sábado 15/5/21

Castilla-La Mancha refuerza su servicio público de empleo con la contratación de 124 técnicos

Por otra parte, un total de 5.500 empresas de la Comunidad Autónoma han solicitado ya las ayudas a autónomos y pymes por 18 millones de euros de los 60 presupuestados en total
La consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ha informado de los asuntos de su departamento abordados en el Consejo de Gobierno
La consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ha informado de los asuntos de su departamento abordados en el Consejo de Gobierno

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha dado el visto bueno a un programa de refuerzo temporal del servicio público de empleo con la contratación de 124 técnicos de orientación, formación y empleo en la Consejería de Economía, una medida que servirá para mejorar la atención de los demandantes de empleo, sobre todo de los que más dificultades tienen debido a la pandemia de coronavirus.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha comparecido en rueda de prensa tras la habitual reunión de los martes del Consejo de Gobierno, para informar de los acuerdos relacionados con su departamento.

Franco ha informado de que la incorporación de los nuevos técnicos a las oficinas del servicio público de empleo es "inminente, desde mañana", y con este aumento de la plantilla se conseguirá dar una mejor atención a los demandantes de empleo y profundizar en las tareas de intermediación con las empresas.

Castilla-La Mancha se situará, con estas contrataciones, en la media nacional de personas atendidas por los técnicos de empleo, al reducir a la mitad la ratio pasando de casi 2.000 demandantes por técnico a poco más de mil, con lo que se consigue un equilibrio al que se llevaba tiempo aspirando después de que durante los años de gobierno del PP en la región entre 2011 y 2015 el servicio público de empleo quedara reducido a "la mínima expresión", según ha dicho la consejera.

Se avanzará asimismo, ha continuado Franco, en los servicios de prospección e intermediación con las empresas, al facilitarse el cruce entre las ofertas de empleo y la demanda, y se pondrá en marcha la figura del orientador de referencia que prestará servicio sobre todo en las zonas rurales para atender las necesidades de los desempleados.

La consejera ha indicado que en la región se han realizado más de 31.000 orientaciones voluntarias en la red de oficinas de empleo públicas, adonde se han acercado demandantes de empleo que han trabajado durante un año para mejorar su empleabilidad.

En el plan de empleo "que verá la luz en los próximos meses", ha dicho Franco, se incluirá la figura de la orientación, lo que posibilitará atender una media de 10.000 personas más al año y trabajar más en las competencias profesionales para la gestión de las ofertas en los ámbitos de prospección.

Otra ventaja de la ampliación de la red pública de empleo será la de trabajar mejor el programa de retorno del talento, que hasta el momento ha posibilitado el regreso a la región de 517 personas desde se puso en marcha en 2017.

La consejera ha subrayado el papel de las oficinas de empleo durante la pandemia, para atender las demandas tanto del ámbito sociosanitario como del agrícola por la imposibilidad del traslado de temporeros debido a las restricciones de movilidad.

Con respecto a los centros sociosanitarios, ha explicado que desde las oficinas de empleo se ha dado respuesta a las demandas de trabajadores, de forma que se han recibido 1.066 vacantes, las oficinas de empleo han enviado 7.500 perfiles y se han cubierto 584 puestos de trabajo.

En el ámbito agrícola, se han ofertado 1.813 trabajos, se han remitido 2.700 perfiles y se han cubierto 1.300 puestos de trabajo. 

AYUDAS A PYMES Y AUTÓNOMOS

Por otra parte, alrededor de 5.500 autónomos y pequeñas y medianas empresas (pymes) han solicitado las ayudas convocadas por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, hasta este martes por un importe de 18 millones de euros, lo que representa un tercio del total de 60 millones de euros que se han puesto sobre la mesa en esta convocatoria.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha respondido a preguntas de los periodistas sobre la línea de ayudas abierta para pymes y autónomos afectados por la crisis del coronavirus.

Según los datos recopilados hasta este martes, ya se han recibido un tercio del total de solicitudes previstas, esto es, 5.500 por 18 millones, desde que se abrió la convocatoria a primeros de mes.

La consejera ha recordado que el plazo de solicitud está abierto hasta el 1 de marzo, por lo que ha animado a los autónomos y pymes de sectores afectados por la crisis a acogerse a estas subvenciones que, una vez cumpla el plazo, se abonarán aproximadamente en dos meses dado que en el Gobierno regional son conscientes de la necesidad de contar con estas ayudas.

De los 60 millones, 23 se destinan a autónomos sin asalariados, que percibirán 2.100 euros por persona afectada y la otra línea, dotada con 37 millones de euros, es para autónomos y pequeñas y medianas empresas con asalariados, con subvenciones de entre 4.000 hasta 10.000 euros según el número de trabajadores.

Pueden acogerse los autónomos y pymes que han sufrido más impacto por las medidas de restricción decretadas por la pandemia de covid-19, como son el turismo - hoteles, agencias de viajes y guías-, la hostelería, el ocio nocturno, además del comercio menor afectado por la falta de movilidad que ha provocado menor facturación, como también el transporte de viajeros, las actividades de ocio, culturales y deportivas o la venta ambulante y los feriantes

AYUDAS DIRECTAS

De otro lado, la consejera de Economía, Empresas y Empleo ha valorado que el Gobierno central haya enviado una batería de propuestas a la Unión Europea para dar ayudas directas a los sectores más afectados por la crisis a través de la comunidades autónomas. "Ha sido una reivindicación permanente y a pesar del esfuerzo el problema excede de la magnitud que podemos gestionar con nuestros presupuestos".

En este punto, Franco ha señalado que aunque se está centrando el debate en las ayudas directas, desde Castilla-La Mancha se ha llevado una estrategia "más amplia" desde el inicio de la crisis que, más allá de las ayudas directas, pasa por líneas de avales y de créditos blandos que se han ampliado reciéntemente.

A ello ha añadido otras ayudas que van "un poco más allá" de la situación "grave y extrema de liquidez" de los negocios y que tiene que ver con la mejora y modernización del turismo y el comercio; a lo que ha sumado la línea de apoyo al inicio de actividad de los autónomos.

"Hay que jugar un poco con el Cubo de Rubik, no solo son ayudas directas sino múltiples medidas que afectan a muchas empresas que están en diferentes fases y a muchas personas que viven con mucha inseguridad su futuro incierto en materia laboral", ha concluido.

Comentarios