87 %.

Por provincias, en Albacete el año pasado acabó con 33.500 parados y una tasa de paro del 17,44 %. De ellos, 11.800 eran hombres y 21.700 mujeres. En cuanto a los ocupados, la provincia finalizó el año con 158.600 ocupados, de los que 91.900 son hombres y 66.700 mujeres.

En la provincia de Ciudad Real se registraron 39.300 parados al término del año y una tasa de desempleo del 17,49 %. Por sexos, hay 15.300 hombres parados y 24.00 desempleadas. En cuanto a la ocupación, el año ha terminado con 185.500 personas trabajando, de las que 111.800 son hombres y 73.600 son mujeres.

En Cuenca, la cifra de parados al término de 2020 fue de 11.800 personas, y la tasa de paro del 12,73 %. De los desempleados, 5.600 son hombres y 6.200 mujeres. Este ejercicio se ha cerrado con 80.900 ocupados, 49.400 hombres y 31.500 mujeres.

La provincia de Guadalajara ha concluido el pasado año con 18.900 desempleados y una tasa de paro del 13,69 %. De ellos, 8.500 han sido hombres y 10.400 mujeres. Respecto a la ocupación, se han registrado 116.200 ocupados, 66.100 hombres y 50.100 mujeres.

Por último, en la provincia de Toledo, el 2020 se ha cerrado con 69.500 parados, y una tasa de paro del 19,85 por ciento. De los desempleados, 27.100 son hombres y 42.400 mujeres. En la provincia se han registrado al término del año pasado 280.800 ocupados, 167.900 hombres y 112.900 mujeres.

Por regiones, casi todas las comunidades autónomas disminuyeron su ocupación, y fueron Cataluña (137.600 ocupados menos), Canarias (112.800) y Madrid (107.100) las que reflejaron la mayores bajadas; en tanto que aumentaron el empleo durante 2020 Extremadura (5.500 más), Murcia (2.100) y La Rioja (400).

LA COVID-19 AFECTA MENOS A CLM

Tras conocerse los datos, la consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ha señalado que los efectos del coronavirus se reflejan en el empleo ya que, en términos interanuales, en 2020 subió el paro y bajó la ocupación aunque, como dato esperanzador, ha destacado que el paro subió menos en Castilla-La Mancha que en España, así como el descenso del desempleo juvenil que se sitúa por debajo de la media nacional.

En una rueda de prensa al término de un Consejo de Gobierno extraordinario, Franco se ha referido a la Encuesta de Población Activa (EPA) y ha señalado que estos datos ponen de relieve que en Castilla-La Mancha la covid está teniendo una afectación menor, puesto que en España ha subido el paro tres veces más y es la tercera comunidad autónoma en términos trimestrales en la que más sube la ocupación de todo el país.

Ha manifestado que el dato para el optimismo se puede encontrar en el paro juvenil, que se sitúa en una tasa del 36,79 %, 3,3 puntos menos que la media nacional, y "hacía mucho que no veíamos esto", lo que se ve reforzado por la subida de la población activa, y supone un mensaje de esperanza para los jóvenes, que ven su futuro incierto.

La titular de Economía se ha referido a la EPA del cuarto trimestre en relación con el trimestre anterior y ha apuntado que da un "respiro" a la situación de desempleo al registrarse un descenso de 6.500 parados, aunque ha precisado que desde marzo se vienen registrando picos por la caída de la economía debido a las restricciones de la movilidad.

El cuarto trimestre, en relación con el anterior, es un "buen escenario" con bajada del paro y subida de la ocupación y con mejores indicadores que la media nacional y una tasa de paro que disminuyó un punto, hasta el 17,39 % de la población activa, no obstante, ha reiterado que a lo largo de la pandemia se vienen dando altibajos en función de las restricciones.

Ha explicado asimismo que este mejor comportamiento que la media nacional se debe a que Castilla-La Mancha tiene una fortaleza en sectores que están amortiguando la caída como el agroalimentario.

"DERIVA DE GÉNERO"

Por su parte, el secretario regional de CCOO Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa, ha lamentado la "deriva de género" que ha experimentado el desempleo en la región y que afecta gravemente a la mujeres trabajadoras.

En un rueda de prensa virtual que ha ofrecido este jueves en Ciudad Real, donde ha mantenido un encuentro con la ejecutiva del sindicato en la provincia, De la Rosa ha mostrado su preocupación porque el año 2020 haya cerrado con un aumento del paro y ha comentado que la EPA conocida es una foto fija del último trimestre, que indica que "se sigue destruyendo empleo en España y Castilla-La Mancha y que las mujeres son las grandes perjudicadas".

"Esto nos dice que, en momentos de dificultad, las mujeres pierden el empleo o renuncian a él para atender a sus familias y sus hijos, lo que supone que el rol sigue teniendo un tinte peligrosamente machista", ha dicho.

Y ha apuntado que, en su opinión, este hecho es algo que, para una sociedad del siglo XXI, es "muy preocupante" y que se debe trabajar más en un modelo más alejado del patriarcado.

El líder de CCOO en Castilla-La Mancha también ha reflexionado que estos datos podrían ser "aún peores" si tenemos en cuenta que "hay mucha población salarial flotando en mitad de los ERTEs".

Por eso, ha comentado que esta EPA "debe ser un aviso a navegantes" para evitar que se consolide la destrucción de empleo en la región, una vez que desaparezca "el colchón de los ERTEs".

En este sentido, ha dicho que "hay que estar preparados para evitar esa triste realidad y para ver qué solución de rescate le podemos dar a las familias que se vayan a quedar sin empleo en el futuro". 

COLECTIVOS VULNERABLES

De su lado, el sindicato UGT de Castilla-La Mancha ha denunciado el "empeoramiento" de la situación de las mujeres y de los colectivos más vulnerables en el mercado de trabajo.

En un comunicado, la organización sindical ha analizado los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y, además de las mujeres, ha considerado que los jóvenes y las personas mayores de 55 años también se han visto afectados por la evolución del mercado del trabajo y los efectos de la crisis sanitaria y económica por la covid-19.

De igual forma, ha señalado que el impacto de la segunda ola del coronavirus y las restricciones ha tenido su repercusión en esta estadística, si bien ha apuntado que la campaña navideña ha logrado paliar en parte lo que habrían sido unos datos más negativos.

Sin embargo, a su juicio, a pesar de que el número de personas desempleadas es "abrumador", los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y otras medidas de protección han ayudado a frenar la tendencia negativa, por lo que el sindicato ha reclamado que continúen estos mecanismos de protección social y económica.

Por otro lado, ha agregado que el dato positivo en la EPA en Castilla-La Mancha lo marca la ocupación en relación a las cifras del anterior trimestre, mientras que en el conjunto del año 2020 la tendencia ha sido de caída, con una bajada del empleo indefinido.

Para UGT, "es el momento de aplicar medidas que recuperen los derechos laborales perdidos en los últimos años", por lo que ha instado al Gobierno de España a seguir avanzando en la "agenda social de reformas".

En este sentido, ha indicado que "cuanto antes" debe abordar la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), la derogación de la reforma de las pensiones y de las reformas laborales, además de reforzar las políticas activas de empleo y sacar adelante un plan estatal de empleo.

Según el sindicato, sin estas reformas pendientes "las inversiones proyectadas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía no llegarán nunca a quienes más lo necesitan". 

DISMINUYE EL EMPLEO EN EL SECTOR PÚBLICO

También ha valorado los datos la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), que ha lamentado que el número de trabajadores en el sector público ha descendido en Castilla-La Mancha en 5.700 personas en el último trimestre del año a pesar de las necesidades de refuerzo de las plantillas para afrontar la pandemia.

En un comunicado, CSIF ha apuntado que el balance anual de la EPA "arroja otro dato desolador", pues han denunciado que "solo hay un centenar de asalariados más del sector público respecto al último trimestre de 2019", y ha añadido que la contratación temporal ha aumentado un 3,7 por ciento en el ámbito público en 2020 en detrimento de la contratación indefinida.

El sindicato ha señalado que, Castilla-La Mancha cerró el pasado año con 47.300 empleados asociados al sector público con contrato temporal, un dato que se sitúa "muy cerca del récord histórico alcanzado en el tercer trimestre de 2020, que fue de 49.600".

CSIF ha lamentado que esta tendencia también se aprecia a nivel nacional, pues en el último trimestre del año se registraron 1.011.500 personas asalariadas con contrato temporal, 106.200 más respecto al año pasado, y la tasa de temporalidad se sitúa en el 29,9 por ciento, frente al 20,7 por ciento general.

Además, ha advertido de que las necesidades estructurales de personal en diferentes ámbitos hacen que las administraciones públicas afronten la pandemia con empleo precario y, por ello, ha considerado que es preciso abordar "el problema del exceso de la temporalidad y afrontar el déficit estructural de las plantillas que se ha puesto en evidencia durante la pandemia" en ámbitos como la Sanidad, la Educación, empleados de la Junta de Comunidades y la Administración General del Estado, tanto en el Servicio Estatal de Empleo como en la Seguridad Social, entre otros.

El sindicato ha lamentado que "ámbitos fundamentales" en la prestación de servicios que recibe la ciudadanía "dependan de un contrato temporal, con el nivel de precariedad e incertidumbre que ello implica".

LA CÍDA SERÍA MAYOR SIN LOS ERTE

Por último, la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) ha expresado su "preocupación" por los datos que arroja la EPA y ha señalado que la caída de la ocupación sería mayor sin los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

En un comunicado, el secretario general de Cecam, Félix Peinado, ha indicado el año pasado ha sido "totalmente atípico", al estar influido de forma "muy negativa" por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, a pesar de la destrucción de empleo, ha resaltado que los datos en la región son menos negativos con respecto a lo ocurrido a nivel nacional, lo cual ha achacado a la estructura productiva de esta comunidad autónoma, donde el peso del turismo es menor que en el resto del país y por el mayor peso del sector agroalimentario.

No obstante, ha puesto el acento en que Castilla-La Mancha sigue registrando un número de desempleados y una tasa de paro "muy alta" y que ocupa la cuarta posición a nivel nacional en desempleo.

Con todo, Peinado ha destacado el papel de las medidas de protección y acompañamiento como los ERTE, negociados por las organizaciones empresariales con el Gobierno de España y los sindicatos y que, a su modo de ver, suponen "un muro de contención a la grave situación actual" y evitan un mayor incremento del desempleo en el país.

Además, el secretario general de Cecam ha abogado por dar "certidumbre y claridad" a las empresas, así como por intensificar las medidas para "minimizar el enorme impacto económico que la crisis del coronavirus deja en las pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos".

Comentarios